Data centers

3 mitos sobre la sustentabilidad y los negocios

Ante nosotros se encuentra una gran oportunidad: para la economía, para la salud de nuestras ciudades y empresas, y mucho más.

Si bien las innovaciones de la Revolución Industrial introdujeron muchas de las prácticas que ahora sabemos que contribuyen al cambio climático, las innovaciones de la revolución digital están brindando las soluciones necesarias para crear un mundo más sustentable. La dependencia de los recursos finitos creó el problema; la digitalización y los datos son la respuesta. Realmente estamos viviendo en un mundo de datos.

La revolución digital ayuda a responder a varios de los principales desafíos de sustentabilidad, lo que desvanece algunos de los mitos persistentes relacionados con la sustentabilidad y el crecimiento empresarial.

Mito n.° 1: El crecimiento empresarial implica un costo ambiental.

El crecimiento económico puede separarse del impacto ambiental. Esto requiere la adopción de modelos de negocio basados en una economía circular, que va más allá de las 3 R tradicionales (reducir, reciclar, reutilizar) para adoptar un enfoque de 5 R: reparar, reutilizar, renovar, refabricar y reciclar. Las empresas basadas en un modelo de economía circular abren nuevas vías para aumentar la eficiencia y el crecimiento. Un buen ejemplo es el fabricante de automóviles europeo Renault, cuyas piezas refabricadas ahora incluyen bombas de inyección, cajas de engranajes, inyectores y turbocompresores. Estas piezas son un 30 %-50 % más baratas que las piezas fabricadas recientemente, la instalación no envía material a los rellenos sanitarios y el proceso utiliza muchos menos recursos en comparación con la nueva producción: 80 % menos de energía, 88 % menos de agua, 92 % menos de productos químicos. [1]En un modelo de economía circular, lo que antes se consideraba como desperdicio, ahora se considera simplemente como materia prima adicional.

La digitalización hace posible un modelo de economía circular para muchas empresas a través de una mejor conexión y comunicación con los clientes. Con esto viene una trazabilidad de producto sin precedentes, de extremo a extremo, desde las materias primas hasta el reciclaje. La digitalización también potencia la optimización de los procesos de fabricación basada en datos, donde la retroalimentación y las alertas en tiempo real ayudan a reducir el desperdicio, reducir costos y ganar eficiencia. La eficiencia mejorada también proviene de los ciclos de uso extendidos que son posibles gracias a los sistemas de monitoreo conectados que funcionan con la tecnología de Internet Industrial de las Cosas (Industrial Internet of Things, IIoT). Además, la digitalización reabastece el desarrollo de nuevos servicios innovadores, ofertas de actualización, programas de devolución y más.

Mito n.° 2: La gestión de los datos de sustentabilidad sigue siendo demasiado costosa y requiere mucho tiempo.

Cualquier empresa ahora puede recurrir a la tecnología para obtener ayuda en el seguimiento, la divulgación y los informes de sustentabilidad. Las soluciones digitales ahora pueden transformar cantidades interminables de datos en información significativa y digerible para impulsar iniciativas de sustentabilidad corporativa. Sin embargo, según un estudio reciente de Schneider Electric, el 80 por ciento de las empresas está recopilando datos, aunque solo el 55 por ciento dice que tiene los dispositivos y el software necesarios para recopilar oportunidades de ahorro de energía y carbono de manera eficiente. En la fabricación, la nueva generación de software empresarial es más sofisticada y los dispositivos conectados, como los sensores, son más simples, más pequeños y, al mismo tiempo, más inteligentes. En la nube, el análisis y el aprendizaje automático trabajan en conjunto para reducir las huellas de CO2, desde el funcionamiento de la empresa hasta los procesos individuales.

El equipo de sustentabilidad de Schneider Electric trabajó con Whirlpool para definir flujos de datos clave y desplegar una plataforma de administración de energía y sustentabilidad, EcoStruxure™ Resource Advisor, para rastrear y evaluar el rendimiento de las instalaciones de la compañía en todo el mundo. Whirlpool ahora puede convertir sus esfuerzos de sustentabilidad en un valor empresarial tangible. Por ejemplo, al comprender que tenían 20 millones de libras de desechos de cartón corrugado solo en sus plantas de Ohio, anticipan ahorrar más de $ 1 millón en los próximos tres años, solo en un estado dentro de una región.

Con la implementación de tecnología inteligente y conectada, las empresas no solo pueden recopilar y gestionar datos de sustentabilidad de manera eficiente, sino que la sustentabilidad en sí misma se puede mejorar de forma activa y espectacular.

Mito n.° 3: La sustentabilidad es buena para la reputación, pero no para el crecimiento del negocio.

La sustentabilidad siempre ha sido una inversión. Pero, hoy en día, esa inversión está tanto en el futuro de las empresas como en el futuro del planeta. Esto se debe a que las tecnologías que hacen que una empresa sea más sustentable son las mismas que hacen que una empresa sea más eficiente en operaciones, más productiva, más segura y más resistente.

De acuerdo con un informe de Schneider Electric publicado recientemente, los encargados de tomar decisiones comenzaron a ver tasas notables de rendimiento en tan solo 12 meses de la implementación de la nueva tecnología. De los encuestados, se espera que el 75 % tenga la capacidad de conectar de forma inteligente personas, procesos y datos a través de dispositivos y sensores dentro del transcurso de un año.

¿La sustentabilidad corporativa tiene que ver con la reputación? Absolutamente. Pero las apuestas son ahora mucho más altas. Se trata de relaciones y responsabilidad con clientes, proveedores, accionistas, inversionistas, sociedad civil, empleados y el mundo. Cuando se trata de la sustentabilidad corporativa, las soluciones están listas y a la espera. Tenemos las herramientas y ahora debemos trabajar para aprovechar las oportunidades que tenemos ante nosotros: crear más que un mundo saludable y sustentable, pero también economías sólidas y conectadas y negocios prósperos y resistentes, preparados para el futuro.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)