Minería/Metales/Minerales

Expertos de la minería, los minerales y los metales visualizan una nueva era en la producción sostenible de acero y cemento

Este artículo sobre acero y cemento, fue publicado originalmente en el blog global de Schneider Electric por David Willick. Es la segunda parte de una serie de dos capítulos que destaca acciones específicas sobre sostenibilidad, ocurridas en las organizaciones del sector de la minería, los minerales y los metales, a nivel mundial.

Pequeñas y grandes empresas de todas las industrias, como acero y cemento, están adoptando activamente la sostenibilidad centrada en el consumidor como un imperativo en su estrategia comercial. Las industrias de la minería, minerales y metales no son la excepción.

Más allá del impacto medioambiental, social y normativo que entregan estos esfuerzos, las empresas están obteniendo beneficios financieros a largo plazo y una ventaja competitiva gracias a ellos.

Empresas, ciudadanos preocupados y gobiernos concuerdan en que se necesita hacer más para lograr las metas de emisiones del Acuerdo de París, que apuntan a limitar el aumento de la temperatura global en 1,5 ºC o menos (sobre los niveles preindustriales).

Ese fue el mensaje en el webinar Sostenibilidad en el origen: hacer las cosas bien desde el comienzo, patrocinado por Schneider Electric. En este, tres empresas con presencia global de las industrias de la minería, minerales y metales, discutieron sus estrategias sobre sostenibilidad actuales y cómo ponerlas en práctica.

Schneider Electric apoya los esfuerzos por reducir las emisiones de carbono, a través de su oferta de soluciones de extremo a extremo para la sostenibilidad. Estos pueden implementarse a través de la transformación digital.

Desde tecnologías evolutivas que abordan la reducción del consumo energético, al optimizar la gestión de la energía y de las operaciones; hasta las microrredes y energías renovables, o estrategias aún más revolucionarias, como una economía circular, o la transformación de procesos tradicionales.

La innovación permite la producción de acero con bajas emisiones

Tenova es una empresa líder con presencia en 19 países, especializada en soluciones sostenibles para iniciar la transición a una industria de metales, más ecológica.

Con sus más de 2,300 ingenieros, metalúrgicos, químicos y consultores especialistas, ayuda a empresas a: reducir costos, ahorrar energía y limitar el impacto ambiental. Esto, sin dejar de mejorar las condiciones laborales, gracias a su oferta de diseño y servicios con tecnologías innovadoras.

En los últimos años, Tenova ha figurado como la compañía con el portafolio más sostenible y tecnológico en el sector del acero.

Cuando se fabrica acero, los altos hornos generalmente usan grandes cantidades de carbón, una fuente significativa de emisiones de carbono a nivel mundial. De hecho, según su vicepresidente ejecutivo, los altos hornos a carbón son responsables del 92% de las emisiones generadas en el proceso de fabricación del acero.

Sin embargo, en los últimos años, la innovación ha ayudado a lograr operaciones más sostenibles.  Por ejemplo, en el caso de las plantas de hierro reducido directo (DRI, por sus siglas en inglés), donde se utilizan hornos de arco eléctrico cuya fuente de alimentación es el gas natural, las emisiones de CO2 son un 50% menores en comparación a aquellas donde se utilizan altos hornos a carbón.

Actualmente, cerca de un 30% del acero del mundo se fabrica con hornos eléctricos, que a menudo utilizan chatarra de acero reciclada como fuente de alimentación primaria.

Las empresas también están trabajando en los métodos de producción con cero emisiones. Debido a la previsión de que la industria acerera producirá cerca de 2000 millones de acero al año, se planifica la construcción de nuevas plantas. Estas erán capaces de producir cientos y miles de toneladas de acero al año, utilizando hidrógeno libre de emisiones de carbono.

En efecto, Tenova lidera los esfuerzos para diseñar la primera planta de hidrógeno verde en China (estas plantas se caracterizan por un uso flexible e incremental del hidrógeno, con lo que se puede reducir las emisiones de CO2 hasta en un 95% en toda la ruta de producción del acero). Estas iniciativas, ayudan a que regiones industriales en todo el mundo, reduzcan las emisiones con más rapidez.

En los últimos 10 años, el acero se ha vuelto más fuerte y liviano.

Los vehículos más livianos generan muchas menos emisiones y, ahora, pueden fabricarse sin comprometer la durabilidad e integridad de su estructura. Agilizar el desarrollo de estos materiales, es otra forma como las empresas pueden contribuir a reducir las emisiones de carbono.

Un importante fabricante de cemento lleva la sostenibilidad a otro nivel

Con el crecimiento sostenido de la urbanización, la oportunidad de reducir las emisiones de carbono en los sectores del cemento y el concreto es muy significativa.

Actualmente, la producción de cemento genera cerca del 8% de las emisiones de CO2 a nivel global, similar a la industria del acero. Uno de los líderes de esta industria, el cual cuenta con 72,000 empleados en 80 países, está totalmente consciente de su responsabilidad en aumentar la sostenibilidad en el sector.

De acuerdo con su director de medioambiente y asuntos públicos en Canadá, la empresa apunta a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para 2030. “Todos están en la carrera de la descarbonización. Por nuestra parte, estamos contribuyendo a través del desarrollo de productos de concreto y cemento, con la menor cantidad de emisiones de carbono posible”, indicó.

La producción de cemento utiliza altos niveles de energía térmica y eléctrica para hacer funcionar los hornos. Por lo tanto, esta compañía busca maneras de reducir la cantidad de energía térmica utilizada para el funcionamiento de los hornos, así como está en busca de desarrollar nuevos hornos para reemplazar el uso de combustibles fósiles con otras alternativas.

Este enfoque ecológico utiliza materiales como plástico no reciclable, desechos de la industria textil y de la construcción, y residuos de madera particulada (un biosólido) para sustituir el carbón, el coque de petróleo e incluso el gas natural.

De hecho, en su nueva planta de British Columbia, van a coprocesar más de 48 millones de toneladas de desechos y subproductos en sus hornos, para utilizarlos como fuente de combustión.

“Nuestro objetivo es posicionarnos, no solamente como una empresa de materiales de construcción, sino también como una compañía gestora de desechos”, añadió.

Para leer más sobre cómo las empresas de las industrias de la minería, los minerales y los metales están disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero, haga clic aquí para descargar la primera parte de esta serie de entradas. También puede ver el webinar Sostenibilidad en el origen: hacer las cosas bien desde el comienzo de Schneider Electric.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)