Residencial

Papá electricista: Garantizando la seguridad de tu familia.

Haciendo retrospectiva, desde pequeño he sido cercano a los términos eléctricos dado que mi papá es electricista. Obviamente, cuando eres pequeño, los riesgos son minimizados o inexistentes y lo único importante es el juego con los espacios de tu casa.

Cercano a los “términos eléctricos” es un decir, porque; ¿qué papá les habla a sus hijos de 7 y 10 años de una falla a tierra o de la protección en las tomas de corriente?. Absolutamente ninguno y mi papá no fue la excepción. Más bien lo recuerdo junto a nosotros, intentando explicar por qué no debíamos jugar con nuestros carritos, hincados en el cuarto de lavado mientras mamá usaba la lavadora, o regañando a mi hermano porque insistía en jugar con objetos puntiagudos cerca de las tomas de corriente.

Cuidados que brindan tranquilidad

Ya en la adolescencia, acompañé a mi papá a hacer algunos trabajos, se esforzaba en darme una explicación detallada, pero entendible de todo lo que íbamos a hacer, sobre todo le interesaba explicarme el por qué y los riesgos o consecuencias que llevaría el no realizar ese cambio o renovación. Como buen adolescente, en ese tiempo no quería escuchar a mi papá hablar de fusibles quemados, daños en aparatos, ni de chalupas chamuscadas por fallas eléctricas.

Eventualmente me tocó ser adulto y con ello, tuve que comprar mi pantalla, mi equipo de sonido, mi consola de videojuegos, una costosa computadora para mi trabajo, así como mi tableta y celular. El tema es que llegué a rentar un departamento en un edificio viejo, con una instalación eléctrica deficiente en dónde se bajaba la intensidad de la luz cuando mi esposa prendía el microondas y en dónde me volví coleccionista de regletas multicontacto a falta de tomas de corriente. No era consciente de lo que esto provocaba a mis aparatos, fue el colmo.

Cambiando las prácticas comunes para evitar situaciones riesgosas.

Compramos nuestra primera vivienda; nos aseguramos de que el departamento tuviera un centro de carga QOX con los circuitos necesarios para distribuir la energía. Instalamos un supresor de picos SPD para proteger todos los aparatos eléctricos de los picos de voltaje y, de esta manera, alargar su vida útil. Con mi instalación moderna y adecuada incluso se redujo el recibo de luz.

Llegó el momento de crecer la familia y mientras esperábamos a la primera niña, me aseguré de instalar tomas de corriente con tamper resistant; así eliminé el riesgo de electrocución aun cuando jueguen cerca de las tomas de corriente con objetos metálicos y puntiagudos.

También instalamos tomas de corriente falla a tierra GFCI, una en el cuarto de lavado y una en cada baño ya que, al ser zonas húmedas, existe un riesgo alto por fuga de corriente y aparatos defectuosos. Mi esposa puede usar la secadora descalza después del baño sabiendo que el GFCI interrumpirá el paso de corriente en caso de detectar falla.

Todas las explicaciones de papá cobran sentido, y aunque suene trillado debo decir que, lo más importante, es la seguridad y la inversión es mínima cuando se trata de proteger la vida de los que más quieres y tu patrimonio.

Ahora soy papá de dos niñas y puedo dejarlas jugar libremente en cualquier habitación del departamento, tranquilo, sabiendo que he realizado las adecuaciones necesarias para eliminar los riesgos eléctricos y garantizar la seguridad de mi familia y de mi hogar.

¿Y tú, los pones en riesgo?

Te invito a visitar nuestro portal de familia segura y garantizar que tus instalaciones estén en las condiciones más seguras.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)