Gestión de la energía

El poder del IoT y cómo ha cambiado los servicios

¿Cuándo escuchaste por primera vez el término “IoT”? Tal vez ya tenías mucha experiencia y una larga lista de logros profesionales, quizás aún eras estudiante. O tal vez, como es el caso de cada vez más profesionales, “IoT” es un término con el que creciste.

La verdad no importa que el IoT se encuentre en todos lados, lo importante es por qué. Creo que el mayor valor del IoT es que nos permite usar tecnologías y servicios digitales conectados para resolver problemas que afectan el rendimiento de las empresas.

¿Por qué conformarse con energía poco fiable y poner en riesgo tu empresa?

Sin importar el rubro de la industria, hay ciertos hechos que son evidentes: el futuro será mucho más eléctrico, ya que la energía eléctrica permite acelerar la descarbonización y la continuidad comercial depende cada vez más de energía confiable.

Por lo tanto, cuando la energía que sustenta tu empresa falla o causa problemas, las consecuencias son serias. Incluso hoy en día, el impacto anual del tiempo de inactividad no planificado en plataformas petrolíferas en alta mar supera los 49 millones de dólares, e incluso 88 millones para aquellas con el peor rendimiento.

Los data centers, por su parte, experimentan en promedio 2,4 paradas de planta  al año, además de más de 10 eventos de tiempo no planificado. Con un costo de 5 600 dólares por minuto, en poco tiempo las pérdidas se vuelven astronómicas. Por último, también existe el riesgo de incendios, de los cuales un 25 % ocurre debido a un problema eléctrico.

Las áreas problemáticas son bastante obvias: los problemas con la energía y la automatización suponen riesgos eléctricos para el personal y los equipos, son la causa de la ineficiencia operativa y del tiempo de inactividad, y, además, ponen en riesgo la reputación y los objetivos medioambientales de la empresa.

El primer paso para reducir estos riesgos es recabar e interpretar datos

En mi opinión, la mayoría de las empresas no deberían permitirse este nivel de riesgo. En Schneider Electric, la solución que recomendamos aprovecha el increíble poder del IoT. Funciona así: empezamos con productos conectados con capacidad de conexión digital nativa. Ni los recursos digitales ni la conectividad tienen valor en sí mismos, pero se puede tener verdadero conocimiento cuando los dispositivos de energía y automatización usan sensores para medir la salud de los equipos y la información de las operaciones para generar datos, se conectan a redes de comunicación para transmitir esos datos, y usan software de análisis diseñado por expertos para transformar los datos en información relevante.

Este conocimiento se puede emplear para proteger a las personas y los activos, y liberar energía para concentrarse en la actividad principal de tu empresa.

El segundo paso es una asistencia potente

Sin embargo, el poder del IoT no es suficiente por sí solo, se requiere asistencia humana. Por tanto, después de entender la importancia de los equipos digitales, el siguiente paso es el soporte humano, es decir, los equipos de mantenimiento y expertos de servicios de campo tradicionales, pero ahora equipados de nuevos servicios digitales para aprovechar el abanico de beneficios que cubren la totalidad de las operaciones, de la energía a los procesos.

Los beneficios se dividen en cuatro categorías:

Seguridad: La tecnología y servicios digitales conectados protegen al personal y los activos. Por ejemplo, muchas empresas están usando herramientas de realidad aumentada para facilitar el mantenimiento sin contacto de los equipos eléctricos en el campo.

Eficiencia: Hay muchos tipos de eficiencia, incluyendo la eficiencia energética y operativa. Para aprovechar al máximo las horas de trabajo, nada es más efectivo que contar con equipos y servicios digitales. Por ejemplo, las alertas automáticas notifican a los operadores sobre las áreas problemáticas en tiempo real, lo que implica menos tiempo y dinero en tratar de ubicar y diagnosticar un problema.

Resiliencia: Contar con energía y automatización confiable mantiene los procesos activos, por lo que es necesario tener equipos bien mantenidos. No creo que el mantenimiento calendarizado sea la mejor estrategia para garantizar el tiempo de funcionamiento. Los equipos y servicios digitales conectados permiten actualizar la estrategia de mantenimiento. Con el monitoreo basado en condiciones, las empresas pueden anticipar problemas y prevenir fallas antes de que ocurran, con lo que aumenta la seguridad y disminuyen las paradas de planta.

Sostenibilidad: Los objetivos empresariales globales, nacionales e internos se centran cada vez más en la sostenibilidad. El aumento de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de CO2 mejoran las credenciales ecológicas de las empresas, mientras que las herramientas y los servicios de monitoreo y gestión de energía son la clave para el seguimiento de progreso. Y cuando la energía está conectada, la información está disponible, lista para su uso.

Observa los resultados de combinar equipos y servicios conectados

Aquí tenemos algunos ejemplos de resultados comerciales significativos gracias a los servicios habilitados por el poder del IoT.

Los analistas y las empresas tienen mayor conocimiento sobre el IoT y los servicios unificados

El IoT llegó para quedarse y su impacto puede ser enorme, pero ninguno de sus beneficios es tan significativo como el impacto que tiene en los servicios y el valor que los servicios IoT le entregan hoy a las empresas.

 

Nuestro viaje digital ha sido largo y gratificante. En general, nos ha ayudado a cumplir con requisitos de tiempo de actividad SLA muy estrictos en nuestras plantas y, además, a aumentar la agilidad de respuesta a los requisitos comerciales”.  Sumit Mukhija, CEO, STT GDC India.

 

Las empresas no siempre están alineadas y requieren un objetivo y una estrategia comunes. A veces hace falta un tercero neutral, como un experto en servicios, para conseguirlo.” Jennifer Cooke, Directora de Investigación, gestión de data centers IDC.

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)