IIoT

Cómo controlar remotamente las operaciones industriales y conectar a los trabajadores

El mundo se ha vuelto remoto. Los confinamientos impuestos durante la pandemia han obligado a organizaciones industriales de todo el mundo a adaptarse rápidamente a unas condiciones de trabajo inusuales. Algunas han tenido más éxito en la transición hacia la «nueva normalidad» que otras. Las operaciones que han prosperado tienen algo en común: la tecnología.

Los trabajadores en remoto necesitan acceder al equipo desde cualquier lugar y en cualquier momento, y tienen que dotarse de herramientas de colaboración para conectarse con otros miembros del equipo remoto, proveedores y clientes externos. Las empresas más ágiles y resilientes utilizan tecnologías innovadoras para entregar datos a los trabajadores en remoto, para que puedan tomar decisiones más rápidas y precisas. En todo este entramado de nuevas capacidades, también están descubriendo nuevas formas de controlar mejor el gasto de capital y reducir el riesgo de sus operaciones.

Operaciones y mantenimiento remotos

Las tecnologías innovadoras ya permiten gestionar las operaciones industriales y el mantenimiento prácticamente desde cualquier ubicación remota. Con la ayuda del Internet industrial de las cosas (IIoT), los gemelos digitales, la informática en la nube y la inteligencia artificial (IA), las operaciones industriales están facilitando los procesos de la cadena de suministro, la producción y la complejidad de la distribución mediante la vinculación de los procesos centrales en un entorno digital unificado.

Organizaciones como Schneider Electric y AVEVA proporcionan soluciones de software, servicios, poder digital y de infraestructura física de procesos que facilitan la transición a la esfera de las operaciones controladas en remoto y de los trabajadores conectados.

Impulsamos la innovación y la implicación de los trabajadores

Hemos identificado tres factores clave para empoderar al trabajador remoto conectado y aumentar la resiliencia operativa:

1. Informática en la nube industrial

Proporcionar acceso remoto a los datos de una forma segura y susceptible a auditorías es ahora un factor de éxito crítico para las organizaciones que quieren dotarse de un equipo humano altamente eficiente y conectado.

El acceso a datos y análisis integrados mediante potentes herramientas analíticas basadas en la nube permite a los trabajadores industriales y a las empresas explorar nuevas complejidades con mayor agilidad. Si los datos reflejan una verdad común y se presentan a los trabajadores en un contexto relevante para llevar a cabo sus funciones, están mejor dotados para enfrentar los problemas e impulsar la eficiencia a través de la colaboración. Si los trabajadores de toda la cadena de valor de fabricación obtienen acceso fácil e inmediato a la misma información, la toma de decisiones es más rápida, precisa y rentable.

Por ejemplo, ENEL, una empresa multinacional de energía activa en los sectores de generación y distribución de electricidad, desarrolló recientemente una planta semiautónoma usando tecnologías gemelas digitales de AVEVA. Durante la noche, pudieron hacer la transición de 30 000 de sus trabajadores en Italia hacia un modelo de trabajo remoto. La información clave de sus principales sistemas físicos se migró a la nube sin interrumpir las operaciones. La inversión en tecnología garantizó la continuidad del trabajo, lo que fortaleció aún más la resiliencia operativa general de la empresa.

2.    Colaboración digital

Con un mayor acceso a datos significativos, es posible impulsar una colaboración más efectiva. El software nuevo proporciona información relevante y personalizada en gráficos de datos que eliminan la complejidad y favorecen la colaboración virtual. Las operaciones industriales con visión de futuro utilizan herramientas digitales y redes basadas en la nube para colaborar virtualmente.

Por ejemplo, Neste, el productor líder mundial de diésel renovable y combustible de aviación sostenible está desarrollando reciclado químico para combatir el problema de los residuos plásticos. Con idea de alcanzar su objetivo de una huella de carbono neutra para 2035, están utilizando la innovación digital para impulsar resultados sostenibles en todo su negocio.

Durante más de diez años, Neste ha ido incrementando el volumen de sus productos renovables. Hoy en día, la empresa tiene capacidad para producir 3,2 millones de toneladas de productos renovables al año en sus refinerías de Singapur, Rotterdam y Porvoo, Finlandia. No obstante, equilibrar el suministro de materias primas y la producción de combustibles en varios centros globales es una tarea complicada. Neste utiliza el software AVEVA Unified Supply Chain para optimizar y programar los créditos renovables. Esta herramienta también le sirve para reducir las emisiones de los procesos de refinado y producción convencionales del diésel renovable. La solución se ha implementado en 80 centros para facilitar la optimización de la toma de decisiones en materia de suministro y distribución, planificación y programación de la producción. Y dado que se trata de una implementación en la nube, el equipo puede usar la inteligencia y el análisis de los datos para tomar decisiones rápidas desde cualquier lugar.

3.    Inteligencia artificial

Además de los big data compartidos en la nube, los equipos necesitan herramientas digitales que les faciliten sus tareas mediante la inferencia, predicción, orientación y adaptación remotas de las operaciones. Las herramientas de inteligencia artificial basadas en la nube, relativamente económicas, están disponibles a gran escala y están transformando la metodología operativa de las industrias. La inteligencia artificial crea conciencia de los datos y suple la carencia de capacidad de informes en los centros.

Un gran ejemplo de cómo funciona todo esto es la implementación llevada a cabo con el productor de arenas de petróleo Suncor, y el proveedor de energía de los EE.UU. Ambas empresas usan hardware de Schneider Electric junto con el modelado de rango dinámico de AVEVA, herramientas de pronósticos y análisis por IA para optimizar los procesos en sus recursos. Combinan datos de todo tipo, desde flujos y volúmenes hasta turnos y planificación operacional.

Ahora, los líderes de ambas empresas pueden detectar fallos en las unidades con antelación, identificar posibles problemas de producción o fallos en los equipos antes de que se produzcan, y optimizar el rendimiento al cambiar automáticamente a otro componente de la planta para anticiparse al fallo y poder así evitarlo.

El uso de estas herramientas ha permitido a Suncor impulsar la productividad y garantizar una mayor producción, con la consiguiente optimización de la vida útil de su cartera. En Duke, el equipo ahorró 34 millones de dólares USD gracias a que la IA les permitió anticiparse a una interrupción de las operaciones. En ambas empresas, los trabajadores pueden apreciar las ventajas de estas herramientas digitales nuevas, ya que les permiten tomar mejores decisiones, colaborar en tiempo real, mejorar la seguridad e impulsar la sostenibilidad desde el principio al fin de las operaciones.

Para saber cómo Schneider Electric y AVEVA pueden ayudarte a prosperar en un mundo remoto, visita las soluciones de software industriales.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)