Innovación

La Transformación Digital del OEM de la mano de Schneider Electric

Si analizamos el panorama actual de cualquier fabricante de máquinas (OEM) establecido a nivel nacional, observamos que debe hacer frente a una competencia feroz muy globalizada centrada en gran parte en ofrecer máquinas de altas prestaciones, de cada vez más calidad y a unos precios realmente imbatibles. La alternativa para que el OEM tradicional pueda ser más competitivo pasa inevitablemente por hacer las cosas de una forma distinta a como las venía haciendo, es decir, deberá transformarse.

Esta transformación deberá centrarse principalmente, en dar respuesta a las múltiples inquietudes a las que se enfrenta el usuario final en su día a día. Por ejemplo, ¿cómo puede mejorar su capacidad de respuesta a los problemas más inmediatos? ¿cómo puede evitar la pérdida del conocimiento? ¿qué debe hacer para alcanzar objetivos de sostenibilidad? ¿cómo puede avanzarse a lo que puede ocurrir?

Para poder dar respuesta estas preguntas, el OEM deberá incorporar el DATO como elemento clave en la ecuación. Es a partir de los datos que se obtiene el conocimiento lo que le permitirá aumentar la visibilidad de sus activos a nivel mundial y asegurar su disponibilidad y trazabilidad. De igual forma, ese conocimiento le brindará también la posibilidad de ofrecer una cartera de servicios orientados a mejorar la actividad diaria del usuario final, lo que le permitirá acercarse no como el típico proveedor, si no como un socio cuyo interés y compromiso será el de ofrecer un resultado concreto y no un simple producto.

Y es aquí donde el OEM debe preguntarse qué tipo de solución tecnológica deberé desplegar para iniciar su propio camino a la transformación digital. Schneider Electric cree que esto pasa por desplegar una plataforma que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Ser capaz de incorporar todas y cada una de las necesidades y requerimientos, además de poseer un alto grado de personalización.
  • Requerir poco esfuerzo de especificación para metodologías, estándares y marcos de trabajo.
  • Coste medio en relación con alternativas similares
  • Debe ser de rápida implementación y despliegue
  • Fácil de mantener, extensible y escalable
  • Que permita no depender en exceso del talento
  • Y, quizás la más importante, que sea sostenible a largo plazo

 

Dentro de la organización, esta plataforma deberá suponer el hub central que almacene y contextualice la información procedente de los distintos departamentos, activos, procesos y operaciones para que posteriormente pueda analizarse y explotarse. En realidad, es la base de cualquier proceso de Transformación Digital, que, aunque preferiblemente debe iniciarse de forma progresiva y que a corto plazo esté más orientado a resolver las necesidades más inmediatas, a medio-largo plazo se convertirá en el mejor aliado para la toma de decisiones. Es lo que se conoce como Data Driven, un concepto que permite tomar decisiones estratégicas en base al dato, no en base a la intuición o la experiencia. A partir de aquí, las posibilidades se multiplican. El dato lo es todo. ¿Quién no querrá entonces explorar los beneficios de una economía de APIs, desplegar una cartera de servicios que ofrezcan un valor añadido real entorno a la operativa o mantenimiento de la máquina o incluso aprovecharse de la enorme ventaja competitiva que promete el despliegue de un gemelo digital?

La transición energética, es otra realidad que deberá considerar seriamente el OEM a la hora de diseñar y construir sus máquinas debido a la delicada situación que atraviesa el planeta. El cambio climático está acelerando muchas iniciativas entorno a la sostenibilidad y la eficiencia energética, por lo que resultará imprescindible preparar digitalmente la máquina para que sea capaz de integrarse en entornos de producción sujetos a diferentes regulaciones, normativas y métodos de funcionamiento a la vez que esté preparada para producir teniendo en cuenta estrategias de tipo economía circular, entre otras.

Sin embargo, en la actualidad todavía observamos que la palabra Transformación suele infundir una especie de “vértigo” en el OEM, porque, aunque resulte atrayente, por un lado, es desconocido por el otro, y eso siempre genera dudas. En Schneider Electric somos conscientes de esta realidad puesto que hace tiempo aceptamos también el desafío de transformarnos como empresa. De hecho, casi podemos afirmar que es algo que hacemos a diario porque vivimos en un mundo que parece estar permanentemente en “Beta”. Pero el cambio está siempre asociado a nuevas oportunidades y es allí donde pretendemos acompañar a nuestros clientes. La digitalización y transformación digital son un proceso inevitable que cualquier OEM deberá afrontar tarde o temprano para asegurar su competitividad y perdurabilidad del negocio. Por consiguiente, como proveedores de soluciones industriales y tecnología tenemos la obligación y responsabilidad de entender mejor a nuestros clientes y su entorno con el fin de proporcionarles las mejores herramientas y soluciones que le ayuden a asegurar y mejorar su actividad diaria.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)