Cultura Schneider Electric

Iluminando Sonrisas: Nuestra visita al penal de Santa Marta #GivingTuesday

El pasado 10 de enero, realizamos la visita al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha, como parte del #GivingTuesday en Schneider Electric. Como tal, la cita fue en la planta de Rojo Gómez y de ahí, partimos rumbo al penal con el equipo de Fondo Unido.

Podríamos hablar de las muchas especificaciones de seguridad y de lo “complicado” que es entrar, pero simple y llanamente, es vital destacar que esa es la parte menos importante de la experiencia. Una experiencia que sin duda se queda en ti para toda la vida.

Aprendiendo de los pequeños: Una lección de vida.

Desde que llegamos al penal, fuimos conociendo a cada uno de los pequeños y a los encargados. Mediante pequeñas dinámicas y juegos, fuimos haciéndonos parte más activa de la experiencia y poco a poco fuimos conociendo a cada uno de los pequeños.

Compartir un ratito de juego con ellos fue algo simplemente inexplicable. Es impresionante la manera en la que ellos terminan dándote una lección de vida tan valiosa, una lección que jamás pensaste poder tener en otro lado.

Giving day Penal

Además, aprendimos a dejar a un lado los tabús y las ideas negativas de las vidas de los pequeños dentro, dándonos cuenta de que están muy bien cuidados y que tienen buenas vidas dentro, además de contar con gente extraordinariamente preparada para estar con ellos y cuidarlos.

Un punto muy a favor es el esfuerzo que realiza nuestro gobierno para apoyar y otorgar los recursos necesarios para que los pequeños estén viviendo en las mejores condiciones. Fue muy gratificante verlos bien y verlos vivir de la mejor manera.

Siendo “Reyes Magos”: Entrega de los regalos.

Llegó el momento esperado y nos tocó repartir los regalos que traíamos. Los dividimos por edades y nos encargamos de ir repartiendo acorde al listado que tenían dentro del penal.

Previo a esto, el subsecretario de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Hazael Ruíz, dio por iniciadas las actividades lúdicas con cada uno de los pequeños y sus madres. Así, les repartimos a 51 niños y niñas sus obsequios y, posteriormente, convivimos un poco más con ellos jugando y disfrutando de los obsequios que habían obtenido.

Giving Day

Vale la pena mencionar que, hoy en día, en el penal de Santa Martha Acatitla se atienden a mil 153 mujeres privadas de la libertad, de las cuales 49 son madres que viven con sus hijas e hijos.

Jugar con ellos, verlos felices y sobre todo, ver el agradecimiento que tuvieron con nosotros, fue sin duda una experiencia única que no podremos dejar pasar. El mejor regalo, en mi opinión, ha sido el que ellos nos han dado: Una tarde de sonrisas, diversión y de agradecimiento. Con eso nos quedamos.

Conoce más sobre las acciones que tomamos en Schneider Electric en responsabilidad social aquí.


One Response

Leave a Reply

  • (will not be published)