Home design

Cinco tips para convertir tu casa en un espacio de trabajo ideal

Nos encontramos viviendo una situación inédita. Lo que creíamos que pasaría solo en películas ha sucedido y está impactando nuestro día a día. El mundo nos sorprendió y es momento de valorar los espacios que tenemos en casa.

Para dar la batalla contra esta pandemia, se nos ha pedido solo una cosa, resumida en esta frase: “Quédate en casa”. Sin embargo, para muchos de nosotros, la casa es un lugar donde habitamos intermitentemente, considerando que la mayor parte del día la pasamos por fuera al salir a trabajar y regresamos a nuestros hogares para descansar.

¿Qué pasa cuando ese lugar de descanso se convierte en nuestra oficina? Es en definitiva una situación complicada que pone a prueba nuestra concentración. Si vivimos con nuestra familia, nuestros hijos pueden volverse una constante fuente de distracción. Y ni hablar de ese sillón en dónde acostumbramos a ver nuestra serie favorita, o la habitación, que es nuestro lugar habitual para descansar al final del día.

Ante esto, es vital encontrar un espacio para evitar las distracciones y acondicionarlo como nuestro nuevo lugar de trabajo.Para lograrlo, te traigo estas cinco recomendaciones:

  1. Elige la ubicación perfecta:
    Uno de los factores principales para mantenernos despiertos y atentos es la iluminación, y no hay nada mejor que aprovechar la luz natural. Elegir un espacio cerca de una ventana con buena fuente de luz durante el día es clave. Adicionalmente, este espacio deberá estar ubicado estratégicamente en nuestro hogar, preferiblemente lejos de la cocina y la habitación principal, de modo que pueda ser un área exclusivamente dedicada al trabajo.
  2. Usa el mobiliario adecuado:
    Lo que más extrañamos de la oficina es, sin duda, nuestra silla. Este es uno de los principales factores de rendimiento ya que el cuerpo requiere de cierto confort para quedarse en la misma posición por largas horas. En caso de no tener uno de estos asientos, recomendamos hacer pausas cada cierto tiempo para realizar algunos estiramientos, tomar agua y comer.
  3. Ambienta tu espacio:
    Tener un lugar agradable a la vista, ordenado y con nuestro propio toque personal nos ayuda a ser más productivos y eficientes, además de brindarnos la paz suficiente para generar un ambiente saludable de trabajo. Sé creativo y adecua este espacio a tu gusto. Redes como Pinterest pueden darte ideas novedosas y fáciles de ejecutar.
  4. Establece un horario de trabajo:
    Aun estando en casa, debemos cumplir un horario de trabajo. Tomemos nuestras horas de comida habituales y tratemos de no trabajar después de la hora de salida. Hacer ejercicio por la mañana (hay muchas opciones para hacerlos en casa), desayunar y darnos un baño ayuda a hacer más disfrutable esta rutina. Recomendamos realizar actividades después de trabajar, tales como ejercicio, juegos de mesa, lecturas y hasta rompecabezas. Está comprobado que este tipo de acciones ayudan a oxigenar el cerebro y evitan la depresión.
  5. Deshazte de lo que no usas:
    Esta es una de las actividades que personalmente he realizado durante la cuarentena. Me he deshecho de cosas que no usaba desde hace meses como ropa, zapatos y muebles. Cuando te embarques en esta actividad, sé objetivo y piensa hace cuánto no usas ciertas cosas. Si han pasado más de 6 meses desde su último uso, quizás es momento de decirle adiós.Vale la pena recordar que a veces lo que no nos sirve, a alguien más le puede funcionar, por esto sugerimos donar estos objetos que no utilices, en vez de tirarlos a la basura.

Espero que estos consejos te sean de utilidad para optimizar los espacios y hacerlos más agradables para realizar las labores de oficina. Es importante quedarnos en casa y sacar el mayor provecho de esta situación. Si quieres ayuda profesional para rediseñar tus espacios, te invito a visitar nuestro portal de arquitectos y diseñadores de interiores.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)