Minería/Metales/Minerales

5 elementos clave para acelerar la transición hacia la sostenibilidad de las operaciones Mineras, Minerales y Metalúrgicas (MMM)

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric.

La presión que ejercen los gobiernos, los inversores, los clientes, los socios de la cadena de suministro y las comunidades locales sobre las empresas del sector del MMM de todo el mundo para que descarbonicen sus operaciones está aumentando a un ritmo acelerado.

Sólo la industria minera, según McKinsey & Company, genera anualmente entre 1,9 y 5,1 gigatoneladas de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

En la cadena de suministro, la industria metalúrgica contribuye con unas 4,2 gigatoneladas, principalmente a través de la producción de acero y aluminio. Estas cifras tendrán que disminuir drásticamente para conseguir una minería, una producción de cemento y una extracción y procesamiento de metales sostenibles.

Sin embargo, afortunadamente están surgiendo nuevas tecnologías de electrificación digitalizada y de eficiencia de procesamiento que permiten a las industrias del sector empezar a cumplir estas importantes expectativas de reducción de CO2 a nivel mundial.

Se trata de ejecutar planes estratégicos que permitan convertir las operaciones básicas en más sostenibles. Al mismo tiempo, mientras se gestiona esta transición, las partes interesadas deben aplicar sus planes de reducción de emisiones de forma que la rentabilidad y el valor para los accionistas no se vean afectados.

Nuestra solución puede aumentar la productividad hasta un 20% impulsando la eficiencia operativa.

Los procesos mineros y metalúrgicos sostenibles requieren un enfoque integrado

En Schneider Electric, entre nuestras principales áreas de experiencia se encuentran la gestión de la energía y la automatización industrial. Con nuestra amplia base de clientes a nivel mundial, hemos comprobado que los proyectos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de mayor éxito implican cambios simultáneos en cinco elementos críticos: eficiencia energética, gestión de la producción, gestión del mantenimiento, sostenibilidad y operaciones integradas.

A continuación, presentamos varias recomendaciones para empezar a aplicar este enfoque de «cinco integraciones».

1. Gestión energética

Como primer paso, se recomienda comenzar con una auditoría energética de las áreas de mayor consumo de sus operaciones. Esto permite a la organización fijar objetivos de mejora realistas y establecer puntos de referencia energéticos.

El siguiente paso es capacitar a los equipos de sostenibilidad con las herramientas adecuadas que permitan medir el consumo energético de los procesos principales. Una vez establecida una referencia de consumo, los equipos internos pueden buscar enfoques y soluciones que reduzcan esas cifras y logren la mayor optimización.

Como ejemplos de este tipo de herramientas podemos citar el software de análisis de datos y seguimiento de la energía, o las opciones de energía renovable, como las microgrids, que pueden ayudar a cambiar la generación de energía operativa de fuentes de combustible fósil a fuentes de energía renovable.

La asistencia con metodologías de compra de energía que ahorran dinero a la vez que reducen la huella de carbono también es eficaz para aumentar la eficiencia energética operativa general. Para quienes se enfrentan a limitaciones de capital a la hora de ocuparse de algunas de estas cuestiones por adelantado, se puede explorar la opción de la financiación externa (en la que el ahorro de energía derivado de las nuevas tecnologías amortiza la inversión a lo largo del tiempo, utilizando los ahorros OpEx para financiar el desembolso CapEx).

2. Gestión de la producción

Las industrias del empiezan a dar prioridad al valor sobre el volumen. En el caso de la gestión de la producción minera, por ejemplo, los activos son hoy un 28% menos productivos que hace una década. Esto se debe en gran parte a que las reservas requieren más procesamiento por metro cúbico, ya que la relación entre el mineral y la roca está disminuyendo con el tiempo.

Para hacer frente a estas diferencias, las aplicaciones de inteligencia artificial y la analítica de datos permiten optimizar los procesos en tiempo real, lo que se traduce en un mayor rendimiento de la calidad y en un menor consumo de energía. Por otra parte, el control remoto de las operaciones está empezando a dominar las tendencias de inversión en tecnología.

La capacidad de trabajar a distancia representa una nueva forma de trabajar para muchos en la industria, y está ayudando a crear una nueva generación de personal que puede aportar valor desde cualquier lugar del mundo. Esta nueva posibilidad que permite prescindir de la presencia física de los expertos para gestionar la producción aumenta la flexibilidad, incrementa el grado de control de los especialistas, protege la salud de los trabajadores y reduce las emisiones de CO2 derivadas de los viajes.

3.Gestión de activos

La pandemia de COVID 19 ha acelerado rápidamente la migración hacia una gestión y mantenimiento de activos de forma digital y holística. Para las empresas del MMM, el tiempo de inactividad representa una pérdida energética, ya que tanto el tiempo de inactividad de los equipos como los reinicios de estos consumen mucha energía.

El nuevo software de análisis de mantenimiento predictivo y de monitorización del estado puede resolver estos problemas identificando las anomalías en el comportamiento de los activos y los problemas de rendimiento de los equipos con antelación, antes de que se produzcan retrasos o paradas. Los análisis y los informes reducen los riesgos de los tiempos de inactividad al proporcionar información sobre cuándo debe planificarse y programarse el mantenimiento, antes de que se produzca una situación de interrupción imprevista.

4. Sostenibilidad 

A medida que conceptos como la economía circular y los productos sostenibles adquieren fuerza, las empresas tendrán que adoptar enfoques como el de la «sostenibilidad integrada», es decir, la incorporación del valor medioambiental, sanitario y social a las actividades principales de la empresa, sin que ello suponga una reducción del rendimiento o de la calidad.

Sin embargo, para alcanzar este objetivo se requiere disciplina en el control de los tipos de emisiones de Alcance 1 (emisiones directas de fuentes que la organización posee o controla) y Alcance 3 (emisiones relacionadas con las cadenas de suministro).

La experiencia de Schneider Electric en la consecución de sus propios éxitos en materia de sostenibilidad tanto interna como en la cadena de suministro puede servir como un buen modelo para las empresas que necesiten ayuda para controlar, captar, analizar, comparar y publicar los datos de las emisiones de alcance 1 y 3.

Las iniciativas ecológicas, como el programa Green Premium de Schneider Electric (centrado en los KPI estructurados de recursos sostenibles, reutilización y bienestar) pueden servir como ejemplos útiles para guiar a las empresas en su búsqueda de una mayor consolidación de los objetivos de sostenibilidad.

5.Planificación y operaciones integradas

El mecanismo de planificación y operaciones integradas, que se facilita mediante programas informáticos innovadores, presenta el mayor potencial de mejora de la eficiencia y la productividad para las empresas. Estas herramientas permiten a los actores involucrados en la industria gestionar la totalidad de sus operaciones, desde los recursos hasta el mercado.

La solución permite optimizar los planes y los calendarios, identificar los riesgos y las desviaciones, localizar las ineficiencias y presentar la información correcta a las personas adecuadas en el momento oportuno. La solución puede aumentar la productividad hasta un 20 % impulsando la eficiencia operativa.

La recopilación, la integración y el análisis de la información en los entornos de producción, mantenimiento y gestión de la energía reducen los riesgos inherentes a la gestión de datos incorrectos e inoportunos en silos. Estas herramientas de software permiten a las empresas ver sus cadenas de suministro tanto como componentes independientes como un único sistema que funciona según objetivos y métricas de sostenibilidad unificados.

Para saber más sobre cómo las empresas pueden acelerar la reducción de sus emisiones de carbono, descárgate la nueva guía digital de Schneider Electric «Cinco estrategias innovadoras para la sostenibilidad de los recursos».


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)