Gestión de edificios

El peligroso “Outlet Challenge” y la falta de educación en seguridad eléctrica

El “Outlet Challenge” pone sobre la mesa el peligro de los retos virales, pero más concretamente deja al descubierto la falta de educación en seguridad eléctrica por gran parte de la población. En este artículo explico qué ocurre al realizar el “Reto del Enchufe” y por qué es el peor fallo que puedes provocar en una instalación eléctrica.

Cómo olvidar aquellas cadenas de correo o de SMS con los más dispares desastres si no se reenviaban, desde 10 años de mala suerte o hasta la muerte de un gatito. Tranquilo/a, no te culparemos si eras una de aquellas personas que apretaba al botón “reenviar” simplemente por cubrirte las espaldas, no fuera caso que el karma la pagara contigo con alguno de estos castigos. Reenviaras o no, lo cierto es que estos retos virales nunca supusieron un peligro real, pero en la era de las redes sociales, la lucha por los “likes” y las visualizaciones alcanza otro nivel con retos que pueden causar un daño irreversible.

El “Outlet Challenge” y sus posibles consecuencias

El último reto viral que se ha popularizado a través de la red social Tik Tok es el “Outlet Challenge” o “Reto del Enchufe”, consistente en la peligrosa práctica de enchufar el cargador de tu móvil dejando un pequeño espacio con la pared para meter una moneda que conecte ambas partes, provocando así el defecto más grave que puede darse en cualquier instalación eléctrica. El reto ha empezado a viralizarse en Estados Unidos, donde ya se han reportado varios incidentes relacionados como el principio de incendio en la escuela Westford High School de Massachusetts, que tuvieron que evacuar para garantizar la seguridad de los alumnos/as.

Confío plenamente en que el conocimiento es la mejor arma para prevenir situaciones de riesgo y espero que la explicación sobre qué ocurre al realizar este reto evite que otros jóvenes pongan en peligro sus vidas y la de sus familiares. Una moneda es un excelente conductor de la corriente eléctrica, al igual que el metal del que están hechas las clavijas que se conectan a la toma de corriente. En España, los enchufes domésticos funcionan con corriente alterna (CA) a 230 voltios (V) y 50 hercios (Hz), y las dos clavijas son conductoras de fase y de neutro respectivamente, alternando el paso de la corriente entre una y otra. En el momento en que la moneda entra en contacto con ambos conductores y los conecta entre sí, provocando así la unión física entre el conductor de fase y el neutro, provoca el conocido cortocircuito, el defecto más grave con las peores consecuencias que se puede dar en una instalación eléctrica. Automáticamente, se está provocando una situación de riesgo que genera el flujo directo de la mayor cantidad de corriente eléctrica disponible en el sistema de generación a ese punto concreto.

Ningún conductor está preparado para soportar corrientes tan grandes, lo único que puede salvarte es la intervención inmediata de un interruptor automático magnetotérmico, que interrumpe la corriente eléctrica de un cortocircuito cuando ésta sobrepasa los valores máximos. Pero incluso cuando cuentas con el fabricante de referencia de este tipo de interruptores como es Schneider Electric, un cortocircuito puede haber desgastado de tal manera el interruptor automático de la instalación que cuando se vuelva a utilizar el mismo enchufe provocando otro cortocircuito, derive automáticamente en un incendio. El peligro es real y certero, por lo que la mejor forma de no arriesgarse es simplemente no participar del #OutletChallenge.

Acti 9 - Interruptor Automático

Interruptor automático magnetotérmico de la gama Acti 9 de Schneider Electric

Falta de educación en seguridad eléctrica

Sin duda retos como estos ponen al descubierto la falta de educación en seguridad eléctrica, no solo entre jóvenes sino también entre los adultos. En muchos hogares españoles día a día se llevan a cabo prácticas que ponen en riesgo la seguridad de los dispositivos eléctricos, la vivienda e incluso el bienestar de sus habitantes. Por ejemplo, en Europa 70 millones de casas no cumplen con los requisitos de seguridad eléctrica. De hecho, el 50% de los accidentes por incendios son provocados por fallos eléctricos, el 40% de las muertes por accidentes eléctricos afecta a niños y niñas menores de 9 años y 350.000 personas sufren lesiones graves cada año debido a descargas eléctricas solo en el Reino Unido.

La buena noticia es que revisando 5 elementos fundamentales del sistema eléctrico podemos proteger nuestras casas y reducir considerablemente el riesgo de accidentes eléctricos. Os dejo con otro post de mi compañero Jesús Requena donde detalla cuáles son para que podamos mejorar la seguridad eléctrica en nuestro hogar, cuidando de lo que más importa.


One Response

Leave a Reply

  • (will not be published)