Residencial

Échame un cable: Hogares más resilientes, protección eléctrica sin imprevistos ni sobretensiones

El cuadro eléctrico, como corazón de la instalación eléctrica, debe contar obligatoriamente con protección contra sobretensiones. En Schneider Electric proponemos un cuadro eléctrico 100% seguro que, además de cumplir con la normativa, garantiza la máxima continuidad del servicio de la instalación. Cuenta con interruptores automáticos, una renovada reconectadora  diferencial REDs y una protección completa contra sobretensiones.

En este nuevo artículo de Échame un Cable, la serie que publicamos especialmente para ti, profesional electricista, hemos hablado de protección contra sobretensiones con Joan Figueras y Raúl Romero, Product Managers de Home & Distribution.

Resiliencia y protección completa

Las sobretensiones de la red pueden ser transitorias o permanentes y estar provocadas por descargas atmosféricas, maniobras en la red, corte del conductor neutro, etc. Las principales diferencias entre sobretensiones transitorias y permanentes son su origen y su duración. Las transitorias son aumentos de tensión muy cortos, con una duración de microsegundos y pueden deberse principalmente a descargas eléctricas atmosféricas (rayos) o a procesos de conmutación (causados por el arranque y la interrupción de equipos eléctricos de alta potencia). En cambio, las sobretensiones permanentes se producen durante un período de tiempo más largo o incluso indeterminado, debido a una descompensación de las fases, normalmente causada por problemas de la red de distribución eléctrica, o por defectos en la conexión del conductor neutro o la rotura del mismo.

Sea cual sea su origen, una de las principales novedades en la gama Resi9 es el nuevo Combi SPU.  Este dispositivo agrupa, en un espacio reducido de tan solo 3 módulos, un interruptor automático y la protección combinada contra sobretensiones permanentes y transitorias, garantizando la protección de todos los equipos eléctricos y electrónicos de la vivienda ante cualquier tipo de sobretensión.

Existen diferentes dispositivos Combi SPU disponibles en diferentes amperajes, que oscilan entre los 16 A y los 50 A en la versión monofásica, para poder cubrir cualquier necesidad de protección, ya sea la integridad de la vivienda o un circuito específico, como el punto de recarga de un vehículo eléctrico.

La necesidad de reemplazar el ICP

Instalar Combi SPU es útil para actualizar el cuadro eléctrico a la normativa vigente, que obliga a instalar la protección contra sobretensiones. Con esta nueva versión reducida, cabe perfectamente en cuadros ya existentes, y es normalmente compatible con el reemplazo del Interruptor de Control de Potencia (ICP).

El ICP ha quedado obsoleto con la introducción de los contadores inteligentes, no siendo ni contemplada ya su instalación en el REBT, y ya se está reemplazando en muchas viviendas por el IGA con la protección contra sobretensiones Combi SPU. Su reemplazo viene provocado eminentemente por dos motivos:

  • En primer lugar, por el cumplimiento de las normativas que afectan a las instalaciones solares y los puntos de recarga de vehículo eléctrico, que deben estar protegidas contra sobretensiones, como bien lo indican las ITC-BT-40 y la ITC-BT-52 respectivamente.
  • Y, en segundo lugar, por el aumento de la potencia contratada en viviendas. Para aumentar potencia es necesario presentar el boletín eléctrico vigente o, dicho de otra manera, un boletín eléctrico de la instalación expedido durante los últimos 20 años. Por este motivo, en caso de aumentar la potencia en viviendas cuya antigüedad sea superior a los 20 años y se haya hecho una reforma eléctrica importante, es posible que el instalador homologado que expida el boletín eléctrico le requiera la actualización de la instalación con la protección contra sobretensiones.

 

 

 

 

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)