Servicios

Cinco aspectos clave a tener en cuenta al seleccionar un mantenimiento en infraestructuras críticas

Los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) y los sistemas de refrigeración de precisión, entre otros, son esenciales para garantizar que las cargas de críticas permanezcan correctamente alimentadas y protegidas.

Sin embargo, si esos sistemas de la infraestructura crítica no reciben un mantenimiento, es posible que no desempeñen correctamente la función para la que fueron concebidos.

Por lo tanto, los programas de mantenimiento son una parte esencial del plan de operaciones de una infraestructura.

Además de minimizar el tiempo de inactividad, estos programas ayudan a que los sistemas funcionen de manera eficiente y amplíen su vida útil, reduciendo gastos operativos.

Para escoger un programa de mantenimiento, y quién debería diseñarlo y ejecutarlo, creemos que hay cinco elementos clave que se deben tener en cuenta.

Infórmese y tómete tu tiempo para receber información de cualquier proveedor potencial antes de adquirir un contrato de mantenimiento. En nuestro White paper “Attributes of an Effective Maintenance Program for Data Center Physical Infrastructure”, se analiza la importancia de los siguientes elementos:

  • Experiencia del personal de mantenimiento
  • Garantía de calidad
  • Tiempo de respuesta en las instalaciones
  • Capacidad de monitorización remota
  • Inspección completa en las instalaciones

1. Experiencia del personal de mantenimiento

El error humano es una de las principales causas de tiempo de inactividad no sólo en  los centros de datos. Si las actividades de mantenimiento no se realizan con la experiencia adecuada, pueden introducir involuntariamente defectos en los sistemas.

El personal de servicio debe estar formado por expertos en los sistemas que mantienen, recibir formación continua, estar calificados y certificados por organizaciones como OSHA, EPA, o licencias estatales locales para realizar el trabajo y estar informados y formados en todos los protocolos de seguridad.

Deben tener acceso a las herramientas y el software del proveedor, que permiten un mejor diagnóstico de los sistemas, así como a los últimos boletines de servicio de campo emitidos por los fabricantes y proveedores de sistemas que les alertan de las últimas incidencias de calidad.

Además, es importante que tengan acceso a un equipo de ingenieros de mantenimiento, ingenieros de aplicaciones y equipos de soporte técnico de diseño, en caso de que sea necesario escalar el problema.

2. Garantía de calidad

Su proveedor de servicios debe contar con procesos y procedimientos bien documentados y establecidos.   Compruebe que cuentan con elementos como procedimientos operativos estándar (SOP), métodos de procedimientos (MOP) y procesos de gestión de cambios.

Además, deben documentar su programa de formación y tener registros de las formaciones del personal, para que pueda validar que la persona o el equipo que acuda a las instalaciones está cualificado y formado.

3. Tiempo de respuesta en las instalaciones

Un importante aspecto que debe tenerse en cuenta al elegir un proveedor de servicios es la rapidez con la que pueden acudir a las instalaciones y reparar el sistema si ocurre un problema inesperado.

Algunos contratos de servicio ofrecen acuerdos de nivel de servicio (SLA), por ejemplo, con una respuesta garantizada en 4 horas para que alguien acuda a las instalaciones.

Busque a un proveedor que cumpla con un SLA que coincida con las necesidades de disponibilidad/criticidad de su aplicación.

Busque a un proveedor que cumpla con un SLA que coincida con las necesidades de disponibilidad/criticidad de su aplicación.

Es posible que los proveedores de servicios externos más pequeños no puedan ofrecer un tiempo de respuesta tan rápido, debido a sus limitados recursos y a la falta de cobertura global de servicios sobre el terreno.

Restablecer el funcionamiento del sistema lo más rápido posible también depende del diagnóstico efectivo del técnico y de la reparación correcta con piezas de repuesto, lo que está relacionado con el apartado 1 anterior.

Si no poseen la experiencia y los recursos adecuados para escalar los problemas, la tecnología de servicio puede terminar con un enfoque de prueba y error, lo que genera tiempos de resolución más largos de lo necesario, y potencialmente empeorando la situación antes de mejorarla.

4. Capacidad de monitorización remota

El mantenimiento preventivo mejora enormemente cuando es posible la monitorización digital de sus activos.

La conectividad remota ayuda a efectuar un diagnóstico más rápido de los problemas, que a veces se pueden resolver de forma totalmente remota, reduciendo el tiempo de resolución y evitando demoras por la necesidad de visita presencial del personal de servicio.

Con sistemas conectados y grandes volúmenes de datos, se pueden crear algoritmos para predecir cuándo se va a producir una potencial inactividad.

Esto permite pasar de un mantenimiento preventivo basado en revisiones periódicas, a revisiones basadas en la condición del equipamiento, en el que se minimizan las visitas a las instalaciones y solo se requiere de un técnico de servicio antes de que un fallo sea inminente.

5. Inspección completa en las instalaciones

Cuando un técnico de servicio acude a las instalaciones para llevar a cabo el mantenimiento preventivo, es crucial adoptar un enfoque integral del sistema.

Es importante que efectúe una inspección visual, de manera no invasiva, para identificar problemas potenciales, como problemas derivados de la evacuación de calor o de aislamiento eléctrico causados por la suciedad, baterías hinchadas o con fugas, etc.

Una inspección ambiental también es crucial porque el espacio circundante en el que se coloca el sistema puede tener un impacto directo en su funcionamiento y vida útil. Esto incluye elementos como la temperatura, la humedad, la calidad del aire, la calidad del agua, etc.

Por ejemplo, los climas septentrionales pueden tener que lidiar con la nieve y el hielo en las unidades exteriores; o los humidificadores pueden necesitar un mantenimiento adicional si el agua es dura y deja depósitos que podrían obstruir el sistema.

El tercer elemento de una inspección completa es la inspección eléctrica y mecánica. Su finalidad es asegurarse de que los sistemas funcionen de acuerdo con las especificaciones definidas. Busque a un proveedor de servicios que se centre en enfoques no invasivos para inspeccionar los sistemas.

La termografía por infrarrojos, por ejemplo, a través de la detección de puntos calientes es eficaz para localizar problemas en las conexiones.

Evolución del mantenimiento

A medida que las tecnologías como el análisis de datos y la inteligencia artificial (IA) se adopten más ampliamente y los sistemas críticos estén cada vez más «conectados» y sean más «inteligentes», esperamos ver un cambio del mantenimiento basado en un calendario a un mantenimiento basado en las condiciones.

El proveedor de servicios debe ser su asesor de confianza. Asegúrese de elegir uno en el que esté seguro de que ayudará a garantizar que sus sistemas funcionen como se espera hoy, pero que también tendrá la previsión y las capacidades de evolucionar a medida que las tecnologías permitan formas de mantenimiento más avanzadas y de menor riesgo.

Consulte el informe para obtener más información sobre este tema.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)