Gestión de la energía

Las analíticas de energía pueden impulsar la resiliencia de tus instalaciones

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric por Dan Wall

En este blog responderemos una pregunta que, a menudo, se hacen nuestros clientes: ¿qué es todo ese revuelo sobre la analítica y cómo pueden ayudar a mis instalaciones?

Concretamente, veremos cómo un mundo que cambia rápidamente está haciendo que cada vez sea más difícil mantener la resiliencia operativa.

Además, veremos cómo las últimas innovaciones en analítica aplicada a la energía te ayudan a simplificar tu trabajo dándote las respuestas que necesitas, al tiempo que permiten que toda la empresa colabore en la resolución de los problemas.

Triunfar en el Nuevo Mundo Eléctrico: la resiliencia es clave

Nuestra resiliencia nunca había sido puesta a prueba tanto como en 2020. La reciente pandemia puso de relieve los límites de nuestros sistemas de salud, al tiempo que el cambio climático seguía desafiando la capacidad de recuperación de muchos sistemas, uno de ellos nuestra infraestructura eléctrica.

Estos impactos climáticos están haciendo que los stakeholders, desde científicos y activistas hasta políticos, actúen.

Las regulaciones, la concienciación pública y los objetivos comerciales están impulsando la adopción de fuentes de energía sostenibles, almacenamiento de energía y microgridsBloomberg NEF estima que las renovables representarán el 50% de la generación eléctrica en 2040.

Junto con las nuevas fuentes de energía existe una tendencia a la electrificación de los procesos comerciales e industriales que se traduce en un crecimiento masivo de las cargas eléctricas.

Estamos hablando, por ejemplo, de un cambio en las tecnologías de calefacción de las instalaciones, que están pasando de estar alimentadas por combustibles fósiles a ser eléctricas- con escenarios que indican que en 2050 el 100% de los sistemas HVAC podría estar electrificado -; un incremento continuo de la robótica de casi el 20% en 2025 y la previsión de que, en 2040, un 56% de los vehículos comerciales sean eléctricos.

Este cambio hacia fuentes de energía sostenibles combinado con la electrificación está incrementando la presión ejercida sobre los dispositivos de las instalaciones para que garanticen la resiliencia de la energía.

La analítica tiene una base digital

El mundo es, también, cada vez más digital. En 2025 habrá ocho veces más dispositivos conectados, tantos como personas conectadas. El Internet de las Cosas (IoT) ha penetrado en todos los ámbitos, desde vehículos hasta dispositivos móviles, y, teniendo en cuenta que sus costes seguirán bajando, pronto formará parte de todos los aspectos de las operaciones comerciales.

Además, los dispositivos IoT crecen en inteligencia. La firma de analistas IDC predijo que, en 2022, el 40% del análisis de datos IoT inicial estará en el Edge.

En este contexto, Schneider Electric prevé un “Nuevo Mundo Eléctrico”, en el que cada vez más activos electrificados estarán completamente digitalizados e interconectados.

El “Nuevo Mundo Eléctrico” en el que cada vez más activos electrificados completamente digitalizados e interconectados

Para cualquier organización, una infraestructura eléctrica digitalizada actuará como base de sus analíticas, ayudando a sus equipos humanos a afrontar el reto de mantener la resiliencia, la eficiencia y la sostenibilidad.

Con una conectividad constante a todos los niveles – desde los activos eléctricos hasta el Edge Control y la nube – ahora existe una mayor necesidad de colaboración entre los equipos digitales onsite (IT), los eléctricos (OT) y la analítica, que puede convertir los datos en conocimientos.

Trabajando juntos, los tres pueden proporcionar una inteligencia más profunda a los gestores de las instalaciones, los departamentos de finanzas y a los stakeholders de alto nivel.

Cómo escoger una solución de analítica para sistemas energéticos

En el pasado, los sistemas de distribución eléctrica no incluían suficientes sensores como para monitorizar el estado real de la red.

Tampoco existía una potencia informática que permitiera convertir todos los datos en información útil.

Hoy es sencillo y asequible instalar dispositivos IoT – como sensores térmicos, medidores eléctricos o Interruptores automáticos – en más lugares que nunca. Incluso es posible que ya tengas muchos dispositivos conectados.

Si no es así, la aparamenta más antigua puede “modernizarse” utilizando soluciones de actualización.

Alimentado con los datos de los dispositivos conectados, el Cloud Computing está permitiendo realizar analíticas de energía exhaustivas que proporcionan nuevos conocimientos imposibles de conseguir solo a partir de la experiencia humana.

Estas capacidades llegan en un momento en el que se están jubilando los ingenieros eléctricos más experimentados. Los jóvenes “nativos digitales” se van incorporando a la fuerza laboral y vemos que, debido a sus orígenes distintos y a la nueva necesidad de trabajar de forma remota (incluso desde zonas horarias distintas), la transferencia de conocimientos entre expertos es difícil.

La analítica aplicada en el campo de la energía ayuda a abordar este problema, permitiendo codificar, perfeccionar y aprovechar la experiencia profunda en toda la empresa.

A su vez, aumenta las capacidades de los equipos humanos, ayudándolos a manejar la creciente complejidad de las infraestructuras electrificadas. Por esta razón, las organizaciones deben empezar hoy mismo a aprovecharlo.

A continuación, las cinco consideraciones clave que debes tener en cuenta al elegir una solución, en futuros posts iremos profundizando en cada una de ellas:

  1. Análisis de calidad de los datos – para tomar decisiones seguras necesitas datos de confianza.

A medida que vayas conectando más dispositivos IoT a tu infraestructura eléctrica, cada vez tendrás más datos.Antes de poder convertirlos en conocimientos, debes asegurarte de que son confiables.

Unos datos incorrectos pueden causar muchos problemas, desde errores de cableado durante la puesta en marcha, hasta cambios de configuración durante el mantenimiento o incompatibilidad de conversión de unidades cuando los datos se agreguen a nivel corporativo.

Del mismo modo que necesitas dotar de resiliencia a tu red eléctrica – por ejemplo, ciberseguridad, arquitecturas redundantes, etc.-, debes hacer lo propio con tu red de datos de energía y, para ello, una buena ayuda son las analíticas de calidad de los datos.

Para saber más, puedes leer nuestro blog: “The Key to Power Analytics You Can Trust: Data Quality.

       2. Implementar analítica en todos los niveles – conocimientos para cada aplicación.

Las mejores soluciones de análisis de energía se basan en un enfoque distribuido para proporcionar información oportuna y procesable más cerca de donde se necesita.

La analítica integrada permite identificar las condiciones que necesitan una respuesta inmediata, sin tiempo para la intervención humana.

En el Edge, la analítica facilita la experiencia del operador, mejorando su conocimiento de la situación. La analítica basada en la nube puede acceder a datos corporativos y públicos, incluso podrían acceder a datos operativos, ayudando a optimizar el rendimiento y priorizar las inversiones en reparación o actualización a nivel de todo el sistema.

Para más información, lee nuestro blog: “Three Tiers of Power Analytics: Insights You Need to Ensure Resilience and Efficiency.

      3. El poder del gemelo digital – desde el análisis de la causa hasta la predicción de riesgos.

Los datos de la red eléctrica digitalizada permiten realizar un modelado preciso de su rendimiento. A menudo llamado “gemelo digital”, el modelo es usado por una plataforma analítica para mejorar la resiliencia de distintas, e importantes, formas.

Por ejemplo, diagnosticando la causa raíz de un evento reciente o simulando un resultado antes de realizar una acción, como probar si es seguro activar un interruptor.

En su forma más potente, un gemelo digital puede prescribir los mejores pasos a seguir para avanzar – como optimizar los programas de mantenimiento -, además de predecir el desgaste del equipo o el impacto de las actualizaciones.

Puedes leer más en nuestro blog: “How Power Analytics Can Benefit From Digital Twins.”

    4. Habilitar los servicios remotos con la analítica – el multiplicador de resiliencia.

La analítica de energía basada en la nube son un habilitador central de los servicios expertos. Servicios como los de gestión de la potencia, la energía, los activos y la seguridad pueden incrementar las capacidades de los equipos internos para tener una mayor resiliencia y, al mismo tiempo, lograr los objetivos corporativos de eficiencia y cumplimiento de las regulaciones ambientales.

En este sentido, las analíticas pueden permitirle a tus partners remotos entender rápidamente el contexto de tu sistema, identificar las principales prioridades y enfocarse inmediatamente en ellas sin perder tiempo entendiendo lo que los equipos internos ya sabían.

Puedes profundizar más en este tema en nuestro blog: “How Power Analytics Can Enable remote Services.

     5. La analítica como puerta a una colaboración más profunda – conectando los equipos y dominios de las instalaciones.

Al tiempo que tú te beneficias de la analítica para mejorar la resiliencia eléctrica, otros equipos de tu organización pueden utilizarla en sus propias áreas – por ejemplo, en sistemas mecánicos como los HVAC, sistemas de procesos industriales o sistemas de seguridad.

Potenciar el intercambio de datos y la colaboración entre equipos puede abrir mayores oportunidades para optimizar las infraestructuras y los procesos e incrementar la eficiencia y la resiliencia.

Para más información, puedes leer nuestro blog: “Power Analytics: Taking Insights to the Enterprise Level.”

La arquitectura IoT y preparada para el futuro EcoStruxure Power de Schneider Electric respalda la distribución de energía digitalizada, permitiendo una conectividad mejorada, operaciones en tiempo real y analíticas inteligentes.

EcoStruxure Power Advisor es un servicio proactivo basado en las analíticas que, combinado con tu sistema de gestión de la energía, te permite optimizar el rendimiento, la fiabilidad de la energía y la resiliencia.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)