Gestión de la energía/Eficiencia energética

Se abre una etapa clave para el autoconsumo eléctrico

El 5 de marzo es el Día Internacional de la Eficiencia Energética, una fecha que nos sirve para visibilizar y concienciar sobre la emergencia climática en la que estamos inmersos. Son muchas las empresas y países que se han comprometido a reducir sus emisiones en el horizonte 2030, e incluso desde Schneider Electric recientemente hemos anunciado que seremos carbono neutrales para entonces. Pero, ¿qué podemos hacer a nivel particular? La buena noticia es que puedes reducir tus emisiones de carbono, mejorando tu eficiencia energética, con soluciones que además te aportan un ahorro en el consumo eléctrico y abaratan tus costes energéticos. En este artículo me centraré en los últimos cambios del sector energético que benefician el autoconsumo eléctrico, con su consecuente reducción de precios en tu factura de la luz, entre otros muchos beneficios. 

Descargar informe energético Q1 2020 Schneider Electric

El Real Decreto 900/2015 según el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo acaparó muchos titulares en su momento. Muchos opinaron que aquellas políticas desincentivaban el autoconsumo y que era ese su único fin (de ahí la nomenclatura de “impuesto al Sol” que se generalizó). Otros apostaron por el peaje de respaldo de la red como la herramienta más ecuánime para el reparto de los costes fijos en la red. Y otros defendieron que lo que no estaba bien configurado era la estructura de costes de la red, ya que muchos costes fijos de la red se engloban como variables.

Sea como fuere, tres años después, en octubre de 2018, Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España, anunciaba su derogación. Una derogación acompañada de varias reformas que tenían por objeto fomentar el autoconsumo de energía solar.

A ello se suma que, en abril de 2019, se aprobó el Real Decreto 244/2019, que habilita la figura del autoconsumo colectivo (por ejemplo, para comunidades de vecinos) y reduce los trámites en el caso de los pequeños consumidores.

Como consecuencia de estas medidas, en 2019, según datos de la UNEF (Unión Española Fotovoltaica), se instalaron 459 MW de nueva potencia fotovoltaica para autoconsumo. Es decir: prácticamente el doble de la potencia instalada en 2018 (253 MW).

En nuestro país, en este año que iniciamos, empezaremos a ver, ya de forma mucho más clara la activación del autoconsumo.

Se espera un gran impulso de las inversiones en el sector (de entre 4.000 y 5.000 millones de euros, de acuerdo con declaraciones del director general de la UNEF, José Donoso, ante la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Senado), la activación de proyectos fotovoltaicos en diferentes comunidades autónomas, y un mayor crecimiento del consumo residencial y en polígonos industriales.

Por eso, es un buen momento para repasar cómo ha ido evolucionando la cuestión y cuáles son los retos de futuro que se plantean.

Un nuevo paradigma en el sector eléctrico

En los últimos años se ha producido una concentración de empresas en toda la cadena de valor del sector eléctrico, lo que supone una nueva oportunidad de negocio para las compañías.

El sector ha ido evolucionando desde un modelo unidireccional, en el que las grandes centrales distribuían electricidad a los clientes, hacia un sistema más descentralizado y multidireccional. En este escenario, la actividad de distribución de energía juega un papel esencial, creando y operando redes inteligentes que combinan las instalaciones tradicionales de distribución con recursos distribuidos y nuevos sistemas de información. Esto posibilita, por ejemplo, la integración de las renovables, la promoción del vehículo eléctrico o la incorporación de nuevas soluciones de red no-convencionales que minimicen el coste.

Este cambio de modelo de negocio y de actores y perfiles ha sido facilitado por la Ley de Autoconsumo que también ha impulsado la actividad económica y el empleo local. Además, el fomento de la inversión en la mejora de las infraestructuras de red ha permitido su adecuación a los retos que suponen los nuevos hábitos de generación y consumo, así como la renovación de partes obsoletas del sistema y la mejora de su fiabilidad.

Los cambios regulatorios en favor del autoconsumo son ya un movimiento mundial. Los motivos son numerosos, pero si hay uno que destaca por encima del resto es el de reducir las emisiones de CO2. En algunos países, como EE. UU., Australia o Puerto Rico, estos cambios se han dado mucho antes, proporcionándonos la oportunidad de aprender de su experiencia. En este sentido, Schneider Electric, al contar con presencia a nivel mundial, tiene la capacidad de recolectar todo ese conocimiento y usarlo en nuestro país con el mercado local.

Beneficios para los consumidores

La factura de la luz en nuestro país es un tema sensible: en los últimos cinco años no ha parado de crecer, y actualmente es la quinta más cara de Europa, después de Alemania, Dinamarca, Bélgica e Irlanda.

Más aún: si la desglosamos, nos encontramos con que solo el 37,5% de lo que pagamos corresponde a lo que cuesta producir la energía. Más del 40% corresponde a los peajes de transporte y distribución, y el restante 21% corresponde al IVA.

Entonces, si hablamos de autoconsumo, ¿cómo se verán afectados los consumidores?

Pues, precisamente: el autoconsumo y la digitalización de la red permitirán a los consumidores mejorar su gasto en energía, ya que tendrán una mayor capacidad de decisión, no sobre el precio, sino sobre lo que harán con la energía. Y eso, al final, acabará repercutiendo en el precio.

Es decir: el consumidor tendrá la posibilidad de almacenar la energía solar generada, y venderla en el momento en que sea más cara. Así, su rol cambiará, pasará también a ser un prosumidor, y podrá sacar un beneficio. No decidiremos los precios, pero podremos gestionar nuestros recursos.

Además de los cambios legislativos, se necesitan cambios tecnológicos

Esta transformación del sector eléctrico supone toda una oportunidad para las compañías eléctricas. Pero hacerlo posible no es solo un tema legislativo, sino también, tecnológico.

Es necesario mejorar la red de baja tensión de nuestro país para poder gestionar los flujos generados. La red actual no es inteligente, y hemos de dotarla de tecnologías que le permitan serlo. La red de baja tensión es el siguiente paso por dar para habilitar todas las posibilidades que nos ofrecerán la transición energética.

Para ello, es necesario el soporte estratégico de la Administración española. Es el momento de emprender políticas de estímulo para el sector, especialmente en lo que respecta a la infraestructura de recarga del vehículo eléctrico; la integración de renovables, generación distribuida y almacenamiento y a la automatización y monitorización de redes de distribución de media y baja tensión.

También es necesario ofrecer soluciones tecnológicas que posibiliten estos nuevos modelos de negocio. Así, aparte de la conexión por cable que llega a los hogares o a las instalaciones, también debe haber una instalación de datos que permita el tipo de interacción con el sistema que facilite todas estas transferencias. Al final, los datos pueden ser los nuevos kilovatios.

Buen ejemplo de ello es el denominado Vehicle to Grid (V2G), que permite el retorno de la energía sobrante de la carga de un vehículo eléctrico a la red para su posterior comercialización. Si el uso del vehículo eléctrico acaba siendo extensivo, un sistema de autoconsumo como el V2G puede ahorrarnos ampliar la red. Además, en algunas instalaciones, el vehículo eléctrico podría alimentarse directamente de una fuente renovable o actuar como inyector de energía dentro de la red, siendo un punto activo.

Como podemos ver, estamos ante un momento clave para el sector eléctrico en general y el autoconsumo en particular. Un momento que podremos ir analizando a medida que vayamos conociendo las muchas regulaciones en pro de la transición energética que se prevé que el nuevo gobierno lance en breve.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)