Digitalización

Computación cuántica: Los retos que vendrán.

El pasado mes, se presentó la nueva era en tecnología. La llegada de la computación cuántica trae consigo diferentes niveles de retos y mejoras, aumentando capacidades que en el pasado no creíamos posibles.

Básicamente, la computación cuántica consiste en un paradigma de computación distinto al de la computación clásica. Se basa en el uso de cúbits en lugar de bits, lo que ayuda a que se realicen cálculos y se procesen datos de manera más rápida que un sistema normal. La información se procesa de manera eficiente y consigo, puede realizar un cálculo complejo en una escala mucho menor.

Podremos preguntarnos: ¿Qué soluciones podrían ser parte de esta tendencia? Considerando a donde se dirige la computación cuántica y en donde podría funcionar más, pensamos en 3 diferentes tendencias y soluciones que pueden aplicar directamente y verse beneficiados por esta nueva tendencia.

IoT y IIoT: El futuro del Internet de las cosas.

A estas alturas el concepto de IoT (Internet of Things) está posicionado en la cultura general, aunque es una tendencia que va creciendo y no ha alcanzado su etapa de madurez en términos de desarrollo e innovación, todos sabemos lo que significa.

El internet de las cosas parte de un principio muy sencillo: conectividad. Esta conectividad se basa en sistemas embebidos que les permite a los objetos interactuar no sólo con redes inalámbricas, sino que además programa eventos específicos en función de las tareas que le sean dictadas remotamente.

Cuando llevamos ese principio de conectividad al mundo industrial lo llamamos IIoT (Industrial Internet of Things). Este concepto brinda un mundo de posibilidades con el cual los productos conectados y sistemas inteligentes operan como parte de sistemas más grandes donde las plantas y máquinas, con inteligencia artificial incorporada en su núcleo, puedan intercambiar y simplificar datos para determinar nuevos y mejores cursos de acción.

La simplificación de datos, de la mano a IIoT y IoT, ha sido exitosa y ha logrado que la industria avance en términos de análisis de data y conectividad.

Ahora, con la computación cuántica, podremos prever un avance importante en conectividad y una mayor facilidad de interconexión entre estos sistemas.

Con esto, el futuro del IoT y IIoT llegará a alcances mayores a los que ya tiene. La conexión podrá crear sistemas que funcionen en una misma sintonía y que estén compartiendo datos en tiempo real.

Aquí, el Edge Computing tomará un rumbo 100% revolucionario.

Edge Computing: Los beneficios de la interconexión aplicados a computación cuántica.

La importancia de un mundo conectado, aplicada a los avances en el procesamiento de datos que tendremos con la computación cuántica, será sin duda una piedra angular para esta tendencia. La eficiencia mejorada en el procesamiento ayudará a tener mayor facilidad al procesar data en tiempo real.

Edge Computing se refiere a la capacidad de realizar procesos computacionales por medio de productos conectados. Estos productos, conectados a la red, realizan análisis de la información que reciben y la data la pueden desarrollar de la mejor manera. Ahora imaginen esto potencializado por la capacidad de los cúbits, desarrollando alcances nunca vistos en el Iot y IIoT.

Ahora, el detectar fallas en tus equipos podrá ser algo que se resuelva en cuestión de segundos, gracias a la capacidad mejorada de poder realizar una más rápida detección de fallas y poder realizar un mantenimiento más eficaz.

Ciberseguridad: La constante para el futuro tecnológico.

Tan solo en el año 2019 se han visto más de 3,800 fugas de información, un aumento de más del 50% en los últimos cuatro años. Sin duda, esto representa una problemática importante y una debilidad de seguridad de los sistemas con los que se trabaja.

89% de las infracciones se dan por medio de ataques externos. Uno de los mayores riesgos se presenta cuando las personas con acceso a información privilegiada no manejan o protegen adecuadamente la información y la comparten a través de medios no autorizados o mal configurados.

En un futuro, con el avance a computación cuántica, podemos saber que los ataques de ciberseguridad podrán estar ahí. La gran problemática es que la seguridad tiene que garantizarse en muy poco tiempo posterior al lanzamiento de estos equipos.

Si estos equipos de computación cuántica llegan a las manos de ciberdelincuentes, podríamos hablar de consecuencias catastróficas, más por la rapidez del procesamiento de datos.

Las tendencias actuales marcan un avance prolífero ante la salida de estos sistemas, sin embargo, en Schneider Electric estamos preparados para la disrupción y estamos listos para el reto que traerá consigo la computación cuántica.

Para más información, contáctanos aquí.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)