Hospitales

Seis pasos que las instalaciones hospitalarias pueden tomar para reducir el riesgo de propagación de enfermedades infecciosas

Texto adaptado y traducido de «Six Steps Hospital Facilities Can Take to Reduce the Risk of Spreading Infectious Disease» escrito por Christopher Roberts, Arquitecto de soluciones globales para el segmento de salud de Schneider Electric.

La situación que estamos viviendo actualmente, tiene a los sistemas mundiales de salud en alerta para proteger a sus pacientes y a su personal. Ante esta situación, de la que todavía se desconocen algunos detalles, se exigen mayores esfuerzos por parte de los administradores de las instalaciones médicas.

Tengo experiencia en servicios de construcción y he dedicado mi carrera a diseñar sistemas de control para sistemas HVAC para hospitales.  Como aspecto crítico para minimizar el riesgo de infección entre pacientes y personal, los gerentes de las instalaciones deben trabajar en conjunto con los especialistas en enfermedades infecciosas para ayudar a garantizar el funcionamiento eficiente y óptimo de los sistemas HVAC en la organización.

Las consideraciones clave que merecen una atención especial incluyen el mantenimiento de altos volúmenes de cambios de aire en todas las instalaciones; el mantenimiento de la presión negativa en la sala de aislamiento de infecciones de aire (AIIR: Airborne Infection Isolation Room) en relación con las áreas circundantes; protocolos para controlar el acceso al AIIR; ajustar y monitorear la humedad relativa de acuerdo con los hallazgos actuales; filtración y extracción de aire; y garantizar la seguridad de las fuentes de alimentación resistentes.

Entonces, ¿qué pueden hacer los centros de atención médica?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) brindan orientación para ayudar a minimizar la posibilidad de exposición. Esto requiere que el personal de salud siga de cerca los protocolos de control de infecciones, evalúe rápidamente y aísle a los pacientes . Estos últimos deben usar mascarillas quirúrgicas hasta que sean ubicados en una sala de aislamiento de infecciones de aire (AIIR) de una sola ocupación. Estas salas están diseñadas y operadas para garantizar que la presión de la sala se mantenga a un nivel de presión negativa para proteger al personal clínico, a otros pacientes y visitantes de la exposición a infecciones transmitidas por el aire.

Se puede garantizar el funcionamiento seguro de las instalaciones monitoreando y controlando seis áreas:

  1. Mantener el cambio correcto en aire. Aunque se considera que el virus se transmite por doplets, aún no está claro cuánto tiempo permanece en el aire. De acuerdo con la investigación de Cole y Cook (1998), las gotas expulsadas pueden tener diámetros de 20 a 40 µm, lo que significa que son pesadas y caen a la superficie. El flujo de aire y el tipo de cambio por sí solos no impactarán significativamente la transmisión a menos que el ambiente provoque la evaporación, haciendo que las gotas se conviertan en aerosol.  De acuerdo con ASHRE, se deben tomar precauciones para garantizar que los altos volúmenes de las tasas de cambio de aire se mantengan como se define en ASHRAE 170 en la tabla siguiente.
  2. Mantener la presión en una escala negativa. Esto es importante para ayudar a asegurar que el flujo de aire vaya en el vector correcto. El AIIR debe mantenerse a una presión negativa en las zonas circundantes y debe ser monitoreado y registrado continuamente. Cuando el personal se vea comprometido, deberá ser informado mediante pantallas locales y/o notificaciones. Se han presentado varios casos de infección cuando la presión se ha revertido debido a puertas abiertas.
  3. Controlar el acceso al aire También es necesario gestionarlo y controlarlo para ayudar a mantener un registro de quién ha tenido acceso a la sala y para proporcionar un bloqueo del aire para mantener la presión. El control de los pacientes que ingresan a la sala se logra al permitir un mayor nivel de control de acceso a la misma. El uso de sistemas de control de acceso que proporcionan acceso estrictamente a personas autorizadas puede ayudar a limitar la cantidad de prestadores de salud expuestos. En combinación con un sistema de localización en tiempo real, también se puede profundizar en el camino para comprender el rastro exacto del encarcagado que entró a la sala y el lugar en el que viajó. El bloqueo del aire también es importante para proporcionar una sala de espera, donde el encargado se pone su equipo de protección personal. Al asegurarse de que ambas puertas no estén abiertas al mismo tiempo, el régimen de presión no se ve afectado.
  4. Control de la temperatura y la humedad. La función del HVAC es proporcionar condiciones cómodas a los pacientes, pero estos parámetros también tienen un impacto tanto en el crecimiento y supervivencia de las bacterias como en el virus. Un estudio reciente descubrió que aún no se ha establecido el papel de la humedad absoluta en la transmisión del virus, y sus resultados sugieren que no necesariamente conducirá a disminuciones. «Engineering Perspective on the Environment of Care and Health Care-Associated Infections» para ASHE también concluyó que no hay evidencia suficiente de que la temperatura y la humedad relativa influyan en la transmisión.

El AIIR debe ser provisto con monitoreo de temperatura y humedad relativa, pero otras áreas de los hospitales no tendrán este nivel de monitoreo. Es típico que la humedad se mida en un escape común del área. Sin embargo, con los sensores del IoT (Internet de las Cosas), ahora está más disponible proporcionar monitoreo a nivel de sala de estos parámetros.

Esto proporciona un análisis más detallado para que las instalaciones y los equipos de control de la infección identifiquen las áreas donde la humedad puede tener un impacto en las bacterias (alta humedad) o virus (menor humedad).

  1. Asegurar una filtración adecuada y un estado limpio El tamaño de partícula de estos virus es muy pequeño y se necesita una filtración adecuada para asegurar que no se muevan de un área a otra. El aire de un AIIR no debe ser recirculado, sino agotado directamente en el exterior. Sin embargo, aún se necesita filtración. Se necesitan filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA: High Efficiency Particulate Arrestance) para eliminar las partículas muy pequeñas. El equipo de las instalaciones debe asegurarse de que están cambiando estos filtros según sea necesario en función del estado de suciedad de los sensores que monitorean la caída de presión a través del filtro. ASHRAE también proporciona orientación para aplicar procedimientos de seguridad del personal cuando se cambian filtros. Dependiendo de los tipos de organismos y otros contaminantes recolectados en los medios usados, se debe realizar una evaluación de riesgo.
  2. Suministrar fuentes de alimentación resistentes La necesidad de asegurar que estos sistemas funcionen continuamente es crítica para la seguridad de los pacientes y del personal. Es necesario disponer de redundancia para los sistemas según lo definido en el Memorando técnico de asistencia sanitaria (HTM) 06-01 del Reino Unido: «Se debe identificar la provisión de reserva adecuada (por ejemplo, la conexión a la fuente de alimentación esencial o a las fuentes de alimentación ininterrumpidas) para permitir la continuidad de la alimentación en caso de que se produzca una falla en la alimentación eléctrica».

Para las instalaciones que no tienen suficiente AIIR, los pacientes deben ser aislados en salas de evaluación con puertas cerradas y trasladados a una instalación que les pueda alojar. Algunas instalaciones de atención médica cuentan con salas de evaluación que pueden ser cambiadas mecánicamente a salas negativas cuando se presentan posibles situaciones de pandemia. Esto requiere un sistema de ventilación mecánico bien diseñado.

Es necesario adoptar todos los principios de supervisión y control mencionados anteriormente. Para aquellas instalaciones que no puedan ajustar sus sistemas mecánicos, deberán aplicarse otros controles de ingeniería y medidas de seguridad provisionales. Cuando los pacientes son colocados en salas de exámenes a la espera de ser trasladados, el CDC recomienda aislarlos y garantizar que no se recircule el aire de la sala. Puede ser necesario un sistema de escape temporal para proporcionar una presión negativa en esta situación.

Ecostruxure: una solución tecnológica necesaria

La respuesta y las medidas que se tomen deben coordinarse cuidadosamente con el encargado y el equipo de control de infecciones para ayudar a garantizar que todos los miembros del hospital trabajen de manera segura y con las medidas adecuadas. La capacitación y la educación son importantes, por lo que cada miembro debe conocer el impacto de dejar una puerta abierta o no lavarse las manos. En 2018, el flujo de aire de la sala de aislamiento aéreo (EC.02.05.01 EP15) fue la incidencia 11 más citada por la Comisión Conjunta. Aquí es donde la tecnología puede ayudar a las instalaciones de atención médica, utilizando EcoStruxure™ para las instalaciones de atención médica y lograr;

  • Garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas de ventilación para lograr los cambios de aire y el régimen de presión necesarios usando la operación de edificios EcoStruxure
  • Proporcionar alertas críticas al personal de las instalaciones y clínicas cuando la seguridad pueda verse comprometida a través de EcoStruxure Building Operation
  • Registrar y analizar continuamente el desempeño de áreas críticas con EcoStruxure Building Advisor y planificar el mantenimiento de filtros.
  • Gestionar el acceso y el movimiento de las personas a través de las instalaciones usando EcoStruxure Security Expert
  • Garantizar la disponibilidad de energía mediante la distribución eléctrica digitalizada y fuentes de alimentación ininterrumpidas con EcoStruxure Power

A medida que los sistemas de salud de todo el mundo adoptan medidas para controlar y aislar esta enfermedad, los centros de atención médica pueden ayudar garantizando el funcionamiento y mantenimiento adecuados.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)