Residencial

Arquitectura Millennial: Espacios dignos de una generación.

Comer, vestir, habitar, son algunas de las necesidades básicas del ser humano. Conforme ha pasado el tiempo, las épocas han transcurrido y con ellas hemos evolucionado. Aún necesitamos comer, vestir y habitar, pero el cómo lo solucionamos es completamente diferente. Todo ha ido cambiando acorde a generaciones, siendo la millennial el pilar de este avance.

Ahora contamos con más elementos que complementan nuestras necesidades básicas, por ejemplo; El estatus quo, con macrotendencias rigiendo nuestras vidas, entre ellas, la urbanización.

Hemos aprendido a economizar espacios, pero no lujos. Este modo de vida ha cobrado más fuerza de generación en generación.

Mucho ya se ha hablado de las diferentes características de las generaciones, pero ninguna ha causado tanto revuelo o tantas discrepancias como la generación millennial. Si naciste a finales de 1980 o bien principios del 2000, eres un millennial, generación Y o generación Net. Se calcula que para el 2025, es decir a nada de tiempo, el 70% de la población total será millennial, según datos de la consultora británica Deloitte.

Visión Millennial

Nos enfrentamos al enfoque de una generación que es capaz de asimilar grandes cantidades de información, transformarla, aplicarla y olvidarla en un corto periodo de tiempo.

Si eres arquitecto o te dedicas a la venta de inmuebles, es altamente probable que tus nuevos habitantes o compradores pertenezcan a esta generación. Ellos representan hoy en día al grupo más extenso de compradores activos en el mercado y es por ello que es importante conocer sus hábitos y exigencias.  

¿Cómo resolver los espacios habitables para millennials?

Los arquitectos enfrentan retos y nuevas ambiciones, distantes a los de hace 20 años cuando su mayor gigante era el concepto del espacio. Hoy en día resolver los espacios habitables en las grandes urbes asimilan controversias de: función, consumo y diseño.

Espacios pequeños, recursos escasos, problemas de viabilidad y m2 cada vez más caros; en urbes de países europeos quizá este es un problema viejo y en sus casos bien librado, pero en ciudades como la Ciudad de México la aceleración de la construcción acumula temáticas como falta de espacio, agua y planeación vial. Por ello el reto para los arquitectos se supone mayúsculo e interesante, orillado un tanto por las condiciones evolutivas de las urbes y otro poco por las preferencias millennials.

Esta generación busca espacios eficientes en términos de uso y energía. No están interesados ​​en casas grandes en los suburbios, sino que prefieren estar en algo pequeño, flexible, personalizado y cerca de restaurantes, tiendas y espacios recreativos de su interés.

Si ahora te estás preguntando ¿Cómo innovar frente la demanda de una generación? ¡Sencillo! como se ha resuelto siempre, concibiendo el espacio dentro de un elemento orgánico adaptable entregado a lo efímero. Suena súper profundo ¿no? La verdad es que las necesidades naturales de esta generación están retando al mundo arquitectónico sin contar el crecimiento imparable de las ciudades.

5 cosas que aportan valor a una construcción millennial

  1. Amigables con el medio ambiente. Incluir elementos sustentables, menos nocivos con el ecosistema en los edificios, desde su construcción y en la vida útil de la edificación.
  2. El aprovechamiento de las tecnologías es un factor fundamental para el millennial, proveer espacios congruentes con este requerimiento implica estar involucrados en la tendencia del internet de las cosas (IoT).
  3. Poder utilizar el espacio para más de una función de forma creativa, no solo ahorra dinero, aporta la sensación de contar con espacios inteligentes. En este rubro cuenta mucho la iluminación como elemento decorativo ya que puede cambiar la atmósfera de un mismo espacio.
  4. Áreas comunes. Los puntos de encuentro suponen lugares de reunión en donde puedan exponer estilos de vida y relacionarse.
  5. Usos Mixtos. Todo al alcance de forma práctica. Servicios de tintorería, amenidades, super, áreas de trabajo, áreas de ejercicio, áreas de recreación, etc.

No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)