Life @ Schneider

Conoce a Liliana: mujer profesional en ventas de servicios

 Liliana Aldana se ha desempeñado de forma excepcional y exitosa en Schneider Electric a lo largo de 20 años de crecimiento y desarrollo. Iniciando como Key Account Manager con cuentas estratégicas, tuvo después la oportunidad de fungir como responsable de integradores para el segmento de building automation. Pasó por el desarrollo de canales, order entry, cotizaciones, administración comercial, y trabajó en ventas con distribuidores. Actualmente se desempeña como gerente de ventas en Field Services. Liliana es madre, deportista, y un ejemplo a seguir como mujer profesional en los negocios.

Tuvimos el placer de hacerle algunas preguntas para conocer un poco más acerca de su trayectoria profesional y lo que la ha impulsado a crecer y posicionarse como una líder en esta gran transnacional. Acompáñanos a descubrir sus secretos.

Cuéntanos sobre tu trayectoria profesional y cómo te ha encaminado al área de servicios

«He tenido la oportunidad de interactuar con diferentes ofertas, canales de ventas, clientes y segmentos de mercados. Me he desarrollado en un mundo transaccional a través de distribuidores.» nos comparte Liliana.

«En el momento en que recibí la invitación por parte de Francisco de Regil, Vicepresidente de Servicios en México, para formar parte del negocio de servicios, nació en mi la expectativa de introducirme a un negocio en crecimiento y totalmente diferente al que conocía. Descubrí en este proceso una amplia oferta de servicios, para prácticamente cualquier segmento del mercado. Finalmente, decidí que era momento de hacer un cambio significativo en mi trayectoria, en el que yo podría aportar toda mi experiencia previa.»»

Sobre su equipo de trabajo, Liliana opina: «Es un equipo de gente con gran sentido de colaboración y un claro enfoque en objetivos a corto y largo plazo.»

¿Cuáles han sido algunos acontecimientos clave que han marcado tu carrera como mujer profesional?

«Acontecimientos han sido varios. Curiosamente, de los que más he aprendido y crecido son de aquellos que se han presentado como situaciones adversas. Por ejemplo, recuerdo haber vivido el año 2020 como el año más atípico de mi vida profesional. No había certeza en nada; indicadores negativos, atmosfera inquietante y conversaciones pesimistas. Junto a mi equipo, pensamos en cómo hacer las cosas diferente, cómo encontrar la oportunidad en donde todos veían pérdida, y cómo estar presentes.»

Liliana nos asegura que el trabajo en equipo es una de las claves de su éxito: «Mi equipo (en ese entonces) y yo nos transformamos en un gran grupo de colaboración y compañerismo para eficientizar prácticas, aprendizajes, recursos y hasta errores. Como resultado, crecimos 2 dígitos en dos grandes zonas geográficas, cuando nadie estaba creciendo. El entusiasmo del equipo fue tal, que se vieron motivados para ir por más.»

Ella también ve los retos y momentos difíciles como oportunidades: «Han sacado lo mejor de mí y hoy me han marcado para bien.»

¿Cómo, con tu experiencia, buscarás contribuir con el crecimiento del área de servicios? 

Liliana está convencida de que un enfoque comercial y de comunicación llevará al área de ventas en servicios muy lejos.

«Mi experiencia está en el área comercial con un alto enfoque en comunicación. Esto nos permitirá sensibilizarnos como área de ventas sobre la importancia que tiene el trabajar en las relaciones comerciales para conseguir un mejor y más rentable vínculo emocional con los actuales y potenciales clientes. Esto creando relaciones sostenibles en el tiempo, donde el cliente pueda mirarnos como consultores para sus instalaciones. Se requiere conocer verdaderamente del proceso propio del cliente, qué nos demanda de forma explícita e implícita y cómo a través de nuestra vasta oferta de servicios podemos ser ese proveedor de confianza que prevé potenciales riesgos, recomienda, soluciona y eficientiza la vida de sus equipos, pero sobre todo la continuidad óptima de sus procesos.»

¿Cuál es tu perspectiva de servicios a corto y mediano plazo?

«Sin lugar a duda, me estoy sumando a un negocio con una estrategia y visión clara, con mucho trabajo detrás y mucho por seguir avanzando y creciendo.» afirma Liliana «A corto plazo estoy buscando consolidar al mejor equipo de ventas de servicios en el mercado del segmento eléctrico donde, como mencioné, conozcamos los procesos de nuestros clientes y generemos ese nivel de comunicación y de relación.

Buscaré que seamos unos verdaderos consultores para ellos y que como consecuencia actuemos en una dinámica virtuosa entre los requerimientos de nuestros clientes y nuestra oferta de servicios. Para el año 2025 buscamos, como área de ventas de servicios, representar el 20% del negocio de Schneider Electric en México. Esto implicará una jornada de mucho trabajo estratégico y operativo al interior del área de ventas y por supuesto del resto de todas las áreas del negocio que hacen posible que un servicio sea exitoso de principio a fin; pero el tren está ya en camino y nosotros en él.»

¿Qué consejo le darías a las mujeres que quieren desarrollarse en el área comercial?

«Lo primero es que tengan claridad y un genuino deseo por pertenecer al fascinante mundo de las ventas. Si es así, se requiere de ser audaz, para romper principalmente con sus propios paradigmas en los que aún se piensa que no hay cabida para la mujer profesional donde históricamente han predominado el hombre. Visualizarse en la detección de oportunidades dentro de las diferentes industrias del mercado. Tener los argumentos correctos que respalden la solución más eficiente y concretar resultados partiendo de la solución a necesidades específicas del cliente formaran parte del día a día de quien pertenece al área comercial.»

Finalmente, Liliana nos comparte que las mujeres cuentan con características que, bien utilizadas y potencializadas, pueden contribuir a la aceleración del negocio y al logro de metas y superación de obstáculos:

«Hay que parecer para creer. Las mujeres en áreas comerciales tendremos que hacer uso de nuestras características femeninas como armas altamente eficaces: visión periférica para identificar oportunidades a nuestro alrededor, dosificando conversaciones y optimizando tiempos. Actuar con mayor delicadeza y atención a los detalles, permitiéndonos ser altamente flexibles ante los diferentes perfiles de clientes. La emotividad que imprimimos en nuestro actuar, así como la empatía y acompañamiento, creyendo firmemente que vender sólo por las características del producto nunca ha sido suficiente y que el saber escuchar el detalle de las necesidades, permitirá alcanzar los objetivos de los clientes.»

Conoce más historias de mujeres profesionales en los negocios aquí.

Descubre más sobre nuestra cultura de diversidad aquí. Si nos visita de Centroamérica, visite el sitio web de la región.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)