Hospitales

Hospitales: las cinco mejores prácticas para la preparación y gestión de eventos de emergencia

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric.

La naturaleza crítica de la misión de los hospitales y de sus instalaciones, requiere que todas las partes desarrollen sus negocios en torno a una alta demanda. A nivel físico, esto implica la preparación de las redes de energía eléctrica, la ventilación y la calefacción, que respaldan la disponibilidad de la instalación y aseguran la continuidad del negocio en todas las disciplinas.

Como exdirector de propiedades e instalaciones en un conocido hospital en el Reino Unido, fui responsable de mantener la resistencia no solo de la infraestructura eléctrica, mecánica y de IT, sino también de nuestra cadena de suministro y de los miembros del personal responsables de la primera línea de sistemas internos y servicios de soporte.

emergencia

La gestión de eventos de emergencia requiere un nivel de preparación más allá de la implementación. A continuación, una lista de las mejores prácticas de preparación, menos centradas en la tecnología y más en la capacidad de comunicar, actuar y mantener la resistencia:

  1. Planificación inicial más detallada y holística
    Los sistemas y las personas que trabajan en el sitio se impactan entre sí. En un evento de emergencia, la resiliencia de todo el sistema es lo que entra en juego. ¿Qué pasa si perdemos el servicio de ventilación? ¿Qué sucede si pierdo energía u otra utilidad como las telecomunicaciones? La planificación no solo implica la identificación de muchos modos potenciales de falla, sino que también requiere una comprensión de cómo las personas reaccionarán a una falla cuando ocurra y cómo pueden responder para permanecer intactos.
  1. Escalabilidad de activos físicos
    En una situación en la que las capacidades de las instalaciones se extienden al límite, las existentes pueden tener que modernizarse para un propósito diferente. Cuando se agrega alojamiento nuevo y temporal dentro del inmueble con sistemas eléctricos que son capaces de aumentar rápidamente para satisfacer las demandas de energía. Las consideraciones que pueden afectar este requisito también podrían incluir refrigeración suplementaria temporal para acomodar una mayor capacidad.
  1. La seguridad física se vuelve aún más enfática
    Durante una emergencia, la situación en las diferentes áreas del hospital estará cambiando constantemente. Pueden presentarse nuevos problemas, tal como canalizar y dirigir grandes volúmenes de personas infectadas a través de los edificios.; y la seguridad física se vuelve mucho más importante durante estas situaciones. Controlar el movimiento, la intrusión no deseada y limitar el riesgo de propagación de una enfermedad contagiosa, son factores clave.
  1. El acceso a la información es un sistema holístico
    En situaciones muy fluidas, las decisiones tácticas se basan en entradas que comunican conocimiento e inteligencia. Mientras más rápido actúen los tomadores de decisiones en toda la instalación (tanto en el lado de la planta médica como física) mejor. Por ejemplo, el uso de gases medicinales (como el oxígeno) y las tendencias de uso de energía y agua deben monitorearse de cerca para que los expertos puedan predecir con precisión lo que sucederá a continuación y establecer planes de contingencia.
  1. Los técnicos de las instalaciones también necesitarán protección
    Además de los profesionales médicos, los hospitales también integran equipos de técnicos de instalaciones. Se les puede pedir a estas personas que aborden los problemas de ventilación o drenaje dentro de las instalaciones del hospital durante tiempos de crisis. Muchos estarán preocupados por la transmisión de virus en las superficies de los conductos de ventilación o en los sistemas de eliminación de desechos. Al planificar estas situaciones de emergencia, una comprensión y evaluación de los riesgos que existen y la disponibilidad de Equipo de Protección Personal (EPP) es esencial para estas personas.

La experiencia pasada ayuda a construir un futuro más resistente

Afortunadamente, la mayoría de las situaciones de emergencia, por su propia naturaleza, son temporales. Con cada emergencia abordada vienen nuevos aprendizajes. Si bien estas situaciones de la vida real revelan brechas de resiliencia en tecnologías, procesos y recursos humanos, también ayudan a las partes interesadas a planificar un futuro con mejores resultados de resistencia.

Haz clic aquí para obtener más información sobre cómo los sistemas modernos de infraestructura pueden ayudar a respaldar mejor la resiliencia hospitalaria.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)