Hospitales

Los retos del sector sanitario: la continuidad del servicio, ciberseguridad y formación de los profesionales

El sector sanitario atraviesa un momento de enorme demanda, mayores cargas y cambios drásticos. Cada vez más dependiente de la energía crítica y la atención a los pacientes, atraviesa un período de crecimiento transformador – ya antes de la pandemia, se esperaba que el mercado del cuidado de la salud digital europeo alcanzara un valor de 145. 000 millones de euros en el año 2025.

Paralelamente, Forbes pronostica que la cantidad de datos dentro del sector se doblará cada 73 días anualmente. A este aumento de generación de datos también contribuirá la actual crisis sanitaria, con más de 2,1 millones de casos notificados solo en la UE hasta ahora.

Este aumento de demanda y datos obliga a responder a un aspecto importante: garantizar que las organizaciones sanitarias posean y aprovechen la infraestructura digital necesaria para abordar este crecimiento. Más aún, teniendo en cuenta lo presionado que está el sector para garantizar la salud de los pacientes, la integridad de los datos y la seguridad del personal.

Tendencias digitales en el cuidado de la salud

Según el CBI, en 2025, habrá 10,34 millones de dispositivos conectados en el sector sanitario europeo – en 2019 eran 2,79 millones.

Esta inversión en el Internet de las Cosas (IoT) está motivada por una mayor preocupación por la atención de los pacientes – según el 80% de los profesionales del sector, la atención al cliente y los datos eran sus principales prioridades en 2019 – y la creciente necesidad de contar con medidas de control de costes y eficiencias.

Con la pandemia, ha aumentado la necesidad de trabajar y atender a los pacientes a distancia, obligando al sector a repensar rápidamente su modo de actuar. Ahora, depende enormemente de la infraestructura digital.

Una doctora utiliza la tablet digital

La tecnología IOT, consultas virtuales y el modelado 3D en el diagnóstico están revolucionando el sector sanitario

La Inteligencia Artificial, por ejemplo, está revolucionando el diagnóstico y se espera que, en los próximos años, sea capaz de proporcionar resultados de muestras biológicas en minutos con una precisión de hasta el 90%.

Esto, junto con otros elementos como los wearables, las consultas virtuales o el modelado 3D en el diagnóstico y la formación, está impulsando el crecimiento del mercado hasta los 4.200 millones de euros previstos para 2025.

Los retos del sector sanitario

Los retos son muchos. El primero, la amenaza que suponen los fallos de suministro y el tiempo de inactividad.

El sanitario es un sector crítico obligado a garantizar la salud y la seguridad de todos aquellos que están en sus manos. Además, el aumento de la telemedicina ha hecho intolerables la latencia y el tiempo de inactividad y todo esto presiona enormemente a los profesionales TI.

Afortunadamente, la supervisión remota, utilizada adecuadamente, permite superar estas amenazas.

Por otro lado, antes de la crisis, la ciberseguridad ya era una gran área de preocupación, pero, ahora, los requisitos de protección de los datos son todavía mayores, han puesto a prueba los softwares existentes e incrementado la demanda de soluciones de seguridad física.

Toda una oportunidad para que los partners tecnológicos especializados se sumen al reto de apoyar al sector sanitario. En esta línea, tras una serie de intentos de ciber ataques, Microsoft ha ofrecido a los hospitales software de prevención de forma gratuita.

Finalmente, otro desafío es el aprendizaje y el desarrollo de los profesionales del sector. Actualmente, la OMS les ofrece la plataforma «OpenWHO» con más de 40 cursos diferentes en 21 idiomas para ayudarles a ser más versátiles en su enfoque del cuidado médico. Igualmente, los equipos TI, ahora, tienen la oportunidad de mostrar las capacidades de la infraestructura digital y cómo esta puede dar soporte a operaciones críticas de forma más fiable.

Evitar las interrupciones, una cuestión de salud pública

Para las organizaciones sanitarias, sean clínicas, hospitales o laboratorios, las interrupciones no son una opción.

En Schneider Electric les ayudamos a responder a estos riesgos, garantizando el cuidado de los pacientes y la seguridad de los datos y el personal con nuestras soluciones líderes en el mercado.

Nuestras soluciones líderes en el mercado ayudan a responder a estos riesgos, garantizando el cuidado de los pacientes y la seguridad de los datos

Así, nuestra Smart-UPS™ protege el suministro frente a sobretensiones, fallos de suministro o perturbaciones; los micro Data Centers EcoStruxure™, seguros y rápidos de implementar, ofrecen conectividad de alto rendimiento para aplicaciones afectadas por la latencia.

Nuestro software EcoStruxure IT Expert™ – que, actualmente, está siendo utilizado por una de las mayores organizaciones de investigación genómica de Europa, el Wellcome Sanger Institute – es una solución Cloud compatible con otros fabricantes que ayuda a evitar el tiempo de inactividad permitiendo una total visibilidad de la infraestructura TI y un monitoreo remoto, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Desde pequeñas clínicas a grandes hospitales, todo el sector sanitario debe afrontar una gran presión por optimizar las operaciones diarias y mantener la salud de sus pacientes y la seguridad de su personal. Y esta presión todavía ha crecido más debido a la actual crisis sanitaria.

Los proveedores de soluciones tenemos la responsabilidad de ofrecer al sector soluciones digitales seguras, robustas y resilientes que ayuden a los profesionales a ofrecer el mejor servicio posible a millones de personas.

Para obtener más información sobre las soluciones de Edge Computing de Schneider Electric haz clic aquí.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)