Data centers

¿Cómo puede impresionar a su jefe la consolidación de su centro de datos? Adopte las 5 mejores prácticas

El panorama del centro de datos ha cambiado drásticamente en los últimos 5 a 10 años. Las empresas confían en los centros de datos en la nube para descargar aplicaciones clave; los centros de datos de colocación se utilizan para alojar equipos de TI luego de ser alojados en las instalaciones; las aplicaciones clave se están moviendo hacia el “borde” debido a problemas de ancho de banda y latencia; y los equipos de TI continúan avanzando en las capacidades de rendimiento. Agregue fusiones y adquisiciones de negocios y es probable que tenga una colección de centros de datos parcialmente utilizados en sus manos. ¿Qué significa esto? Probablemente esté escuchando discusiones sobre la necesidad de consolidar los sitios que le quedan para adaptarse a este nuevo entorno híbrido y así lograr ahorros en los costos operativos y reducir los gastos de energía. Esta es mi opinión sobre las cinco mejores prácticas que pueden ayudar a garantizar que los esfuerzos de consolidación de su centro de datos sean efectivos.

1. Tenga en claro los objetivos de consolidación de su centro de datos.
Puede parecer un punto de partida predecible, pero los objetivos del proyecto deben ser claros. Muchos proyectos de consolidación temprana se centraron en objetivos como “”cerrar el 50 % de los sitios de centros de datos”” o “”reducir la efectividad del uso de energía (PUE) promedio de su flota de 2.0 a 1.4″”, por ejemplo. Pero las métricas arbitrarias como estas pueden o no cumplir con el resultado esperado, que generalmente se centra en el ahorro de costos (energía, mantenimiento y operaciones de equipos) y la reducción de la huella de carbono.

Los objetivos de consolidación del centro de datos no solo deben ser medibles, sino también ser significativos y estar justificados. Es necesario realizar una evaluación formal de todos los sitios existentes para obtener un panorama de momentos determinados de la flota del centro de datos y las aplicaciones empresariales que admiten antes de determinar lo que espera lograr mediante la consolidación.

También es importante considerar futuras necesidades. Tal vez sea posible consolidar hasta el 50 % de sus centros de datos en la actualidad, pero si anticipa un crecimiento significativo en los requisitos de TI, puede estar teniendo poca visión de futuro. O, por el contrario, si pretende cambiar más hacia una estrategia de subcontratación, es posible que deba planificar una disminución significativa en la carga de TI.

2. Identifique su capacidad y su capacidad de densidad.
Elegir qué centro de datos se convertirá en el centro de datos de “”recepción”” en un proyecto de consolidación no puede ocurrir de manera efectiva sin tener una comprensión sólida de las capacidades de cada sitio existente, en términos de capacidad (kW), densidad (kW/rack) y capacidad de espacio (pies cuadrados o metros cuadrados).

Determinar la capacidad de kW requiere una comprensión no solo de la potencia a granel y la capacidad de enfriamiento, sino también de la distribución eléctrica y la capacidad de distribución del aire. Si tiene suficiente potencia y enfriamiento a granel, pero una distribución insuficiente, generalmente hay cambios más asequibles que pueden aumentar esa capacidad, como implementar la contención del aire o mejorar la distribución de energía a nivel de rack.

En relación a la capacidad, se encuentra el espacio disponible, el cual está vinculado a la capacidad de densidad. Cuanto mayor sea la densidad implementada, habrá más espacio disponible para el equipo de TI entrante.

Mi colega Patrick Donovan y yo escribimos un informe técnico que evalúa las capacidades en un proyecto de consolidación que trata este tema con mayor detalle.

3. Evalúe el estado de la infraestructura física del centro de datos receptor.
La capacidad de las capacidades no debe ser el único criterio al elegir el centro de datos receptor. También es importante considerar la condición del equipo. Tenga en cuenta la antigüedad de los equipos de infraestructura física como SAI, controladores de aire, etc., ya que tienen impacto de las siguientes maneras:

  • Cuando incurre en gastos para reemplazarlos;
  • El costo de energía para operarlos cada año (los sistemas más antiguos generalmente son menos eficientes);
  • El costo de mantenimiento de los sistemas (el costo del contrato puede ser mayor para los sistemas más antiguos);
  • Y la posibilidad de tiempo de inactividad.

Consulte este informe técnico sobre qué hacer con un SAI antiguo –aquí se tratan estos puntos más detalladamente.

4. No permita que las métricas conduzcan a un comportamiento incorrecto.
Realizar mejoras en un centro de datos puede dar lugar a algunas consecuencias no deseadas. Por ejemplo, la implementación de la virtualización del servidor es algo positivo y reduce la carga de TI, pero hace que el PUE empeore (ya que la carga de TI es un controlador clave de PUE). Este puede ser un punto obvio, pero aún debe hacer lo que sea posible para reducir la carga de TI, a pesar de que la métrica de PUE está empeorando. Otro ejemplo son los servidores inactivos. Retirarlos reduce su carga de TI y puede hacer que su PUE o el uso del centro de datos se vea peor; pero, al final, le ayuda a reducir su consumo de energía al desconectar las cargas que no están haciendo ningún trabajo útil.

De hecho, acabo de leer un artículo sobre cómo el programa DCOI del Gobierno federal está revisando sus métricas. Este es un gran indicador de que los proyectos de consolidación y mejora van en la dirección correcta.

Un último punto acerca de las métricas. Si no se puede medir, no se puede administrar. Es importante que existan los sistemas de medición correctos para poder rastrear una línea de base y las mejoras realizadas. Verifique esta guía para la medición del PUE.

5. Concéntrese en la carga de TI y la distribución de aire para ahorrar energía.
La carga de TI y el enfriamiento son los mayores consumidores de energía en el centro de datos, de modo que debe enfocar los proyectos de mejora ahí. Tenemos una herramienta de compensación de virtualización que demuestra cuánta energía se puede ahorrar a través de la virtualización del servidor.


La herramienta demuestra cómo las mejoras en la infraestructura física reducirán aún más el costo de electricidad. Concéntrese en cosas como agregar contención de pasillo y paneles/tiras en blanco, o modificar el tamaño del climatizador de la sala de computadoras (CRAH) (desactive los que sean innecesarios una vez que haya mejorado la distribución de aire en el espacio).

Planificar a nivel de módulo es una forma efectiva de prepararse para cargas consolidadas. Con esto me refiero a un conjunto de rack con su propia distribución eléctrica y de enfriamiento. Tiene una capacidad de densidad de potencia de rack predeterminada y una capacidad general. Se pueden agregar módulos para admitir nuevas cargas o desplazar la infraestructura existente, y enfocarse en el nivel del módulo permite que el centro de datos evolucione a lo largo del tiempo, a medida que entran nuevas cargas (potencialmente de mayor densidad) sin interrupción en los módulos existentes. Nuestro equipo también tiene un informe sobre este tema de implementación de cápsulas de alta densidad en un centro de datos de baja densidad.

Proyecto de consolidación de centro de datos listo para administrar

Espero que esto le haya brindado un buen punto de partida para su próximo proyecto de consolidación. Incluir estos temas en sus reuniones de planificación demostrará que está pensando en el proyecto de una manera integral.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)