Gestión de edificios

La fuerza laboral está cambiando: el éxito de la gestión remota

Adaptado y traducido del blog «Remote Management: What Manufacturers Need to Know» sobre gestión remota de un autor invitado.

gestión remota

Muchas empresas industriales se preguntan: ¿cómo podemos hacer un mejor trabajo operando de forma remota? Cuando su fuerza laboral es inaccesible, el acceso remoto y seguro a los sistemas de automatización es esencial para mantener operaciones. En un mundo digital, parte del trabajo «en persona» ya no es un requisito y el acceso a la experiencia  a menudo está a un clic de distancia.

La administración remota permite a los operadores continuar ajustando procesos, realizar tareas de mantenimiento y tomar decisiones operativas. Esto con información que impulsa la eficiencia cuando el acceso a la planta física está restringido.

El viejo paradigma

Antes de que la gestión remota digital estuviera disponible, el mantenimiento de máquinas y operaciones era un proceso costoso. El trabajo manual en persona significaba que el tiempo de inactividad de la producción se extendía y la rentabilidad de la empresa se afectaba. Cuando fallaba una máquina, el proceso implicaba muchos pasos:

  1. Los operadores escalan el problema.
  2. Los gerentes envían un equipo de mantenimiento.
  3. Los expertos técnicos o integradores son consultados por correo electrónico y teléfono para solucionar el problema.
  4. Dado que el experto no tiene conectividad directa con la máquina, el problema se describe a través de centrales telefónicas.
  5. Dependiendo del diagnóstico local, un representante puede ser trasladado al sitio para tratar de corregir el problema.
  6. El tiempo de inactividad se extiende, las agendas de trabajo de expertos a menudo están completamente reservadas para gestionar problemas de mantenimiento.
  7. En algunos casos, si el diagnóstico inicial es incorrecto, el técnico ha traído los repuestos incorrectos y se producen más demoras.

Para superar tales obstáculos, se necesita un flujo de trabajo para conectar rápidamente la máquina al experto. Afortunadamente, las herramientas digitalizadas ahora vinculan rápidamente a los expertos remotos con las máquinas que fallan para un diagnóstico y remediación más rápidos.

Estas nuevas herramientas permiten a los expertos gestionar de manera más eficiente múltiples problemas. Desde su oficina corporativa, sus hogares o cualquier lugar del mundo.

No es necesario tener un experto en el sitio para resolver el problema

El desarrollo de estas herramientas fue impulsado por los requisitos comerciales industriales para una gestión de cambios más rápida, una mejor disponibilidad de la máquina y la necesidad de permitir acciones más rápidas y menos costosas para abordar los eventos relacionados con el mantenimiento y la operación.

Como parte de una iniciativa global interna de Smart Factory para modernizar y digitalizar más de 80 fábricas de producción en todo el mundo, Schneider Electric ha probado en el campo herramientas de gestión de mantenimiento remoto durante los últimos tres años. Las herramientas combinan el acceso remoto de seguridad cibernética y la realidad aumentada para permitir la administración remota de los activos de las máquinas de fábrica.

Así es como funciona la gestión de mantenimiento remoto:

Conexión segura

Con una herramienta de conexión segura, un OEM o un experto en integración de sistemas puede conectarse a través de la nube de seguridad informática a la máquina del usuario final que está experimentando un problema. El experto puede diagnosticar el problema de forma remota al verificar los datos de la máquina, los parámetros y la información de registro. Luego, dependiendo del problema identificado, el OEM propone la forma más rápida de implementar una solución. De hecho, en algunos casos, el OEM puede incluso saber sobre el problema antes de que el usuario final se dé cuenta de que la máquina está funcionando mal.

Augmented Operator

Si el problema diagnosticado es fácil de solucionar (como proporcionar una actualización de firmware o un ajuste de software), el OEM o el integrador del sistema puede procesar automáticamente esa solución utilizando la conexión segura a la nube. Si se requiere alguna acción simple en el sitio (como cambiar un filtro obstruido en la máquina), una herramienta de realidad aumentada le permite al operador ejecutar tareas usando una tableta o teléfono móvil simple, con o sin la guía del experto remoto, poblada con imágenes de realidad aumentada del equipo, documentación en línea actualizada, procedimientos operativos e incluso videos simples de «cómo hacerlo» para realizar fácilmente la tarea en cuestión.

Mantenimiento virtual y operaciones

En todas las fábricas mundiales, el paso a la gestión remota se está acelerando. A medida que el rendimiento de la máquina mejora y los costos de mantenimiento disminuyen, los expertos son más productivos porque se pasan menos tiempo viajando. Ese tiempo extra se gasta de forma remota para dar soporte a más clientes. Obtenga más información sobre cómo las herramientas digitales remotas están impulsando la producción en fábrica y optimizando los recursos humanos.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)