Gestión de edificios

¿Cómo garantizar la ‘salud’ de tu edificio?

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric.

Los edificios comerciales saludables son un tema serio entre los profesionales de bienes raíces en la actualidad. ¿Por qué ha tomado tanta relevancia? Según el Dr. Joseph Allen, Profesor de Harvard y Director del Programa Edificios Saludables, podría deberse a que en la mayoría de los países pasamos más del 90% de nuestro tiempo en edificios.

También nos preocupamos por edificios saludables por razones comerciales. Por lo general, los costos de la fuerza laboral o del personal (salarios y beneficios) representan aproximadamente el 90% del costo de hacer negocios. Los propietarios de edificios quieren evitar la responsabilidad relacionada con la salud y la seguridad de sus ocupantes.

¿Por qué llamarlos «edificios enfermos»?

En el caso de los llamados «edificios enfermos», los propietarios de edificios han sido legalmente responsables por daños a la salud de los empleados de un entorno laboral inseguro o insalubre . Solo pensemos en los peligros del asbesto, un material que finalmente se reguló en la década de 1970 y que todavía es fundamental para muchas demandas hoy en día. Y, por supuesto, los ocupantes corporativos solo quieren obtener la máxima productividad de sus empleados, algo que un ambiente de trabajo saludable puede ayudarles a hacer.

En algunos casos, es difícil determinar la fuente del problema de salud. El síndrome del edificio enfermo se usa para describir una situación en la que los ocupantes de un edificio experimentan efectos agudos relacionados con la salud o la comodidad. Por lo general, no se puede identificar una enfermedad o causa específica. Las quejas pueden localizarse en una habitación o zona en particular o pueden extenderse por todo el edificio.

Como lo demuestra este síndrome, la salud de los ocupantes en los edificios puede verse afectada por muchas cosas. Entre estas, la calidad del aire es crítica pues incluye medidas como CO2, CO, partículas, etc. Sus edificios también necesitan agua limpia y energía, y deben usar materiales que no emitan gases. Por último, la comodidad de las personas ayuda a mantener a los ocupantes felices, saludables y productivos.

Incluso factores como la humedad relativa, la temperatura, la iluminación ambiental y el ruido pueden afectar el bienestar y la productividad. Según el informe de 2018 del Consejo de Edificios Verdes de EE.UU, los edificios verdes pueden impactar positivamente la salud pública. Mejorar la calidad del aire interior puede reducir el absentismo y la pérdida de horas de trabajo debido al asma, las alergias respiratorias, la depresión y el estrés.

Más alla de lo comercial, un tema de ‘Well-being’

Debido a la importancia de la salud humana, están surgiendo estándares globales. El estándar WELL V2 es el primer estándar que se enfoca exclusivamente en los impactos de los edificios en la salud y el bienestar humanos. WELL V2 consolida las iteraciones y pilotos anteriores en un solo WELL para todos los tipos de proyectos y está diseñado para acomodar diversos tipos de espacios y geografías para incorporar y responder a nuevas pruebas y preocupaciones de salud pública.

También hay un nuevo estándar en edificios comerciales saludables llamado RESET. Este estándar se basa en la calidad ambiental interior (IEQ) y en los datos de materiales recopilados a través de sensores. RESET analiza como ciertos factores afectan al medio ambiente dentro de un edificio: cosas como la calidad del aire, los materiales utilizados, los recursos naturales como la energía y el agua, y los puntajes de confort del edificio. El estándar RESET se ha convertido en la referencia mundial para la calidad de los datos sobre materiales, calidad del aire y salud del edificio. En marzo de 2017, ambas organizaciones anunciaron una asociación estratégica para alinear las áreas aplicables de WELL y RESET para mejorar la calidad del aire interior.

Ecostruxure Building Operations: nuestra solución

En Schneider Electric estamos por encima de esta tendencia y de los estándares emergentes. Entendemos los impactos del bienestar de los ocupantes en los resultados de nuestros clientes y estamos desarrollando soluciones para abordar sus desafíos. Nuestra solución EcoStruxure Building Operation, que gestiona HVAC, seguridad contra incendios y control de iluminación (entre otros sistemas de construcción) proporciona análisis de bienestar avanzados, como monitoreo proactivo de los niveles de CO2, temperatura, humedad, ruido, luz, etc. Nuestras soluciones ayudan a nuestros clientes a cumplir con los últimos estándares y, lo que es más importante, a crear un ambiente de trabajo saludable para los ocupantes del edificio.

Para obtener más información sobre edificios comerciales saludables, visita nuestro sitio y descubre más de nuestras soluciones contactando a nuestros expertos aquí.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)