Data centers

Reduzca el riesgo de su negocio con un Sistema de administración de energía (EPMS).

En mi última publicación, analizamos cómo el costo, la confiabilidad y la calidad de la electricidad pueden presentar riesgos significativos para su empresa si no son administrados. Ya sea que esté operando edificios comerciales, plantas de manufactura, centros de salud o centros de datos, es importante comprender que reducir los costos de electricidad es más complicado que simplemente intentar usar menos energía. La clave para optimizar sus costos de energía eléctrica es operar sus instalaciones con una comprensión clara de cómo la empresa de servicios públicos cobra por la electricidad, a modo de utilizar la electricidad de la manera correcta en el momento adecuado. También es sencillo apreciar cómo las interrupciones de energía y la mala calidad de la energía pueden tener un impacto negativo grave en sus operaciones, lo que puede implicar un costo significativo a su empresa. Por lo tanto, es bastante sorprendente que tantas empresas no inviertan en administrar estos riesgos de la misma forma que lo hacen con otros riesgos comerciales.

Para aquellas empresas que reconocen la necesidad de minimizar estos riesgos, la buena noticia es que hay formas comprobadas de administrarlos. En esta publicación, describiré cómo un Sistema de administración de energía (EPMS) está diseñado para ayudarlo a optimizar el costo, la confiabilidad y la calidad de su energía eléctrica, lo que, en última instancia, reduce la exposición al riesgo empresarial.

La administración de energía requiere herramientas especializadas.

Solo un EPMS puede abordar la naturaleza especializada de la electricidad. Un EPMS se compone de dispositivos inteligentes de monitoreo de calidad de energía y software de administración de energía diseñados específicamente para optimizar el uso y el costo de la energía. El EPMS monitorea continuamente la confiabilidad del sistema de distribución eléctrica y la calidad de la energía que se distribuye a los equipos y cargas críticas.

Los dispositivos y los software genéricos, incluidos los sistemas de gestión y automatización de procesos, no están diseñados para esto. No pueden adquirir datos clave de calidad eléctrica de los medidores de energía avanzados, como los eventos de calidad de energía con sello de tiempo de alta resolución, ni proporcionan las herramientas especializadas de visualización de software necesarias para realizar pericias sobre eventos de energía, monitoreo de cumplimiento de calidad de energía o verificación de facturas de servicios públicos. Muchas empresas afirman proporcionar soluciones integrales de administración energética, pero ¿qué tan completas son estas soluciones? La mayoría solo aborda el consumo de energía y ofrece soluciones básicas para rastrear e informar el uso de energía, pero muy pocas ofrecen formas integrales para ayudar a mitigar los riesgos asociados con la confiabilidad de la energía y el equipo, y le permiten auditar el servicio público para verificar el cumplimiento de la calidad de la energía o los errores de facturación.

Por ejemplo, si está haciendo un seguimiento de los costos de electricidad para una instalación de pintura automotriz, la instalación de lámparas de secado de alta eficiencia puede parecer una medida sensata para reducir costos. Sin embargo, esas lámparas pueden generar corrientes armónicas excesivas en el conductor neutro de su sistema de distribución de energía, lo que puede provocar fallas en el equipo, incendios y un apagado en toda la planta. No es suficiente rastrear y analizar el consumo de energía y los costos. También deben tenerse en cuenta los impactos en la calidad y la confiabilidad de la energía para determinar los impactos operativos y financieros completos de las actualizaciones importantes u otros cambios en la infraestructura o los procesos.

Es importante elegir los medidores de potencia correctos.

Para capturar y entregar los datos necesarios para garantizar un rendimiento óptimo de su sistema de distribución eléctrica y los activos conectados a este, los dispositivos de medición deben instalarse en ubicaciones clave a lo largo del sistema de distribución eléctrica.

Es importante elegir el dispositivo de medición correcto para cada punto de medición. Hay muchas opciones de todas las formas y tamaños. Además de la multiplicidad de medidores de energía eléctrica disponibles en el mercado, la mayoría de los fabricantes de interruptores de circuito también ofrecen opciones de medición integradas. Elija con cuidado, porque una vez que seleccione sus dispositivos, dependerá de estos durante muchos años. Generalmente, es demasiado molesto y costoso cambiar el equipo de medición de energía en una etapa temprana de su vida útil.

Entonces, ¿cómo elegir qué productos de medición conviene utilizar en cada ubicación? Si bien hay muchos factores a considerar, el controlador clave para la selección efectiva del medidor de potencia comienza con el software EPMS que va a usar y las aplicaciones de administración de energía que necesita y en las que desea invertir. Una vez establecido esto, el proceso de selección de productos de medición de potencia se vuelve más enfocado y efectivo. Las aplicaciones avanzadas como Power Quality Monitoring (monitoreo de calidad de energía) y Power Event Analysis (análisis de eventos eléctricos) requieren medidores de calidad de potencia avanzados, mientras que las aplicaciones básicas como Energy Usage Analysis (análisis de uso de energía) solo necesitan dispositivos de medición de electricidad básicos. Por este motivo, comience con las aplicaciones más avanzadas primero y determine dónde necesitará dispositivos avanzados de medición de calidad de energía.

Pero recuerde: las capacidades de medición son solo requisitos previos para cualquier aplicación de administración de energía, y es el software EPMS el que convierte los datos de calidad de energía en información procesable a través de herramientas especializadas de análisis y visualización. Como regla general, la mejor manera de garantizar un rendimiento rentable, confiable y consistente de un sistema EPMS es construir un sistema EPMS basado en las especificaciones de un solo proveedor. Tener una combinación de medidores de potencia de diferentes proveedores significa una implementación más desafiante y un soporte más costoso a largo plazo. Además, los datos especializados de calidad de energía a alta velocidad –como los datos de eventos de perturbación de voltaje con marca de tiempo de milisegundos o las capturas de formas de onda eléctrica trifásica– no se pueden cargar y utilizar fácilmente en diferentes plataformas de software de proveedores.

Convertir los datos en información procesable con un enfoque de aplicación

El sistema EPMS está destinado a servir tanto para los equipos de administración operativa y de las instalaciones como para los responsables de la reducción y la rendición de cuentas de la energía. Funciona como un sistema de monitoreo en tiempo real, así como un motor de análisis e informes históricos. Debe ser escalable y adaptable, y debe poder incorporar datos contextuales de otros sistemas como la automatización de procesos o los sistemas de administración de edificios. Las herramientas de visualización, análisis y generación de informes de un sistema EPMS deben ser fáciles de usar y estar diseñadas específicamente para respaldar las aplicaciones de administración de energía en lugar de tener funciones de software genéricas. Un sistema EPMS integral admite aplicaciones tales como las siguientes:

  • Monitoreo y alarma del sistema de distribución eléctrica,
  • Administración de la fuente de energía (generadores, baterías, SAI, energía solar, energía eólica, etc.)
  • Rendimiento y reporte de cumplimiento de la calidad de la energía
  • Monitoreo del factor de potencia y eficiencia energética
  • Administración de la capacidad del sistema eléctrico y del transformador
  • Administración de capacidad de los Sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI)
  • Administración de capacidad del generador
  • Prueba de energía de respaldo del generador
  • Pericias de eventos de energía para determinar la causa raíz exacta
  • Monitoreo de energía y demanda
  • Análisis y moldeado del uso de energía
  • Rendimiento y verificación de energía
  • Asignación de costos de energía
  • Verificación de facturas de servicios públicos –también conocida como «»facturación fantasma»».

Como puede ver, un sistema EPMS hace mucho más que recopilar datos de dispositivos de medición de energía. Utiliza un amplio conjunto de herramientas de visualización, análisis e informes para proporcionar información útil para una variedad de aplicaciones de administración energética. Esta información procesable, en el contexto de estas aplicaciones, es la que permite a las empresas minimizar el riesgo comercial asociado con la confiabilidad y el costo de la energía.

ROI a corto y largo plazo

¿Vale la pena invertir en un sistema EPMS? ¿Cuál es la ganancia? En primer lugar, un sistema EPMS ayudará a aumentar la conciencia sobre el uso de la energía, lo que conduce a una mejor eficiencia energética y menores facturas de servicios públicos. Sin incluir las medidas de conservación de energía (ECM), como las actualizaciones y modernizaciones de equipos, un sistema EPMS puede producir fácilmente una reducción adicional del 3 al 6 % en el gasto de energía debido a una mayor conciencia sobre el uso de la energía en los empleados, principalmente debido a que evitan desperdiciar energía. Un sistema EPMS también le permite revisar cada factura de servicios públicos en busca de errores. Hay varias causas y categorías de errores de facturación; estos ocurren regularmente y pueden ser significativos. Puede estar pagando de más sin saberlo, así que no permita que su organización pague estas facturas a ciegas sin verificarlas primero.

Además del ahorro en costos de energía, un sistema EPMS también ayuda a mejorar la eficiencia operativa al automatizar y centralizar muchas funciones de administración de energía, desde lecturas de medidores y diagnóstico de equipos hasta administración de fuentes de energía y restauración de energía. Por ejemplo, durante las actividades de mantenimiento planificadas regulares, es común interrumpir la alimentación de circuitos específicos para que el personal o los proveedores externos puedan trabajar de manera segura en el equipo. Y cuando la energía necesita ser restaurada, se utiliza el sistema EPMS para garantizar que los circuitos y el equipo asociado se conecten de manera segura y eficiente.

La conclusión es que las empresas invierten en un EPMS para minimizar el riesgo comercial asociado con las interrupciones de energía y el tiempo de inactividad no planificados debido a problemas de capacidad o problemas de calidad de energía. En instalaciones críticas como los centros de datos, hospitales, aeropuertos e instalaciones de fabricación, una pérdida de energía es más que una molestia: representa un riesgo financiero importante e incluso puede ser responsable de muertes. Para este tipo de instalaciones, un sistema EPMS no solo es un seguro de mitigación de riesgos, sino un sistema esencial para el negocio utilizado a diario por los equipos de instalaciones y operaciones para administrar las instalaciones. Pero incluso si no considera que sus operaciones comerciales dependan de energía confiable y nunca ha experimentado un tiempo de inactividad debido a un problema relacionado con la energía, el ahorro de costos de energía y los beneficios de eficiencia operacional siguen siendo una buena inversión. Si no tiene un sistema EPMS o no hace un uso intensivo de este, es probable que se esté perdiendo de algo valioso.

Para obtener más información sobre este tema, consulte nuestro informe técnico «Mitigar el riesgo con los sistemas de administración de energía«. Asegúrese también de descubrir el software Power Monitoring Expert de Schneider Electric EcoStruxure™, uno de los cimientos de nuestra solución de administración de energía.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)