Data centers

2020: el año en que preparamos el escenario para aplicaciones futuristas autónomas e inmersivas

Para el Año Nuevo, las tendencias notables dominarán los recursos en el mercado de centros de datos e impactarán en la industria, preparando el escenario para aplicaciones futuristas autónomas e inmersivas.

Para estas predicciones de 2020, nos estamos centrando en la superposición de Cloud y Telco (5G) en el Local Edge, enlos requisitos de infraestructura y demandas de energía para la construcción de la arquitectura Edge.

La nube en el Edge local.

aplicaciones local edge

La computación en la nube ha sido un poco un enigma a lo largo de los años. Hoy en día, impulsada principalmente por la era de los teléfonos inteligentes, casi todos entienden que sus imágenes viven en un gran centro de datos en la nube. Hay ciertos «puntos clave» geográficos donde estos centros de datos muy grandes se agrupan en todo el mundo.

Estos puntos clave incluyen energía de bajo costo o renovable, acceso a la fuerza laboral de TI, incentivos fiscales y, últimamente, un clima frío y propicio para el «enfriamiento gratuito».

Además, si has trasladado tus operaciones críticas de negocios a la nube y no estás satisfecho con el rendimiento de esas aplicaciones, probablemente has escuchado que la solución podría ser una «pila de nube» o «nube atada» en las instalaciones (su sitio).

Las versiones más pequeñas de estos centros de datos de hiperescala podrían aumentar la velocidad, reducir los costos y permitir a las empresas mantener los datos dentro de sus cuatro paredes, dándoles un mayor control sobre esa información.

La idea es permitir que las empresas ejecuten una infraestructura de TI similar en las instalaciones para mejorar la consistencia de su sistema de nube híbrida. El objetivo final es permitir utilizar las mismas herramientas, API, hardware y funcionalidad en sus sistemas locales para crear una experiencia de usuario híbrida consistente.

5G y Centros de Datos: Una convergencia revolucionaría.

aplicaciones 5G

La sociedad conectada actual y la proliferación de tecnología de gran ancho de banda (video, inmersión (AR / VR), háptica, etc.) requieren una arquitectura de datos local para cumplir las promesas. Sí, incluso el 5G, debe ocuparse de la física y la velocidad de la luz, desplegándose en pequeños grupos.

Piensa en una cantidad de cuatro nuevos centros de datos en la misma área de una sola torre 4G y estación base. Será un desafío tremendo primero justificar el ROI, luego encontrar ubicaciones para estos centros de datos donde, el costo de implementación, será bastante costoso y los derechos de acceso a estas ubicaciones son cuestionables.

Al mismo tiempo, los proveedores de la nube están liberando su intención de hacer pilas de nubes locales. Además, las necesidades de la aplicación y los impulsores de la nube que llegan al límite (Latencia) se superponen significativamente con las promesas que 5G hace para los usuarios móviles.

Finalmente, 5G es una tecnología diseñada por software y la intención es operar en servidores de TI estándar, por lo que es bastante posible y probablemente veremos centros de datos que brinden servicios en la nube en las instalaciones, así como también que ejecuten la aplicación 5G.

2020 es un momento emocionante para preparar el escenario para aplicaciones futuristas autónomas e inmersivas. La potencia de computación y el almacenamiento se empaquetarán de manera más efectiva y operarán de manera más eficiente en forma de edge computing.

Si bien la industria está motivada para moverse rápidamente, hay mucho en juego, ya que la escala de implementación, el uso de energía y la huella de carbono son temas de primera importancia.

Comparte con nosotros tus datos aquí y nosotros nos acercamos a ti para disipar más tus dudas.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)