Residencial

El hogar del futuro: la perspectiva de un diseñador

Los Dolomitas, Tirol del Sur, Italia.

 

En la actualidad nos enfrentamos al doble desafío de la pandemia global y la crisis climática. Debemos tener presente la salud y el bienestar tanto de las personas como de nuestro planeta. Como arquitecto y diseñador de interiores, considero que tengo un rol esencial en hacer frente a estos problemas actuales y futuros a través del diseño y la investigación que realizamos en mi compañía.

Pareciera que tanto el mundo como nuestras vidas se han vuelto más inestables e impredecibles, así que creemos esencial enfocarnos en resolver los aspectos que podemos controlar. Para la mayoría de nosotros esto comienza en nuestra casa, con cada acción, decisión y compra. Desde la perspectiva de un diseñador, me he preguntado ¿Cómo es la casa del futuro?

Nuestra creciente dependencia a nuestras casas pone un enfoque mayor en que todo funcione de manera correcta y cumpla con las necesidades que tenemos tanto en salud como en bienestar, además de cumplir con nuestros requerimientos de trabajo, descanso, ejercicio y juego. Pasar más tiempo en casa se ha reflejado en un consumo mayor de energía eléctrica, resultando en tarifas mayores y un impacto más profundo tanto en nosotros como en el planeta.

Entonces, debemos reconocer que el siguiente paso es pensar en una solución que tenga en mente tanto las emisiones de carbono como al usuario, creando así un diseño sostenible; algo que nos sirva de soporte, al mismo tiempo que al mundo que nos rodea. Nuestras casas deben ser cómodas, funcionales, eficientes, flexibles y resilientes.

No es que la gente no sea consciente de la crisis climática y la necesidad de comenzar a vivir de manera más sostenible; más bien es que no saben cómo y por dónde empezar. Por el contrario, en Inglaterra el consumismo consciente está a la alza. Pinterest reporto que “sustainable living” (vida sostenible) fue el tópico más buscado en 2019 (con un incremento de 69% con respecto al año anterior) y las búsquedas de “sustainable living for beginners” (vida sostenible para principiantes) presentaron un incremento del 265%. [i] Sin embargo, no ha incrementado el uso de energía renovable en los hogares (cerca del 11% [ii]), con 49% de los entrevistados mencionando que vivir de manera sostenible es demasiado caro. Además, el 47% y 31% sienten que hay una falta de apoyo del gobierno y de los negocios respectivamente. Otras barreras incluyen “no estoy seguro cómo” (27%) y “no tengo tiempo” (16%). [iii]

Render 3D de una casa «verde» moderna.

Un acercamiento holístico al diseño de la energía, su instalación y su uso de inicio a fin es necesario, que al mismo tiempo tome en cuenta como se ve el uso de la energía del hogar y que soporte las necesidades físicas y psicológicas de los usuarios, identificando áreas de oportunidad. A través de un acercamiento que haga a nuestros clientes conscientes de los problemas a los que nos enfrentamos, ofreciendo soluciones accesibles y justificadas, considerado al diseño, podemos reducir el impacto en el medio ambiente, mejorar su salud física y mental, mejorar la calidad de vida y otras actividades dentro del hogar. Los avances en tecnologías inteligentes le están dando a los hogares la oportunidad de conocer y controlar de una manera más eficiente el uso de la energía, convirtiéndolos en “consumidores conscientes” de la misma. Tenemos la oportunidad como arquitectos y diseñadores de interiores de comunicar de manera clara los beneficios y opciones a nuestros clientes. La única manera de implementar esto es haciendo un diseño energéticamente resiliente y una renovación más simple.

Entablamos una conversación con Eduardo Oria, arquitecto y gerente de proyectos español, acerca de uno de sus más reciente proyectos: una villa de lujo en desarrollo a las afueras de Marbella, España, en la que ha logrado incorporar tecnologías inteligentes como Flamingos P38 . Una de las principales metas del proyecto era permitir a los usuarios acceso a todas las facilidades desde su Smart Phone, así que el equipo del proyecto decidió utilizar las soluciones de KNX de Schneider Electric. Así les fue posible conectar todo (persianas, luces, aires acondicionados e incluso la alberca) a un sistema de automatización del hogar. Aun mas importante, el sistema ayuda a que los inquilinos sean sostenibles, ya que destaca cuanta energía se esta gastando y dónde se está gastando. Al ser tan fácil de controlar (incluso de forma remota), no hay razón alguna para que el edificio funcione de otra manera que no sea la más económica.

A fin de cuentas, para mí todo regresa a la salud y el bienestar humano. Psicológicamente, tener más control de nuestro propio espacio es bueno para todos. Reducir nuestra huella de carbono puede ayudar a reducir el estrés causado par la eco-ansiedad, y la resiliencia energética también contribuye a disminuir el estrés de las crecientes tarifas eléctricas. Desde un punto de vista fisiológico, nuestras casas pueden estar mejor ventiladas, más calientes y mas adaptadas a nuestras necesidades físicas individuales. Creando un plan claro y simple para el qué, cuándo y cómo implementar estos cambios es crucial.

Espero que mis comentarios inspiren a crear diseños mejor informados y crear hogares que pertenezcan al futuro.

Referencias

[i] https://www.sustainability.com/globalassets/sustainability.com/thinking/pdfs/sustainability-annual-trends-2020-1.pdf

[ii] https://www.iea.org/reports/renewables-2020/renewable-heat#abstract

[iii]  Healthy_Sustainable_Living_2019_GlobeScan_Highlights.pdf

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog global de Schneider Electric por Oliver Heath.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)