Gestión de la energía/Eficiencia energética

Aprobado el Real Decreto-Ley 23/2020 para impulsar nuevas medidas en materia de energía y favorecer la reactivación económica

El pasado martes 23 de junio, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 23/2020 por el que se aprueban medidas en materia de energía y otros ámbitos para la reactivación económica. De esta manera, se quiere impulsar la transición energética, de forma ordenada y rápida, hacia un sistema eléctrico 100% renovable y favorecer la reactivación económica tras el impacto del COVID-19, en línea con el Pacto Verde Europeo (“Green Deal”). Además, también va dirigido a desplegar algunas de las medidas presentes en el todavía borrador del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC 2021-2030).

Para ello, entre otros aspectos, el Real Decreto-ley 23/2020 elimina barreras para el despliegue masivo de fuentes renovables, define nuevos modelos de negocio y fomenta la eficiencia energética.

Eficiencia energética Schneider Electric

¿Qué medidas incluye el nuevo Real Decreto-ley?

  • El primer bloque incorpora medidas para el desarrollo ordenado y el impulso de las energías renovables como, por ejemplo, la regulación del acceso y la conexión a las redes de transporte y de distribución de la electricidad en base a la viabilidad técnica y a la solidez de los proyectos, aclarando los hitos y plazos administrativos necesarios para su autorización y ejecución. También regula un nuevo mecanismo de subastas para dotar a las renovables de un marco predecible y estable y permitir a los consumidores beneficiarse de los ahorros asociados a la integración de estas en el sistema.
  • El segundo bloque incorpora medidas para el impulso de nuevos modelos de negocio mediante la modificación de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico con el objetivo de eliminar barreras administrativas. Además, implementa un nuevo marco jurídico dirigido a impulsar la actividad económica, la competitividad del sector, el empleo, la digitalización, la descarbonización y la neutralidad climática en el contexto de la Transición Energética, destacando modelos como la agregación de la demanda, las comunidades energéticas renovables, el almacenamiento y la hibridación.
  • El tercer bloque regula las medidas para el fomento de la eficiencia energética que se concretan en una modificación de la Ley 18/2014 de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. El objetivo es extender la vigencia del sistema nacional de obligaciones de eficiencia energética hasta el año 2030.
  • El cuarto bloque introduce otras medidas sectoriales para el impulso de la actividad económica y el empleo en respuesta a la crisis del COVID-19.

De entre todas las medidas incluidas en el nuevo Real Decreto-ley 23/2020, destacamos aquellas dirigidas a simplificar e impulsar la integración de la generación renovable en las redes de transporte y distribución de la electricidad, así como la introducción de conceptos como “hibridación” y “almacenamiento” como elementos necesarios para garantizar la calidad y la continuidad del suministro a partir de energías renovables. Como sabemos, la disponibilidad de estas depende de factores externos poco o nada gestionables, que hacen necesaria la digitalización para su control.

Además, dicho Real Decreto-ley traslada al ordenamiento jurídico español figuras ya contempladas en directivas europeas como son “agregación”, “agregador de la demanda” y “comunidades energéticas renovables”, donde se prevé que aparezcan nuevos modelos de negocio en los que las empresas, particulares y administraciones locales podrán gestionar tanto la generación – micro generación – como la venta de energía.

Adicionalmente, se incluyen medidas administrativas para facilitar la instalación de infraestructuras para puntos de recarga de vehículo eléctrico (VE) de potencias superiores a 250 kW.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)