Gestión de edificios

Edificios saludables: El siguiente nivel de bienestar y seguridad para las personas

A estas alturas del año, ya comenzamos a pensar en regresar a los espacios de trabajo en oficina, con todo lo que eso implica y con la nueva cultura sanitaria que tendremos que incorporar a nuestra rutina de trabajo. Esto sin duda es algo que teníamos tiempo esperando y sin una fecha preestablecida. Ahora, al pensar en el hecho de regresar a las oficinas, seguramente pensarás: ¿Qué aspectos serán los más importantes a tener en cuenta y cuáles debemos considerar como prioridad?

En el presente artículo destacaré el papel que ocupa la integración de la tecnología, desde el diseño hasta el mantenimiento, y en cómo estos factores resultan clave para construir los edificios del futuro. Asimismo, vincularé estos factores con la salud y el bienestar de los ocupantes.

¿Qué es un edificio saludable?

En realidad, el concepto de «edificio saludable» no es nuevo. El valor de un edificio saludable abarca muchas áreas de la gestión de edificios, como lo es el bienestar físico, emocional, intelectual, espiritual, ocupacional, ambiental y social, para mejorar los resultados para empleadores, desarrolladores, propietarios e inversionistas.

Las circunstancias actuales nos invitan a trabajar y enfocarnos en la creación, construcción o remodelación de edificios para convertirlos en saludables. La mayoría de los propietarios y operadores de edificios han escuchado el término «edificios saludables». Sin embargo, hemos descubierto que pocos son conscientes de lo que esto significa. Pocos saben que pueden aprovechar datos a los que seguramente ya tienen acceso (la mayoría, si no todos los edificios, ya tienen algunos de los componentes esenciales necesarios) para gestionar y mejorar la salud de su edificio.

¿Qué características tiene un edificio saludable?

Los factores básicos de salud y bienestar que afectan el rendimiento en el trabajo son los siguientes:

  • Temperatura
  • Humedad
  • Movimiento del aire
  • Ruido
  • Iluminación
  • Otros contaminantes del aire

Con una mejor comprensión de los factores clave de salud y bienestar, estarás mejor preparado para descubrir el potencial de salud de tu edificio.

¿Cómo crear y propiciar un edificio saludable?

La creación de un entorno saludable en todos los espacios del edificio es lo que lo convertirá en un lugar óptimo para el trabajo y la ocupación en general. Este es un proceso que requiere una evaluación exhaustiva de la infraestructura existente con sensores HVAC, dispositivos de punto de ajuste, sensores de IoT, etc. A través de diversas plataformas como EcoStruxture Building Operation es posible realizar el monitoreo, control y recopilación de datos y analizar información útil para gestionar la salud y el bienestar continuo de los ocupantes.

El mismo análisis puede ayudar a resolver problemas técnicos y de equipo y determinar aspectos como el nivel de ocupación en tiempo real y definir accesos programados a las instalaciones. Esto a través de plataformas como Security Expert.

¿Qué beneficios trae el tener un edificio saludable?

La detección y el control coordinados te ayudarán a gestionar la salud de tu edificio y mejorar los resultados. Considera las siguientes 4 posibilidades:

Maximiza la eficiencia del espacio

Otorga a tus ocupantes o equipo encargado de la administración del edificio acceso para navegar de forma segura por el espacio que los rodea.

Mejora el bienestar de los ocupantes

Posibilitando el control del aire, temperatura, ruido, luminosidad y otros contaminantes que acuerdo a las necesidades y ambiente de trabajo establecido, contribuye activamente a disminuir la ausencia por enfermedad y permite la productividad de los colaboradores brindando seguridad.

Mejora la experiencia del ocupante

Brinda confianza y control para evaluar y ajustar su entorno.

Reduce los costos operativos 

Reduce los costos operativos al obtener información a través de sensores coordinados y conectados para determinar dónde y cuándo abordar los problemas, contribuyendo activamente a identificarlos de forma semiautomática.

Estas posibilidades permiten a su vez conectar los flujos de datos y observar el rendimiento de cada elemento en conjunto. Dos de las principales ventajas de tener un edificio saludable son las siguientes:

  • Los edificios facultados con estos datos disminuyen las quejas y aumentan la satisfacción de los empleados.
  • Es posible utilizar la información del IoT sobre la salud para controlar automáticamente el edificio y las finanzas.

Tenemos la capacidad de combinar todos estos aspectos en una solución integral y coordinada de extremo a extremo, desde lo eléctrico hasta lo mecánico; desde sensores de IoT conectados que capturan constantemente los datos de tu edificios hasta modelos de aprendizaje automático que impulsan el mantenimiento predictivo y dispositivos portátiles que monitorean la salud de los ocupantes, mientras los ponen en control de su entorno.

Mas allá de las normas sanitarias indicadas por las autoridades, debemos considerar medidas que promuevan y beneficien la productividad y la seguridad en oficinas y lugares de trabajo.

Puedes comenzar a cosechar las recompensas de un edificio saludable hoy mismo, aprovechando los datos a los que ya tengas acceso. Esto te pondrá a la vanguardia, ya que muchos de sus ocupantes pronto usarán sensores de salud que informarán sobre los datos de sus edificios.

¿Quieres aprender más?

No te pierdas nuestro evento de Edificios del Futuro el próximo miércoles 28 de abril, en donde hablaremos sobre las tendencias más actuales sobre edificación inteligente y sobre las herramientas que le ayudarán a tu edificio a dar un salto hacia el futuro. Regístrate aquí.

Tags: , , , , , ,


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)