Digitalización

3 formas en que las soluciones digitales contribuyen a la continuidad operativa y empresarial del sector de la construcción en tiempos difíciles

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric por Laurent Bataille

Durante la crisis actual, los retos y obstáculos a los que se se están enfrentando los propietarios y administradores del sector de la construcción no tienen precedentes.

Los equipos de gestión y mantenimiento de todo tipo de edificios, en todos los sectores, se enfrentan a retos estresantes que distan mucho de lo habitual.

Los equipos de gestión de edificios que realizan operaciones críticas deben mantener todo en funcionamiento, lo que es aún más importante para la seguridad de los ocupantes y de las comunidades a las que apoyan.

En el caso de muchos otros edificios, los gestores tienen que adaptarse para seguir realizando las operaciones de forma fiable y cómoda con una plantilla reducida de trabajadores esenciales en el lugar.

Y todo ello debe hacerse teniendo en cuenta el presupuesto destinado a la gestión.

Afrontar el reto de mantener la continuidad de las instalaciones

Para afrontar el reto de mantener la continuidad de las instalaciones en estas condiciones extremas, las herramientas digitales son una gran ayuda.

Muchos edificios ya se están beneficiando del cambio de los controles analógicos a las infraestructuras de distribución eléctrica, así como de los sistemas HVAC conectados y habilitados por el IoT. En estos edificios inteligentes se consigue una mayor visibilidad, un mayor control y el apoyo de los servicios remotos.

En edificios inteligentes se consigue una mayor visibilidad, un mayor control y el apoyo de los servicios remotos

Los propietarios y gestores disponen ahora de medios para cumplir los objetivos de gestión y mantenimiento de las instalaciones incluso en circunstancias excepcionales. A continuación, analizamos algunos ejemplos concretos:

  1. La digitalización aumenta la resiliencia en una crisis

Cuando las operaciones críticas se realizan 24 horas al día, 7 días a la semana, es vital anticiparse a cualquier riesgo que afecte a la actividad. Los sistemas digitalizados de energía y climatización proporcionan automáticamente actualizaciones y alertas en tiempo real a los equipos del personal de las instalaciones.

La monitorización basada en la condición es posible ahora gracias a los dispositivos conectados e inteligentes, como los contadores de energía y controles de edificios, los análisis basados en software generados por el sistema integrado de gestión de la energía y el software de gestión de edificios.

Esto ayuda a anticipar posibles fallos en los equipos eléctricos y de climatización críticos, utilizando potentes diagnósticos para priorizar las situaciones de emergencia y recomendar acciones inmediatas.

Con estas herramientas, los equipos de las instalaciones pueden garantizar que las redes eléctricas funcionen sin problemas y que los flujos de aire se optimicen para el confort de los ocupantes de las instalaciones, sin comprometer la seguridad.

  1. Controlar los costes durante los periodos de menor ocupación

Michelle Russo, directora general de hotel AVE, refiriéndose al reciente estudio de la organización sobre el sector hotelero, señala que la situación actual «requiere que todos los hoteles… pongan en marcha iniciativas urgentes y contundentes de contención de costes». Este es un buen consejo para cualquier negocio que esté pasando por periodos de baja ocupación.

La digitalización ayuda a ahorrar en costes operativos al permitir la monitorización de todo el sistema eléctrico y de los consumos, incluyendo la climatización, la iluminación y otros.

El seguimiento de los patrones de consumo de energía puede revelar focos de oportunidad, por ejemplo, identificando los equipos no esenciales que pueden apagarse.

La visibilidad digital de las condiciones de los equipos también puede identificar las necesidades de mantenimiento fundamentales, lo que permite a los técnicos actuar con eficacia para minimizar o evitar las interrupciones.

  1. Mantener las operaciones con acceso o recursos limitados

A través de las herramientas digitales se puede gestionar hasta el 70% de las operaciones del edificio de forma remota. Esta capacidad es una necesidad para mantener la continuidad del negocio durante una crisis.

Según un informe del Uptime Institute, «en situaciones como ésta, las instalaciones de actividad esencial se enfrentan a retos específicos, tanto por el riesgo de no disponibilidad del personal clave por enfermedad o cuarentena como a otros impactos a largo plazo que podrían afectar a la capacidad del gestor para mantener una disponibilidad continua.»

Una mesa redonda mundial de 20 ejecutivos del sector sanitario convocada por Schneider Electric en abril de 2020 reveló un gran interés de los proveedores de servicios sanitarios en las operaciones remotas para estar preparados para los enormes desafíos relacionados con las instalaciones a los que probablemente se enfrenten. Lee más aquí.

En una situación de crisis, el acceso a las instalaciones puede estar muy restringido, lo que dificulta el mantenimiento o la asistencia técnica.

Las soluciones de gestión de la energía y de edificios conectados 

Para el personal de las instalaciones o de los servicios contratados a los que se les permite la entrada, es importante que su trabajo sea lo más organizado y eficiente posible. Las soluciones de gestión de la energía y de edificios conectados ayudan, ya que proporcionan la información correcta, en el momento adecuado, a las personas que la necesitan.

Se pueden realizar diagnósticos exhaustivos de los equipos antes de una visita de servicio. De hecho, el equipo de mantenimiento puede analizar de forma remota las condiciones in situ tras las alarmas para identificar la causa principal de un problema y sus posibles consecuencias.

Esto puede ayudar a tomar una decisión con conocimiento de causa sobre si la situación es lo suficientemente crítica como para que un equipo de servicio entre en las instalaciones.

Una vez dentro, el equipo de servicio estará mejor preparado con información de diagnóstico para ayudarles a localizar rápidamente los equipos a los que hay que prestar servicio y, por tanto, minimizar el tiempo para realizar el mantenimiento necesario.

En tiempos como estos, los profesionales de las empresas se adaptarán a circunstancias que evolucionan continuamente. Esto incluye la reducción de personal.

Con la posibilidad de tener menos técnicos de ingeniería in situ, una infraestructura de edificios digitalizada proporciona su plataforma para apoyar los servicios remotos.

La automatización y la monitorización remota permite instalaciones más efectivas

Según el Uptime Institute, «el uso de la automatización y la monitorización remota puede permitir que las instalaciones funcionen más eficazmente, y durante más tiempo, con menos necesidad de personal in situ».

Los propietarios y operadores de edificios deben consultar con sus partners de servicios eléctricos o de HVAC, o con su proveedor de soluciones de gestión de energía y edificios, para asegurarse de que están maximizando las capacidades remotas.

Los equipos de servicios expertos contratados aprovecharán la infraestructura digitalizada del edificio para realizar la supervisión a distancia. Mediante el uso de herramientas analíticas basadas en la nube, los proveedores de servicios pueden identificar, priorizar y coordinar de forma proactiva las reparaciones. El mantenimiento urgente para garantizar que cada instalación siga funcionando de forma fiable, eficiente y rentable.

Para obtener más información sobre las estrategias para mejorar la continuidad operativa y empresarial, explore nuestro software EcoStruxure Power y EcoStruxure Buildings.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)