Cultura Schneider Electric

Empoderar a las personas para que autogestionen su vida laboral y familiar

¿Has pasado por alguna etapa de incertidumbre constante, o has tenido la sensación de estar siempre un paso atrás? No eres el/la único/a. Irónicamente, en la carrera por adaptarnos a los rápidos cambios de la vida, solemos pasar por alto aquello que realmente podría hacer la diferencia, nuestra propia energía. Si bien, posiblemente, sepamos que esto sucede en el plano personal, la dicotomía también existe en el nivel de las organizaciones.

Tras encuestar a 19.000 personas, en un artículo que apareció en la publicación HBR, Tony Schwartz y Christine Porath, se concluyó[1] que “las personas se sienten mejor y se desempeñan mejor y de forma más sostenible cuando ven satisfechas cuatro necesidades básicas: renovación (física); valor (emocional); enfoque (mental) y propósito (espiritual)”.

Sin embargo, aunque existe un vínculo directo entre las personas prósperas y los lugares de trabajo enfocados en la salud integral y el bienestar, solo en el 14% de las organizaciones ese enfoque es una prioridad empresarial[2]. Además, día a día las personas enfrentan una paradoja interna: cómo hacer cada vez más con menos recursos. Para mí, la combinación de ambos elementos multiplica las dificultades, y puede conducir a la pérdida de enfoque en el desempeño, seguida del agotamiento y la desmotivación.

La tentación obvia para las organizaciones consiste en invertir en programas de bienestar integral, una especie de parche. ¿Pero eso alcanza para lograr el escurridizo cambio cultural? En mi opinión, una estrategia más acertada sería intentar una transformación más fundamental que vaya al núcleo de la cuestión. En Schneider Electric estamos trabajando en eso, pero como sucede con cualquier cambio cultural, no se logra de la noche a la mañana.

La filosofía de Schneider Electric

La concepción fundamental de la transformación que buscamos en Schneider Electric empieza con una promesa como parte de nuestra propuesta de valor para el empleado (EVP): empoderar a las personas para que autogestionen su estilo de vida único familiar y laboral. ¿Por qué esto es importante y cómo funciona en la práctica?

Acercamiento inicial

Mientras concebíamos la estrategia, advertimos que modificar conductas individuales y colectivas implica un largo recorrido, por lo que los aspectos fundamentales debían abordarse primero.

Capacitación

Se identificaron la toma de conciencia y la capacitación sobre el bienestar como habilitadores vitales. Para empezar, 2000 líderes de rango máximo en Schneider Electric mostraron su compromiso participando en sesiones de capacitación sobre bienestar. Eso sirvió de catalizador al generar el tan necesario impulso. Según los números más recientes, han participado 38.000 personas en sesiones de toma de conciencia y capacitación.

Well-being Labs (Laboratorios de bienestar)

Como sugiere su nombre, estos laboratorios son esencialmente experimentos en equipo en torno de nuevos comportamientos que cambian la forma en que trabajamos a través de acciones pensadas para su multiplicación. Estamos convencidos de que las pequeñas acciones de todos los días pueden conducir a cambios culturales significativos.

Desde el momento cero, los laboratorios se anunciaron como una aventura colectiva: el diseño conjunto en miras a la implementación conjunta. Para concretar esa concepción, se lanzó una campaña de crowdsourcing global completamente novedosa con la intención de recopilar ideas capaces de hacer una diferencia en la vida de las personas.

Hoy hay más de 1000 laboratorios en funcionamiento, que abarcan actividades o temas como los siguientes: estiramiento, yoga, meditación, caminatas, zumba, siestas energizantes, eliminación de la pérdida de tiempo o eventos solidarios entre otros.

El lugar de trabajo del futuro

Estamos re-concibiendo nuestros lugares de trabajo mediante la aplicación de un conjunto de principios de diseño de manera sistemática a escala global. Llevamos a cabo la reconfiguración de cada aspecto de los lugares de trabajo, incluidos la ubicación, la accesibilidad, la arquitectura, la disposición, el diseño y el mobiliario contemplando el mejor uso de los recursos disponibles. Además de implementar en los establecimientos lo último en seguridad permanente, ponemos el foco en aumentar el bienestar, la innovación, la inclusión y el desempeño. A medida que todo esto se hace realidad, no es difícil entender por qué los lugares de trabajo son tan importantes a la hora de inspirar a las personas y posibilitar las transformaciones que buscamos.

Lograr bienestar a largo plazo

Es un hecho que a menos que se empodere en serio a las personas para que tomen decisiones sobre su estilo de vida familiar y laboral, las probabilidades de que dure el bienestar alcanzado son pocas. Para nosotros, en Schneider Electric, eso significa lo siguiente:

Flexibilidad

“La flexibilidad es personalizar”; y “el 51% de los empleados quieren opciones laborales más flexibles”[3]. Entonces, en lugar de limitarnos a permitir que las personas elijan el horario de trabajo, nos centramos en una cultura de trabajo inteligente en torno a lugares de trabajo flexibles, horarios de trabajo flexibles y ambientes de trabajo flexibles e inclusivos.

Nuevas formas de trabajar

“La capacidad cognitiva de las personas se reduce considerablemente cuando tienen el teléfono a mano, aunque esté apagado” [4]. Aunque este hecho es alarmante, plantea una contradicción difícil de sortear: el deseo de estar siempre conectado en este mundo digital sin sacrificar nuestro bienestar. En Schneider Electric, hemos desarrollado nuevas formas de trabajar contemplando esta realidad, que incluyen reuniones productivas y el uso eficaz del correo electrónico y la tecnología en general. Independientemente de posibles rituales, el mensaje es que cada persona puede hacer sus propias elecciones y expresar sus inquietudes cuando los requisitos laborales le impidan sentirse bien. Por ejemplo, yo incentivo a quienes trabajan conmigo a evitar las reuniones virtuales en horarios inconvenientes en lugar de establecer una norma global, que no sería realista ante la diversidad de zonas horarias en las que operamos.

Lo central: Cultura y liderazgo

El comportamiento de los líderes tiene máximo impacto en la creación de un ambiente en el que las personas se sientan seguras y empoderadas para llevar a cabo su actividad. La buena noticia es que para alcanzar altos niveles de desempeño no se requieren sacrificios físicos ni mentales. De hecho, sucede todo lo contrario, y los líderes deben entender que es así. Por ejemplo, cuando en Schneider Electric lanzamos la iniciativa #FreeUpYourEnergy, lo único que les pedimos a los líderes fue que empoderaran a las personas para que realizaran las tareas asignadas y que confiaran que así sería, de modo que debían resistir la tentación de micro-gestionar todo el trabajo.

Conclusión

En términos generales, el alentador feedback de los empleados y el reconocimiento externo de nuestras iniciativas indican que vamos por buen camino, pero todavía falta mucho.

Pasando al plano personal, a lo largo de los años mi propio bienestar ha sido el resultado de contar con flexibilidad para desarrollar mi trabajo, hacer elecciones que me permitan controlar mi agenda, tomarme tiempo para recuperarme cuando así lo necesito y hacer cosas que me resulten gratificantes. Si no hubiese prestado atención, me habría resultado casi imposible lidiar con las exigencias de mi trabajo, que comprende el aprendizaje permanente, la construcción del futuro de la empresa y, por supuesto, el diseño y la ejecución de estrategias junto con mi equipo para cumplir el objetivo último de liderar el mercado a través de la pasión, el compromiso y la diversión.

Por último, como no parece probable que bajen las exigencias del entorno en el corto plazo, ocupémonos de cambiar las reglas del juego en nuestra vida y en el trabajo, aplicar nuestra inteligencia y aprovechar nuestra energía al máximo.

[1] https://hbr.org/2014/06/the-power-of-meeting-your-employees-needs

[2] Estudio de Mercer sobre Tendencias globales de talento 2018: «Impulsando el crecimiento en la era humana»

[3] Estudio de Mercer sobre Tendencias globales de talento 2018: «Impulsando el crecimiento en la era humana»

[4] https://www.sciencedaily.com/releases/2017/06/170623133039.htm


One Response
  1. Marvin Mena Cortes

    Excelente rumbo para los trabajadores y clientes de parte de la Empresa Schneyder electric.adelante con más y mejores proyectos para los electricista

    Responder

Leave a Reply

  • (will not be published)