3 min read

Tres claves para garantizar el éxito del proyecto de modernización de SAI

Como parte de tu rutina anual de mantenimiento de SAI, es posible que encuentres varios SAI que deban actualizarse, ya se trate de una actualización de firmware, reemplazo de componentes o el cambio completo por nuevos modelos. En esta publicación, ofreceré algunas claves para garantizar el éxito de un proyecto de modernización de SAI.

Evalúa las necesidades de SAI

Lo primero que debes hacer es evaluar tus necesidades actuales y futuras de SAI. En general, deseas dimensionar tus SAI de manera adecuada, para que proporcionen un tiempo de funcionamiento adecuado a las cargas que necesitan proteger. En muchos casos, las empresas instalan SAI y dejan mucho espacio para el crecimiento. Si ese crecimiento nunca se materializa, tendrás un SAI ineficiente. Los SAI más antiguos se vuelven muy ineficientes energéticamente a cargas bajas. Y con los sistemas 2N, tienen una carga baja por definición. Esta ineficiencia es una pérdida de dinero. Los SAI modernos mantienen una alta eficiencia a cargas bajas. Esto es algo que hay que tener en cuenta a la hora de valorar la compra de un SAI nuevo.

Ten en cuenta también cómo han cambiado o cambiarán tus necesidades. A medida que las empresas virtualizan más servidores, trasladan las cargas de IT a los proveedores de servicios en la nube y migran a una infraestructura altamente convergente, es posible que reduzcan drásticamente la cantidad de infraestructura de IT que necesitan proteger.

Es muy posible que puedas reemplazar tus SAI por unidades más pequeñas, lo que significa que el interruptor no costará tanto como crees y ahorrarás en costes operativos continuos.

Reemplazar o revitalizar

También es posible que en lugar de reemplazar los SAI, puedas revitalizarlos o modernizarlos.

En algunos casos, tú tomarás la decisión. Si el soporte del OEM ha finalizado o ya no es posible encontrar recambios, en realidad no tienes otra opción que reemplazar la unidad. En otros casos, un SAI puede necesitar tanto mantenimiento que ya no tiene sentido seguir invirtiendo dinero en él. O quizás el SAI ya no pueda cumplir con sus requisitos de rendimiento, lo que significa que no puede soportar las cargas de IT necesarias.

Por otro lado, en muchos casos es posible revitalizar un SAI sustituyendo determinados componentes que se desgastan con el tiempo, para devolverlo a un alto nivel de rendimiento. La Figura 1 muestra los diversos componentes que se pueden reemplazar, al menos en SAI relativamente modernos con hasta unos 10 años de antigüedad. Los elementos más habituales son:

  • Baterías, que generalmente deben reemplazarse cada 3 a 5 años en condiciones normales de funcionamiento, o antes en entornos que son excesivamente calientes, fríos, húmedos o sucios.
    • Condensadores de CC: una inspección visual o un escaneo térmico pueden detectar cualquier problema.
    • Ventiladores, especialmente en SAI que emplean tecnología de doble conversión, que requiere que el ventilador funcione con más frecuencia; revisa si hay altas temperaturas o cambios en el sonido que indiquen que el ventilador no está funcionando.

Encuentra un buen partner

Es muy posible que los tipos de evaluaciones descritos anteriormente estén más allá del alcance de tu organización de IT. O puede que simplemente no tengas tiempo debido a todas las exigencias que debes cumplir.

En cualquier caso, o quizás solo para tu tranquilidad, es posible que desees encontrar un partner que te ayude. Idealmente, querrás uno que pueda evaluar a fondo toda tu instalación eléctrica y que te asesore sobre los distintos aspectos señalados anteriormente.

Busca uno que esté dispuesto a trabajar con tu instalación actual, intercambiando componentes de un SAI y usándolos en otro cuando sea posible. El partner también debe tratar de reutilizar los interruptores y el cableado existentes, y evaluarlos para asegurarse de que cumplen tanto los requisitos del SAI como los códigos NEC aplicables.

Independientemente de lo que decidas hacer, asegúrate de prestar a tus SAI la atención que merecen, y de actualizar o sustituir los que no estén a la altura. Para obtener más información, consulta el White Paper n.° 214 de Schneider Electric, «Guía sobre qué hacer con un SAI antiguo» y el White Paper n.° 272,«Un marco para modernizar la infraestructura de las instalaciones de un Data Center».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.