Ciudades inteligentes

La electrificación de edificios y el empuje hacia sistemas integrados

Para la neutralidad de carbono, los edificios del futuro juegan un papel fundamental

Este artículo fue publicado originalmente en el blog global de Schneider Electric por Jason Dodier y Gwenaelle Avice-Huet

¿Listo para «descarbonizar» sus edificios e infraestructura?

¡El tiempo para modificar la trayectoria del cambio climático comienza con los edificios de hoy y la tecnología que necesitamos está finalmente aquí!

Todo comienza con los edificios inteligentes. Este concepto ha estado en curso durante varios años. Hasta hace poco, los avances se han centrado principalmente en la conveniencia del usuario inquilino y en los beneficios que otorgan las eficiencias de costos. Sin embargo, se acerca un nuevo capítulo en la historia de edificios inteligentes, donde estos están asumiendo nuevos roles y están impulsando nuevos modelos de negocio, a veces voluntariamente y otras veces en respuesta a la regulación.

Desde un punto de vista regulatorio, los edificios están siguiendo el camino de los automóviles y están en las primeras etapas de evolución para completar la electrificación y alejarse del gas (y los combustibles fósiles, en general). Esto representa una oportunidad significativa para impulsar la eficiencia energética y la neutralidad del carbono.

La industria automotriz ha establecido una tendencia para que los propietarios de edificios sigan su ejemplo, tanto voluntariamente como por regulaciones, una combinación potente que ayudará a agilizar y acelerar los esfuerzos de descarbonización. (Vea el proyecto de ley de Nueva York que prohíbe que nuevos edificios usen infraestructura de gas a partir de 2023).

Edificios del Futuro

Para que la electrificación de la construcción funcione, los desarrolladores tendrán que depender de tecnologías de sensores y sistemas de administración de edificios. Estos han estado ampliamente disponibles gracias a empresas como Schneider Electric, cuyo objetivo es hacer visible lo invisible en un esfuerzo por monitorear, identificar e informar sobre iniciativas de descarbonización.

Cuando la electrificación se combina con sistemas de energía renovable, como la energía geotérmica y la energía solar, podemos impulsar de manera confiable la descarbonización del suministro de energía, la electrificación del proceso y la optimización de la demanda.

El uso de pequeños sensores permitirá recopilar datos, analizar información y regular el uso de recursos tales como sistemas de iluminación y HVAC basados en parámetros definidos por el usuario, así como condiciones ambientales.

Para hacer posible la descarbonización a gran escala de los edificios, los desarrolladores tendrán que confiar en dispositivos IoT (Internet de las cosas) para una mayor funcionalidad. Esto es beneficioso de muchas maneras incluyendo:

  • Mayor eficiencia
  • Mayor calidad de vida
  • Mayor productividad
  • Mejor ahorro de energía
  • Reducción del desperdicio energético

Además, la electrificación de los edificios permite a las distintas partes interesadas, incluidos el mantenimiento y los equipos de TI, comunicarse eficazmente entre sí en segundo plano. Mediante la electrificación, los edificios inteligentes experimentarán un aumento sustancial del flujo de información, así como una reducción significativa de los costos generales.

Lo que es más importante, la infraestructura de construcción inteligente permite el uso de información que se puede utilizar en aplicaciones de ciencia de datos.

Cumpliendo los requisitos de neutralidad de carbono

Para lograr la neutralidad de carbono, un edificio inteligente debe utilizar tecnologías más nuevas que se centren en las eficiencias. Estas tecnologías incluyen:

  • Sistemas de gestión de edificios (BMS)
  • Sistemas integrados
  • Sensores miniaturizados
  • Tecnología de aprendizaje automático
  • Servicios digitales

Schneider Electric se ha comprometido a ser cero neto para 2030 y está pavimentando rápidamente el camino con numerosos proyectos, incluyendo un nuevo edificio del futuro construido, IntenCity, con sede en Grenoble, Francia, que genera 970 megavatios-hora de energía al año y utiliza 10 veces menos energía que los edificios europeos promedio.

Con la innovación en su centro, IntenCity representa la visión de Schneider Electric de la nueva era de un mundo todo digital y todo eléctrico. El edificio aprovecha 4.000 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos, dos turbinas eólicas y almacenamiento de energía en el lugar, y comparte energía con los edificios circundantes y la ciudad de Grenoble a través de una colaboración única de microgrid.

Concluyendo

Tanto las empresas como los gobiernos están avanzando rápidamente hacia la descarbonización de edificios e infraestructuras, independientemente del interés de los reguladores. Si bien el viaje puede parecer largo, hemos estado equipándonos con los más innovadores sistemas y tecnologías, para hacer de la descarbonización una hazaña hacia la que todos podemos trabajar y lograr.

Gracias a Schneider Electric, la tecnología para descarbonizar edificios está ahora ampliamente disponible. Vamos por ello.

Schneider Electric está jugando su papel en hacer que esto suceda con la combinación de energía, sistemas de administración de edificios y servicios digitales.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)