Gestión de la energía/Eficiencia energética

La elección de las resistencias calefactoras para cuadros eléctricos que funcionan en el exterior

Conseguir dominar la gestión térmica no es algo sencillo. Sin embargo, conociendo algunas reglas generales y conceptos básicos, podrás evitar muchos problemas y ahorrarte varios quebraderos de cabeza.

Pero antes de repasar las principales directrices, hagamos frente al problema más común; y es que el 70% de nuestros clientes alega que el motivo por el que hacen uso de las resistencias en los cuadros eléctricos es eliminar la condensación.

La condensación suele ser una preocupación primordial en las instalaciones diurnas que cesan su actividad por la noche. A medida que el calor del interior de un armario se disipa, puede formarse el rocío. Además, si el armario está en el exterior y en una zona donde la humedad relativa es del 70% o superior, la probabilidad de que las superficies metálicas interiores alcancen el punto de rocío es más elevada.

¿Y el otro 30% de los clientes? A veces, el motivo de uso de resistencias es combatir el frío: una preocupación cuando las temperaturas oscilan entre los 5 y 15o C (41 to 59o F). Cuando las condiciones son aún más frías, suele haber alguna otra forma de protección térmica para los aparatos electrónicos. Pero incluso en ese caso, puede ser necesario calentar el interior del armario.

Como ya adelantamos al principio, existen unas pautas básicas que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar una resistencia calefactora.

El requisito básico será conocer en detalle los rangos de trabajo en términos de temperatura y humedad de los componentes electrónicos y de otro tipo que queremos proteger. Este dato lo encontrarás, normalmente, en la parte final de las instrucciones del equipo.

Una vez conocemos la correcta zona térmica de trabajo de nuestros equipos, seleccionaremos la solución más oportuna. Hay cuatro tipos generales de soluciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes:

1. Resistencia 360º en el interior del armario

Resistencia calefactora de aluminio con una potencia de 10 a 150 vatios (W) que proporciona calor en todas las direcciones.

Desventaja: lenta velocidad de calentamiento.

Ventaja: calienta todo el interior a la misma intensidad, evitando la condensación en todas las partes de la envolvente.

2. Resistencias aisladas: calentamiento unidireccional

Resistencia calefactora aislada, con potencia de 10 a 150 W. Al estar aislada, proporciona calor predominantemente en una dirección.

Desventaja: al igual que las resistencias de aluminio, su rendimiento de calentamiento es relativamente lento y su potencia nominal es limitado.

Ventaja: Proporciona ahorro de energía y eficiencia porque puede calentar sólo el equipo crítico y dejar el envolvente más frío. Muy conveniente en condiciones exteriores extremas. 

3. Calentamiento rápido

Resistencias calefactoras aisladas o de aluminio equipadas con ventilador.

Desventajas: potencia hasta 400 W, ofrecen un calentamiento rápido y multidireccional.

Ventajas: su temperatura de funcionamiento prevista se alcanza más rápidamente gracias a la convección activa. Muy útil para los variadores de velocidad, los PLC o la electrónica que funciona en condiciones extremas. 

4. Protección contra el frío y la condensación en cuadros ya en funcionamiento

Las resistencias ultrafinas son una opción ideal cuando se detectan condiciones atmosféricas propensas a la condensación en un cuadro ya en funcionamiento; donde, a menudo, el espacio disponible para equipos adicionales suele ser mínimo.

Ventajas: las innovadoras resistencias ultrafinas que ofrece Schneider Electric son tan finas que serán fáciles de encajar. Algunas de ellas sólo tienen poco más de 1,5 mm de grosor. Estos dispositivos entran en funcionamiento a bajas temperaturas y pueden montarse en cualquier dirección; van de 10 a 200 W y proporcionan un calentamiento multidireccional.

En cuanto su velocidad, ofrecen un calentamiento a velocidad media

Para dar una idea de cómo pueden aplicarse estas soluciones, veamos algunos ejemplos.

Tomemos el primer lugar un cuadro que funciona en un ambiente muy frío, por lo que requiere un calentamiento rápido. En este caso, las resistencias calefactoras con ventilador combinadas con un termostato electrónico preciso ofrecerán una solución decente que puede soportar temperaturas de hasta -40o C (-40o F).

Otro ejemplo podría ser el siguiente: unos equipos situados en un ambiente marítimo, con alta salinidad. Una resistencia ultrafina, emparejada con un higrómetro o un higrostato como controladores de humedad y temperatura sería una solución ideal.

A veces pueden aparecer diferentes problemas térmicos en zonas concretas de los aparatos: en las piezas metálicas, en las bandejas, etc. La solución puede consistir en realizar mediciones de la temperatura de las superficies de las zonas problemáticas y calentarlas según sea necesario con una resistencia calefactora ultrafina.

Un último ejemplo es cuando los equipos sensibles se encuentran en zonas puntuales de un gran armario de control. En este caso, se pueden utilizar resistencias calefactoras aisladas colocadas en estos puntos específicos. Así se protege el equipo sensible sin calentar todo el armario.

Cómo seleccionar tus dispositivos de gestión térmica para optimizar térmicamente tu proyecto de exterior

El último instrumento que podemos ofrecerte será nuestro software de cálculo térmico online y gratuito: ProClimaWeb . Sus avanzados algoritmos te ofrecerán soluciones de control térmico para tus proyectos de exterior.

cuadros eléctricos

Ayuda a identificar la resistencia calefactora y el controlador más adecuados para conseguir una arquitectura más optimizada. Gracias a Proclima, podrás determinar con seguridad qué configuración es la más adecuada para tu proyecto de exterior.

Para obtener más información visita la página de resistencias ClimaSys CR. Además, ponemos a tu disposición diferentes documentos que podrán serte útiles para tus proyectos térmicos:

  • Mini-guía: Soluciones de gestión térmica para invierno
  • Guía Técnica para Armarios de Control
  • Y…no te pierdas el resto de los consejos en nuestros próximos artículos en el blog

Por último, te presentamos al que será tu mejor aliado a la hora de optimizar la configuración térmica, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas del lugar donde instalarás tus cuadros eléctricos: nuestro software online ProClimaWeb .


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)