Servicios

¿Estás pensando en la actualización de tus celdas de media tensión? ¿Qué debes de considerar?

Como dice el refrán, «el tiempo es dinero», y con el costo del tiempo de inactividad aumentando a millones por hora, esto nunca ha sido más cierto. En consecuencia, la necesidad de una red eléctrica confiable, segura y fácil de mantener se ha vuelto más importante que nunca, sobre todo en términos de actualización.

Esto plantea la pregunta: ¿cuál es su estrategia para proteger sus activos y lograr la eficiencia del rendimiento durante todo el ciclo de vida de la instalación?

La modernización puede evocar instantáneamente pensamientos de demoler toda una infraestructura existente, pero puede ser más beneficioso reemplazar solo un componente crítico que reemplazar toda la instalación eléctrica con un nuevo equipo. Identificar en donde se requiere una actualización traerá más beneficios, sin duda.

Estas soluciones son generalmente más rentables y menos disruptivas que comprar equipos completamente nuevos.

¿Cómo actualizar tu infraestructura de Celdas y por qué hacerlo?

Hay varias situaciones que considerar, aquí listamos algunas:

  • Seguridad:

    Una falla eléctrica de la celda, que se puede suscitar de manera más común con equipo viejo, puede ocasionar serias lesiones y daños severos.

  • Tiempo de vida de la celda:

    De manera común, el tiempo de vida de una celda se extiende de 10 a 30 años, incluso excediendo eso en plantas nucleares (50 a 60 años). Sin embargo, los estándares de la industria y las ofertas tecnológicas están evolucionando a un ritmo más rápido. Esto reta a las compañías a modernizar un sistema anticuado mientras aseguran confiabilidad.

  • Ahorro en costos:

    Al modernizar tus celdas existentes, en lugar de reemplazarlas, puede ayudarte a ahorrar considerablemente los costos de reemplazo, así como tiempo y mano de obra.

  • Costos de mantenimiento:

    Los costos de mantenimiento, de la mano al riesgo de falla en el producto van siendo más constantes, así que naturalmente, modernizar te ayudará a disminuir esos costos de mantenimiento.

  • Disponibilidad de piezas de repuesto:

    La disponibilidad de piezas de repuesto debe ser investigada. Si estas partes no se encuentran disponibles, es momento de considerar la modernización.

  • Urgencia de Modernización:

    Lo crítico de los procesos afectados debe evaluarse y priorizarse al determinar qué debe darse una modernización.

  • Fiabilidad mejorada:

    Fiabilidad es la clave para disminuir costos y prevenir tiempos inactivos.

  • Tecnologías y capacidades mejoradas:

    La nueva tecnología brinda capacidades aumentadas, mejora en rendimiento y reduce los requerimientos de mantenimiento.

  • Monitorea el funcionamiento de tu equipo:

    Alcanza la continuidad de negocio y extiende la vida de tu equipo al monitorear el funcionamiento térmico y ambiental de tu instalación eléctrica.

  • Flujo de trabajo disruptivo:

    Tomemos en cuenta el costo y las desventajas del tiempo inactivo cuando reparamos o reemplazamos equipo. La modernización puede ser implementada en tiempo muy corto, sin afectar las etapas de producción.

  • Costos de capital:

Aunque podemos anticipar ahorro en costos en largo plazo, también es importante considerar los costos                                 substanciales que se originan en nivel de capital.

Sin duda, tomando en consideración todo lo visto, la decisión de modernizar debe ser basada bajo varias consideraciones. Es importante entender la situación actual de la instalación eléctrica y el tener una visión clara de la evolución a futuro del lugar.

Después, se debe armar un plan a corto y largo plazo, que incluya mantenimiento, modernización, monitoreo y organización, para ser implementado.

Aquí te compartimos más información sobre celdas.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)