Gestión de edificios

4 objetivos que propietarios y operadores de edificios deben abordar en la ‘nueva normalidad’

A estas alturas, está claro que el sector de los edificios ha cambiado para siempre.

Mientras todos nos preguntamos qué volverá a la normalidad y qué cambios se mantendrán, vale la pena recordar que ciertas cosas permanecen iguales, como las necesidades humanas de conexión, pertenencia y compañerismo.

Los edificios son el lugar al que acudimos para encontrar esa conexión. Sí, es posible que algunos nunca vuelvan a alcanzar los mismos niveles de ocupación.

Ciertos trabajadores empezarán a trabajar desde casa de forma permanente, pero nuestras vidas seguirán desarrollándose dentro de los edificios. Pasamos cerca del 90% de nuestro tiempo en espacios interiores y es probable que eso no cambie demasiado.

¿Cómo conseguir edificios más seguros y saludables?

Descubre como conseguir edificios más seguros y saludables con Ecostruxure Building

Como industria, nos enfrentamos a una misión increíble: hacer que los edificios en los que vivimos, trabajamos y jugamos sean más seguros y sanos… y hacerlo rápidamente.

La buena noticia es que muchos de los retos operacionales a los que nos enfrentamos – distanciamiento social, gestión del espacio, renovación de aire… – ya tienen solución. No partimos de cero.

Cuatro objetivos para conseguir edificios más seguros y saludables

A continuación, os presentamos algunas soluciones probadas para que los propietarios y los operadores de edificios se puedan adaptar y alcanzar los cuatro objetivos clave de la nueva normalidad:

Objetivo #1: Gestión del espacio

Probablemente en este momento te estés enfrentando a cuestiones como ¿mi sala de conferencias excede el límite de aforo establecido? ¿cuántas personas hay ahora mismo en el lobby de mi hotel? ¿los escritorios de la oficina están suficientemente separados?

De repente, necesitas monitorizar muchos más aspectos. Pero este seguimiento no tienes que hacerlo de forma manual: ya hay herramientas digitales que te permiten gestionar el espacio u optimizar el trabajo de los empleados y no solo pueden hacer eso, también puedes usarlas para controlar el distanciamiento social, los límites de ocupación y los requisitos del equipo.

Objetivo #2: Bienestar de los ocupantes

Una vez consigues mantener las distancias de seguridad, es el momento de mejorar el bienestar de los ocupantes y la calidad del aire. ¿Necesitas sustituir un filtro de aire o una válvula que está experimentando fugas? ¿Quieres saber lo cerca que está tu estancia del nivel de humedad óptimo? ¿Qué causa el mal funcionamiento del sistema de tratamiento del aire?

El análisis y la supervisión basados en datos ponen las respuestas en tiempo real a tu alcance, dotando de inteligencia y resiliencia a tu sistema HVAC. Esto te permitirá realizar un cuidadoso control de la calidad del aire de tu edificio.

Objetivo #3: Compromiso y confianza de los ocupantes

Algo fundamental para que los ocupantes vuelvan a tu edificio es ofrecerles información acerca de su estado, como: ¿Cuántos escritorios hay disponibles? ¿Cuándo se limpió el edificio por última vez? ¿Quién usó el ascensor y cuándo? ¿Podrías localizarlos si fuera necesario rastrear los contactos? En una pandemia, preguntas como estas resultan muy importantes.

Las aplicaciones de participación integradas con los datos del sistema del edificio te permiten mantener informados a los ocupantes, gestionar los equipos que rotan entre el teletrabajo y el trabajo presencial, ayudar con el rastreo de contactos y permitir una circulación más fácil en todo tu edificio.

Objetivo #4: Eficiencia operativa

Por supuesto, adaptarse con éxito a la nueva normalidad no solo pasa por cuidar de tus ocupantes, sino también por aprovechar al máximo tu energía y recursos. ¿Cómo puedo ahorrar energía durante las operaciones de baja ocupación? ¿Cómo puedo limitar el acceso al gimnasio o a la cafetería? ¿Dónde necesito desplegar a mi personal de limpieza para realizar una limpieza extra?

De nuevo, la forma de responder a estas preguntas es a través de herramientas de monitorización digital que den sentido a todos los datos del edificio. Empoderado por esa inteligencia procesable, podrás optimizar tu sistema HVAC, mantener una energía resiliente y, en general, aprovechar al máximo tu edificio.

Cuatro objetivos, una solución

Abordar estos cuatro objetivos puede parecer abrumador. Podrías estar preguntándote a cuántos productos y proveedores tendrás que recurrir para dotar de inteligencia a tu edificio.

Afortunadamente, no es necesario ir improvisando. En Schneider Electric te ofrecemos EcoStruxure Building, una arquitectura digital única, holística, que cumple con los cuatro objetivos mencionados en este artículo.

EcoStruxure integra tu sistema de gestión de edificios con tu infraestructura de distribución de energía, IT y otras bajo un único sistema de sistemas. De esta manera, puedes perseguir los cuatro objetivos usando un solo proveedor y un panel único.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)