Normativa energética

Por una energía sostenible: dejemos atrás los gases fluorados

La Comisión Europea anunciaba el pasado mes de abril una nueva propuesta sobre los gases fluorados de efecto invernadero, como el SF6. ¿Qué es lo que plantea?

Este paquete legislativo de Bruselas incluye una propuesta para que el sector eléctrico deje de utilizar gases fluorados de efecto invernadero, como el hexafluoruro de azufre (SF6). Con esta propuesta, la UE expone formalmente una necesidad y es que, si queremos que nuestra electricidad sea realmente sostenible, los gases fluorados deben quedar atrás de forma rápida y definitiva. Entre ellos, el hexafluoruro de azufre (SF6).

¿Cuál es el problema de estos gases, y del SF6 en particular?

Los gases fluorados son gases de efecto invernadero (GEI) producidos por el hombre, que han demostrado tener una gran huella de carbono, lo que contribuye al calentamiento global. Se utilizan en muchas aplicaciones industriales, como equipos de refrigeración y aire acondicionado, aplicaciones médicas y equipos eléctricos. En concreto, el SF6 es el GEI más potente, y tiene un potencial de calentamiento global 23.500 veces superior al del CO2. Esto no es ninguna novedad, ya que el Protocolo de Kioto, en 2005, ya identificaba el peligro que supone este gas para el Planeta y limitaba sus emisiones. El SF6 se ha ido utilizando durante décadas en los equipos de media tensión (MT) por sus prácticas funcionalidades: no es tóxico, es estable, fiable, y cuenta con un alto rendimiento.

Pero no podemos seguir ignorando su impacto ambiental y eso es lo que está abordando la UE.

¿Pero los gases fluorados como el SF6 no están ya regulados en Europa?

Si, hasta cierto punto, pero no para todas las aplicaciones. Algunas normativas en Europa y otras partes del mundo ya abordan el control, la notificación y la recuperación de los gases fluorados. La UE ha adoptado dos normativas para reducir los gases fluorados: el Reglamento sobre gases fluorados, que establece una reducción progresiva de los hidrofluorocarbonos (HFC) en toda la UE con el objetivo de reducir las emisiones de gases fluorados y mitigar el calentamiento global, y la Directiva MAC específica para los turismos.

El Reglamento sobre gases fluorados ya prohibió el uso del SF6 en la UE, excepto en los sectores en los que se disponía de pocas alternativas adecuadas, especialmente el sector eléctrico.

 

¿Qué ha pasado para que ahora podamos dejar atrás el SF6 en los equipos eléctricos?

Lo que ha ocurrido es que ahora podemos hacerlo. Ya no existe ningún obstáculo tecnológico para eliminar el SF6 en las instalaciones eléctricas de MT. Tampoco es necesario utilizar otros gases fluorados para sustituir al SF6, ya que podrían tener riesgos desconocidos o estar sujetos a otra legislación más adelante.

Estoy orgulloso de decir que, en Schneider Electric, ya hemos dejado atrás los gases fluorados. Nos avanzamos de forma proactiva a la legislación, hace años, creando una alternativa al SF6, que ya está consolidada y probada en empresas y entidades de todo el mundo. Una alternativa tan sostenible como el aire puro y la tecnología de corte en vacío. Las celdas de MT sin SF6, que utilizan aire puro en lugar de SF6, son una solución mejor no sólo para el medio ambiente, sino también para la seguridad operativa, que es siempre nuestra prioridad número 1. Además, aporta ventajas en el mantenimiento, en el tratamiento al final de la vida útil, en su funcionalidad y en su rendimiento, por no mencionar el cumplimiento de las políticas futuras.

gases fluorados

Mi empresa ha pasado una década probando y perfeccionando este nuevo equipo sin SF6 antes de ponerlo a disposición de los clientes, como E.ON, EEC Engie y Green Alp, hace más de dos años.

¿Cómo afectará la política de la UE a los usuarios de los equipos de MT?

En mi opinión, la propuesta de la UE aportará grandes ventajas a las partes interesadas, y muy pocas desventajas. Esto se debe a que las celdas de MT sin SF6 como las nuestras, que utilizan aire puro en lugar de SF6, tienen las mismas capacidades y funcionalidades que las instalaciones de distribución tradicionales, pero con menos huella ambiental. También es importante para los usuarios que presenta un menor coste total de propiedad gracias a que tienen una vida útil del equipo mucho más larga.

Veamos algunos sectores específicos que se verán afectados:

  • Edificios: Los edificios, tanto comerciales como industriales, están sujetos a estrictas normas de sostenibilidad. El uso de celdas sin SF6 es una oportunidad para cumplir estos objetivos y para trabajar para conseguir certificaciones como la LEED. Además, los edificios ya están pasando de BT a MT para soportar la carga rápida de vehículos eléctricos, por lo que podrían pasar a ser libres de SF6 desde el principio.
  • Movilidad eléctrica: Al elegir un vehículo eléctrico (VE), los conductores ya eligiendo un transporte ecológico. La celda de MT sin SF6 permite una experiencia de carga de VE aún más respetuosa con el medio ambiente. Usar una celda ecológica también prepara a las estaciones de recarga de VE para los posibles requisitos de las normas de sostenibilidad.
  • Redes: Estamos descarbonizando toda la cadena de valor de la electricidad, no sólo la generación, hacia una red descarbonizada. Al integrar las fuentes de energía renovables, es lógico usar también celdas sostenibles, especialmente con una tecnología diseñada específicamente para las redes del futuro, que integran muchas más energías renovables y operaciones de conmutación más frecuentes.
  • Centros de datos: Los centros de datos son uno de los edificios que consumen más energía. Las innovaciones tecnológicas, como las celdas sin SF6, pueden ayudar a los centros de datos a reducir su huella de GEI.

gases fluorados

¿Dónde puedo conseguir más información?

Infórmate en el Wihite Paper “6 Razones para transitar del SF6 al aire puro en las celdas de media tensión”.

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)