Industria

Un futuro sostenible: la digitalización y la innovación facilitan el crecimiento

A raíz de la pandemia de la Covid-19, la manera en la que las reuniones y los eventos se han estado llevando a cabo ha dado un giro de ciento ochenta grados y ahora ya es habitual convocar foros y cumbres de manera digital. Es fácil pensar en todo lo que se ha perdido con este cambio, pero preferimos pensar en lo que se ha ganado. Para empezar, no se generarán ni emitirán cientos de toneladas de gases de efecto invernadero para trasladar al séquito de conferenciantes, pero además las conferencias digitales son más abiertas y permiten que más personas presencien y participen en los debates.

Nuestra nueva normalidad digital

Durante 2020 se registraron algunas de las temperaturas más altas de la historia y se aceleró el cambio climático, por lo que el formato digital puede ser una nueva normalidad. Ahora que la población mundial ha reducido notablemente su número de viajes, es el momento propicio para que las prácticas sostenibles sean el elemento definitorio de nuestra visión futura.

Sin duda, eso es lo que hemos hecho en AVEVA y Schneider Electric. Un buen ejemplo es Veolia Water Technologies, la mayor empresa mundial de servicios de agua. Veolia utiliza ahora datos y análisis basados en la nube para estandarizar el diseño de plantas. Equipos de todo el mundo utilizan información compartida y segura, y aprovechan las herramientas de simulación para averiguar cómo optimizar mejor las operaciones.  Al identificar áreas donde el riesgo de pérdidas de agua es alto, y probar rápidamente diseños resilientes, Veolia ha reducido las pérdidas de agua en más de 100 de sus instalaciones globales, lo que le ha supuesto un ahorro energético del 15 % cada año con un 20 % más de eficiencia de producción.

Mejora de la sostenibilidad con la digitalización

Se están logrando avances alentadores en todo el sector para vincular más estrechamente la digitalización de las operaciones con los resultados sostenibles. Por ejemplo, Henkel, un fabricante global que combina productos químicos para elaborar productos cotidianos como detergentes y líquidos para lavar, ha reducido su huella ambiental en un tercio durante los últimos dos años. Al instalar más de 3500 sensores en cada uno de sus centros de fabricación y conectarse a la nube, ahora tienen la visibilidad y el control de 1500 millones de puntos de datos.  Gracias a esto, los equipos de operaciones de las instalaciones son más ágiles que nunca, ya que los datos consolidados sirven para satisfacer la demanda fluctuante y optimizar la producción, a la vez que reducen su consumo de energía en un 16 % interanual y ahorran un promedio de 8 millones de euros al año. Al reducir drásticamente el consumo de energía y agua, y producir menos residuos, Henkel puede centrarse tanto en la continuidad empresarial y como en la conservación del planeta a largo plazo.

Innovación en centros de fabricación antiguos

Las mejoras de la sostenibilidad impulsadas por la digitalización suelen ser evidentes cuando las fábricas se construyen de cero, ya que sus diseños originales pueden integrarse con las tecnologías existentes para optimizar la eficiencia y el ahorro energético. Sin embargo, en muchos casos, las instalaciones obsoletas pueden ofrecer oportunidades para reducir radicalmente los costes energéticos a la vez que reducen su huella de carbono.

La fábrica de Lexington, Kentucky, de 62 años, de Schneider Electric  ha digitalizado recientemente las operaciones que se realizan en la fábrica existente, y se ha convertido en uno de los mayores exponentes de fábrica inteligente del grupo. Con la arquitectura EcoStruxure abierta, el equipo consiguió una reducción del 26 % en el consumo y los costes energético, lo que se tradujo en más de 6 millones de dólares de ahorro durante los últimos tres años. Igualmente, la satisfacción del cliente ha mejorado un 20 %, los datos de previsión de demanda son un 20 % más exactos y los costes energéticos se han reducido un 26 %. La estrategia de gestión digital de la energía de la planta de Lexington usa la conectividad del IIoT, el análisis periférico y el análisis predictivo para impulsar la eficiencia energética y otros objetivos de sostenibilidad, todo ello impulsado por las soluciones de software integradas de Schneider Electric y AVEVA. Todo esto le valió el reconocimiento de centro «Lighthouse» del Foro Económico Mundial, como una de las fábricas más avanzadas del mundo que lidera la adopción de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial.

Innovación sostenible para un futuro mejor

Son cada vez más las organizaciones líderes que redefinen sus objetivos empresariales en un contexto más sostenible. Los últimos doce meses nos han demostrado la importancia de la digitalización para la continuidad del negocio, y cómo la modernización está abriendo un camino para redefinir un futuro más óptimo y con eficiencia energética. Para las industrias, la necesidad de impulsar la inversión y mejorar la digitalización nunca ha sido tan urgente como ahora. Sin una inversión sostenida en innovación, nuestra sociedad no cumplirá eficazmente los objetivos de sostenibilidad necesarios para un futuro mejor, para nuestras empresas y para el planeta. Es nuestro y nuestra oportunidad al mismo tiempo. Estamos deseosos de ayudar a nuestros clientes a dar forma a este futuro sostenible.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)