Data centers

Las redes remotas son una propuesta multimillonaria ¿está tu infraestructura preparada?

Casi dos tercios de las empresas de alto crecimiento están recurriendo a acuerdos de trabajo híbridos.[1] Los empleados no son los únicos alejándose o manteniéndose fuera de los centros de población tradicionales. Los clientes también están migrando fuera de las grandes ciudades, por lo que las empresas deben aprovecharse de la nube para ofrecer aplicaciones y servicios directamente a los usuarios finales. Este año, las empresas gastarán más de $330 mil millones en redes remotas solamente para soportar estos nuevos fenómenos.[2]

Sin embargo, mientras las empresas comienzan a implementar una estrategia basada en la nube para redes remotas, la realidad para muchas sigue siendo híbrida.

Las infraestructuras híbridas son importantes por su capacidad de alimentar la experiencia del cliente moderno y un empleado experimentado. En el centro de las experiencias híbridas y modernas de los clientes se encuentra el hardware que requiere atención dedicada.

Las infraestructuras híbridas deben ser resilientes

Schneider Electric nos dio una probadita de la experiencia híbrida del cliente en acción. Antes de la pandemia, potenciales clientes viajaron a nuestras instalaciones para aprender sobre productos y ver soluciones de primera mano. Cuando las reuniones en persona desaparecieron de nuestra rutina, tuvimos que adaptarnos.

Con un host y cámaras de TV, convertimos nuestro centro ejecutivo en un estudio para reuniones virtuales. En la comodidad del «home office» u oficina en casa, potenciales clientes recibieron la misma experiencia interactiva que disfrutarían en persona.

Nuestra red local, junto con nuestra plataforma de colaboración digital basada en la nube, nos permitieron producir contenido sin latencia para reuniones de ventas. La nube nos permitió llegar a clientes distribuidos en diferentes locaciones.

El centro ejecutivo transformado es un gran éxito para nosotros. Sin embargo, antes de siquiera considerar organizar esa experiencia para nuestros clientes, tuvimos que asegurarnos de que nuestro hardware físico funcionara correctamente.

Cuatro maneras de mantener el hardware físico funcionando sin problemas

Muchas organizaciones ya han distribuido sus centros de datos para complementar su red centralizada. Las organizaciones que adoptaron infraestructuras híbridas se prepararon para el éxito a largo plazo. Ahora, deben fortificar estos sistemas para garantizar su capacidad de resiliencia.

A medida que los líderes de negocios guían a sus empresas hacia una estrategia híbrida e incluso fuera de la tecnología edge, pueden seguir cuatro buenas prácticas para garantizar la salud física de sus redes.

Revisar el entorno del centro de datos

Hacer un inventario de los equipos, su antigüedad y su funcionalidad, permitirá advertir la probabilidad de fallas futuras. Esto es especialmente importante para actualizar el equipo en centros de datos distribuidos y edge, ya que esas ubicaciones requerirán consideraciones adicionales de monitoreo y mantenimiento.

Subcontratar responsabilidades de monitoreo y mantenimiento

No es posible que las empresas cuenten con personal en cada estación de procesamiento edge o centro de datos. Estas estaciones deben monitorearse y mantenerse a pesar de sus ubicaciones más remotas o de los desafíos de personal.

Trabajar con un proveedor de servicios administrados

Es posible que el mejor interés de una organización sea dejar la gestión de la energía y la optimización de activos a los expertos. Los socios proveedores de servicios vienen equipados con soluciones específicamente diseñadas para mantener la infraestructura en funcionamiento, para que las empresas puedan concentrarse en sus competencias centrales.

Responda a las siguientes preguntas

¿Los centros de datos a hiperescala están en el lugar correcto? ¿Los centros de datos regionales están en el lugar correcto? ¿Es suficiente la red principal de datos? Por ejemplo, las líneas de transmisión de datos que salen de las torres de telefonía móvil generalmente no son suficientes para transportar el volumen de datos a los clientes que se requerirá en el futuro. Es por esto que estamos comenzando a ver más infraestructuras interconectadas (torres que se unen con el rendimiento del internet).

La salud del centro de datos debe estar en el centro de cualquier estrategia híbrida

Una estrategia híbrida es una forma de vida; y es probable que esto no sea una novedad para muchos. Lo que puede sorprender son los pasos que las empresas deberán tomar para asegurar su infraestructura física en un futuro híbrido. Los titulares y las recomendaciones se centran en que seleccionar al proveedor de servicios en la nube o la herramienta de implementación de aplicaciones adecuadas, la «transformación digital» y la «migración a la nube» ganen gran parte de la atención de quienes toman las decisiones en la actualidad. Existe mucha menos información para explicar el trabajo que se lleva a cabo para proteger la red principal de una red distribuida.

A pesar del enfoque en una nomenclatura más atractiva, la salud del centro de datos debe estar en el centro de cualquier estrategia híbrida. Si no se cuenta con equipos adecuadamente actualizados, será imposible que las empresas se extiendan más allá de sus redes centralizadas para satisfacer a los clientes y empleados según sus términos.

[1] https://fortune.com/2021/05/27/63-of-high-growth-companies-have-hybrid-work-models/

[2] https://www.techrepublic.com/article/businesses-will-spend-more-than-330bn-on-remote-working-tech-this-year/

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric por Jay Owen.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)