Gestión de la seguridad

Antes de mudarte a tu nueva casa, comprueba la seguridad de tus componentes eléctricos

Firmado por Luis Catalán, Responsable Canal DIY

Los incendios domésticos por fallos eléctricos son mucho más comunes de lo que creemos. Según la Fire Protection Association, los problemas eléctricos causaron 45.210 incendios domésticos al año entre 2010 y 2014.

Los problemas causantes de un incendio doméstico pueden detectarse en las inspecciones eléctricas del hogar. Uno de los mejores momentos para llevar a cabo esta comprobación es antes de mudarte a tu nueva casa. De hecho, la Electrical Safety Foundation International recomienda realizar una inspección a la instalación eléctrica con la adquisición de cualquier inmueble semi-nuevo. A continuación, te damos unas claves sobre dónde buscar posibles fallos.

Enchufes e interruptores

Antes de empezar a amueblar, es necesario comprobar todos los enchufes e interruptores, ya que los muebles pueden ocultar los puntos problemáticos. Asegúrate de que todos tus enchufes tengan conexión a tierra, y que tanto enchufes como interruptores tengan protectores. Si tienes bebés o niños en casa, cuenta los enchufes del inmueble, ya que tendrás que comprar otros tantos protectores.

Busca muescas de posibles daños o partes sueltas. Un enchufe o interruptor que esté suelto, o cuya placa esté agrietada, supone un serio riesgo de electrocución e incendio. La descoloración o calidez al tacto de un interruptor o enchufe sugiere una acumulación peligrosa de calor, así que es mejor no usar ese punto hasta que lo revise un electricista. Si oyes ruidos extraños, como zumbidos o crepitación, que salgan de un interruptor o enchufe, podrían ser señal de un problema en el cableado, requiriendo una valoración por parte de un electricista.

Por último, comprueba todo interruptor o enchufe aunque no muestre alguno de los indicadores mencionados, y asegúrate de que funcionan correctamente y que las clavijas encajan correctamente.

Tomas de luz

Lo siguiente es comprobar las tomas de luz de tu nueva casa. Asegúrate de que todos los apliques, tanto de techo como de pared, sean seguros. Así mismo, comprueba el vataje y las bombillas de todas las tomas de luz. Si los anteriores propietarios instalaron una bombilla de mayor vataje del que podía soportar la toma, podría recalentarse y prender cualquier material inflamable cercano, como la tela o el papel de una pantalla de lámpara.

El cuadro eléctrico

Los fusibles o interruptores de tu cuadro eléctrico te protegen de posibles incendios a base de evitar sobrecargas en la instalación eléctrica. Asegúrate de que todos estén correctamente dimensionados para su circuito. Un dimensionado erróneo puede dar lugar a recalentamientos en el cableado, y por lo tanto un peligro de incendio.

Comprueba, también, si tu cuadro tiene Interruptores de Arco Eléctrico (AFCIs) instalados. Estos dispositivos son diferenciales especiales que controlan que no haya peligrosos arcos eléctricos, que pueden ocasionar incendios, y los eliminan cuando se detecta uno.

 

Solventar los problemas de seguridad eléctrica

Aunque puedas solucionar tú mismo cosas como una tapa de enchufe desfasada o una bombilla equivocada, los peligros más serios requieren una atención profesional. Si descubres cualquiera de los peligros eléctricos arriba expuestos, no dudes en contratar a un electricista con licencia para que lo investigue y solucione.

Descubre cómo hacer que tu casa nueva o tu casa actual sean más seguras accediendo a información adicional sobre seguridad eléctrica doméstica.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)