Gestión de la energía

LA ENCUESTA DICE: La principal prioridad de los operadores de redes eléctricas es mejorar la fiabilidad a través de la tecnología digital

¿Cuál es la mayor preocupación de una empresa mediana de distribución eléctrica? Según las exhaustivas entrevistas que hemos realizado a empresas medianas de distribución eléctrica de todo el mundo, la respuesta es abrumadora: la fiabilidad energética. Para mejorar en esta área, las empresas de distribución eléctrica afirmaron que se están centrando en las tecnologías digitales para reducir la duración de los fallos de suministro (SAIDI) y su frecuencia (SAIFI), localizar los fallos de suministro con mayor precisión y restaurar el suministro más rápidamente.

Las empresas de distribución eléctrica que entrevistamos afirmaron que estas eran sus estrategias de mejora de la fiabilidad más utilizadas, según la geografía:

  • Estados Unidos: nuestros entrevistados estadounidenses dijeron que estaban mejorando la fiabilidad digitalizando las operaciones y mejorando la automatización de la red para aumentar la observabilidad y la estabilidad, además de modernizar la infraestructura obsoleta.
  • Australia: nuestros entrevistados australianos también manifestaron un gran interés en las operaciones de digitalización, poniendo un énfasis especial en los sistemas avanzados de gestión de distribución (ADMS), los sistemas de gestión de fallos de suministro (OMS) y los sistemas de gestión de recursos energéticos distribuidos (DERMS).
  • Europa: las empresas de servicios públicos europeas tienen diversas prioridades, pero comparten ciertos objetivos comunes en torno a la automatización y la observación de la red eléctrica en tiempo real. Italia y Francia expresaron interés en los ADMS, mientras que las pequeñas empresas eléctricas alemanas y nórdicas describieron sus necesidades para obtener más información sobre la baja y media tensión de sus redes eléctricas.

El punto en común en todas las regiones es que las empresas de distribución eléctrica buscan mejoras en la fiabilidad de la energía mediante la adopción de soluciones de tecnología digital inteligente y conectada y utilizan la digitalización para lograr una red más fiable y resistente.

Si se produce un problema en la red eléctrica, como el estrés por la fluctuación de la capacidad o la falta de visibilidad, sin duda habrá problemas de fiabilidad de la energía. Por lo tanto, no sorprende que las soluciones de redes inteligentes, que abarcan una serie de tecnologías, incluidos sensores y dispositivos electrónicos inteligentes para autómatas de centros de transformación, sistemas de gestión de fallos de suministro y sistemas avanzados de gestión de distribución (ADMS), se adopten como formas para mejorar la fiabilidad. Ayudan a las empresas de eléctricas a predecir y prevenir fallos de suministro, les proporcionan un mejor conocimiento de la situación de sus redes y mejoran la eficiencia y el tiempo de actividad en sus perímetros.

Si analizamos con detalle los sistemas de gestión de fallos de suministro (OMS), por ejemplo, vemos que mejoran la respuesta de las empresas de distribución eléctrica, reduciendo así los indicadores SAIDI y SAIFI. Las empresas de distribución entrevistadas que han adoptado sistemas de gestión de fallos de suministro están utilizando la tecnología para reducir el tiempo de inactividad porque pueden identificar con precisión la ubicación de un fallo para los equipos de reparación y determinar la causa del problema. La tecnología OMS integra información en tiempo real de dispositivos como medidores y sensores inteligentes, así como datos del centro de asistencia telefónica y tiene la capacidad de restablecer el suministro reconfigurando el flujo de electricidad a las áreas afectadas de la red de distribución.

Si analizamos a los usuarios de ADMS, por ejemplo, nos encontramos con empresas eléctricas que obtienen resultados impresionantes en los indicadores SAIDI y SAIFI. Estos sistemas representan una convergencia de tecnologías que ofrecen una solución de gestión de redes integral con herramientas de supervisión, análisis, control, optimización, planificación y formación en tiempo real sobre la base de una infraestructura, un modelo de datos y una experiencia de usuario comunes. El resultado final es una potente plataforma centralizada cuyo uso abarca la gestión de la red, desde las operaciones normales hasta las emergencias, simplificando enormemente el trabajo de los operadores de la red en beneficio de sus clientes.

Como hemos descubierto a lo largo de estas entrevistas, las tecnologías digitales inteligentes ayudan a las empresas de distribución eléctrica a logra su objetivo principal de proporcionar un suministro eléctrico fiable que satisfaga las necesidades de electricidad de sus clientes. Para obtener más información sobre las estrategias utilizadas para superar sus desafíos, descarga nuestro informe Cómo las empresas de distribución eléctrica de tamaño medio afrontan los fallos de suministro.

Tags: , , , , , , , ,


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)