Residencial

¿Cómo diseñar una casa inteligente preparada para el futuro?

La próxima semana, concretamente del día 21 al 23, desde Schneider Electric estaremos presentes en Rebuild 2021 en Madrid IFEMA, el evento para impulsar la transformación de la edificación.

En el evento, los principales líderes nacionales e internacionales del sector nos reuniremos para descubrir los nuevos modelos de vivienda y analizar hacia dónde va el futuro de la edificación. En este sentido, los ejes del evento -y también del sector en sí- serán: la digitalización, la sostenibilidad y la descarbonización.

En Schneider Electric lo tenemos claro: las soluciones más innovadoras para el sector residencial y de la construcción deben estar pensadas para optimizar el confort, pero también la resiliencia y la hipereficiencia del edificio y el hogar para avanzar hacia un entorno cero emisiones.

Todo esto manteniendo siempre a las personas en el centro de la estrategia y el diseño. Pero, ¿cómo se trasladan estas ideas a la realidad?

Home Office

Los diseñadores de interiores de hoy saben que nuestros hogares deben ser más versátiles que nunca.

En el pasado, el término “casa inteligente” (o ‘Smart Home’ en inglés) nos hacía pensar en lo último en tecnología y en un tipo de consumidor ‘geek’ y hambriento de aparatos, en lugar de un habitante corriente, cuya vida se complica en exceso con interruptores digitales que al final solo aumentan la ansiedad.

Sin embargo, a medida que la tecnología se vuelve más intuitiva y se integra de forma innata en nuestras vidas y hogares, el objetivo es ahora mejorar la calidad de vida tanto de las personas como del planeta.

Así, los beneficios son mucho más tangibles tanto para nuestros clientes como para los servicios que ofrecemos como diseñadores de interiores.

De hecho, la futura casa inteligente ayudará a los propietarios a controlar más fácilmente el uso de la energía, reduciendo el impacto sobre el medio ambiente y, también, las facturas.

  • Aumentar los niveles de confort de los ocupantes mediante el control de “entornos preconfigurados”.
  • Personalizar nuestros espacios en función del momento del día, la actividad y el estado de ánimo.
  • Adaptarse a la tecnología y a las funciones futuras para que nuestras casas estén preparadas para el futuro.

Entonces, ¿qué significa todo esto y cómo puedes conseguir de forma sencilla para tus proyectos y clientes  una casa inteligente preparada para el futuro?

Tomar el control

Los hogares inteligentes no sólo nos permiten elegir nuestro propio entorno, sino que también nos ayudan a entender y tomar decisiones sobre nuestro impacto en el medio ambiente en general: podemos ver cuánta energía estamos usando, podemos reducir el desperdicio apagando aparatos cuando no los necesitamos, programarlos para que usen la energía cuando es más barata o para que respondan al clima y a la estación del año.

La solución Wiser de Schneider Electric ofrece ese control simplemente a través de la app Wiser by SE en nuestro smartphone, por asistente de voz o por interruptores inteligentes (FLS).

Por ejemplo, permite controlar los splits de aire acondicionado para que se apaguen en caso de se detecte la apertura de una ventana; o programar la carga de nuestros pequeños electrodomésticos solo durante el tiempo que sea necesario para evitar despilfarros.

Y, si nos olvidamos de apagar algo antes de salir de casa, podemos hacerlo desde las aplicaciones en nuestro móvil. Esto nos permite tanto controlar nuestro uso de recursos como reducir la preocupación de dejar algo encendido por accidente.

Aumentar el confort

Desde hace tiempo se considera que influir en la calidad ambiental de un espacio en la oficina es un factor determinante de la satisfacción en el trabajo. Lo mismo ocurre en casa, donde todos tenemos diferentes necesidades y requisitos sensoriales, ya sea de iluminación, temperatura o sonido.

Ser capaz de entender los niveles y adaptarlos a las necesidades personales o familiares crea un hogar versátil. Ese control puede consistir en aumentar la temperatura durante una ola de frío o en mejorar la calidad del aire controlando los niveles de CO2, las partículas y los COV, y controlando los purificadores de aire para filtrar las toxinas. La comprensión de los datos del entorno que le rodea le permite controlar y establecer los niveles de confort con mayor facilidad.

Personalización

Uno de los aspectos creativos que más gustan de las casas inteligentes a los clientes de los diseñadores de interior de vanguardia es la posibilidad de personalizar el hogar y ajustarlo a las necesidades de sus habitantes.

Esto puede ser tan sencillo como elegir acabados sensoriales específicos para cada habitación o tener la posibilidad de crear diferentes escenas en las mismas.

Estas configuraciones pueden utilizarse para crear diferentes tipos de ambiente dentro de los mismos espacios, haciendo que cada habitación sea adaptable y responda a las necesidades cambiantes del hogar.

Los diseñadores de interiores de hoy saben que nuestros hogares deben ser más versátiles que nunca, ya que trabajamos, descansamos y nos entretenemos en los mismos espacios. Cada habitación puede servir para toda una serie de actividades a lo largo del día hasta la noche.

Por ejemplo, una buena iluminación adaptable es esencial en la cocina, donde la familia puede estar preparando la comida, comiendo, trabajando o conversando.

Además, las escenas se pueden programar de antemano, de modo que se puede establecer el modo “cocinar con amigos” o “trabajar desde casa” para garantizar que el espacio se adapte realmente a las actividades a través de un simple toque de pantalla (o mediante la activación por voz emparejada con Alexa, Google Assist o Siri de Amazon).

Del mismo modo, la sala de estar puede configurarse para adaptarse a las actividades diurnas, con una iluminación más brillante y persianas totalmente abiertas para obtener luz natural al máximo, así como ventanas operables o ventilación para un buen suministro de aire fresco. Sin embargo, al anochecer, se puede subir la calefacción, bajar la intensidad de las luces y cerrar completamente las persianas para disfrutar del ambiente en casa.

A prueba de futuro

La tecnología evoluciona constantemente y predecir lo que contendrá el hogar del futuro sigue siendo algo inalcanzable. Por eso, la adaptabilidad aumenta la resiliencia y abre oportunidades que tú, como diseñadora de interior, puedes presentar como una propuesta de valor distintiva para tus clientes.

El sistema Wiser ayuda a hacer precisamente eso gracias a su sistema escalable y actualizable que conecta los sistemas de control del hogar y ofrece el máximo control.

Los elementos inteligentes inalámbricos pueden añadirse a posteriori y de forma incremental a medida que surja la necesidad, en lugar de conectarlos a la casa. Esto significa que la tecnología ya no está fuera del alcance de muchos y que cada hogar puede elegir lo que quiere priorizar.

Además, la posibilidad de controlar nuestros entornos mediante aplicaciones del móvil significa que no es una perspectiva desalentadora aprender a utilizar una interfaz completamente nueva, ya que estamos muy familiarizados con el controlador, al utilizar nuestros teléfonos para muchas cosas en nuestras vidas cotidianas.

El hogar inteligente del futuro, sorprendentemente, ya está aquí, permitiéndonos tomar el control de nuestro uso de la energía, crear los espacios que se adapten a nuestra vida, y para mejorar la comodidad y el bienestar de la familia. Y lejos de ser aterradora y complicada, sus interfaces son aquellas con las que ya estamos familiarizados.

A medida que el mundo que nos rodea cambia, también deben hacerlo nuestros hogares, para adaptarse y mejorar la calidad de nuestras vidas y del planeta en el que vivimos. En el siguiente post, descubrirás como en Schneider Electric pensamos el futuro de las oficinas, una realidad de la que tú también puedes formar parte.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)