Smart Panels

Centro de Control de Motores IEC Prisma G: Garantía en seguridad y eficiencia

En la mayoría de las operaciones de edificios medianos y grandes, los motores eléctricos desempeñan un papel fundamental. Esto en cuanto a la conducción de bombas, compresores, ventiladores y otros activos de infraestructura críticos. A medida que aumenta el número de motores en los edificios, la gestión y el monitoreo de dichos activos es fundamental para evitar errores en el proceso central. Los motores también representan aproximadamente el 70 por ciento de la energía total consumida en edificios y plantas de proceso. Un centro de control de motores fijos (Prisma G) es una estrategia que vincula el control del motor y la gestión, con el objetivo de ayudar a los edificios a reducir los costos al mismo tiempo que aumenta la productividad.

¿Por qué es importante contar con un Centro de Control de Motores?

La conexión y comunicación entre el motor y el sistema de control pueden minimizar las fallas.

La falla del motor puede ser costosa, ya que puede causar paros inesperados en nuestros edificios, centros comerciales, hospitales, y generar daños al equipo y riesgo para las personas o el medio ambiente. La conexión y comunicación robusta entre el motor y el sistema de control desempeña un papel importante para minimizar las instancias de falla del motor.

La mayoría de las empresas no siguen la estrategia de integrar el control del motor y los sistemas de energía, debido a las complejidades técnicas percibidas. Sin embargo, los integradores de sistemas experimentados con conocimiento en estos dos dominios pueden ayudar a los gerentes de mantenimiento del edificio a combinar y optimizar estos sistemas, lo que ayuda a impulsar una productividad rentable.

Hablemos sobre reglas y regulaciones en el ámbito de la ingeniería eléctrica

A nivel mundial, existe una creciente demanda de empresas que aprovechan su presencia global para impulsar la eficiencia, mejorar los procesos y reducir los costos. En el ámbito de la ingeniería eléctrica, esto crea muchas complicaciones. Cada país tiene sus propias reglas, regulaciones y estándares, los cuales no necesariamente están alineados. Esto destaca la importancia de comprender y cerrar la brecha entre los estándares para diseñar y coordinar adecuadamente un sistema eléctrico.

En México y en el resto del mundo, existen dos organismos de normalización predominantes: la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) y el Instituto Nacional de Normas Americanas (ANSI).

El estándar prevaleciente en América del Norte y algunas regiones seleccionadas es el ANSI. En gran parte del resto del mundo, se mantiene IEC. Cada uno adopta un enfoque diferente para desarrollar y aprobar estándares que afectan el diseño y las pruebas de los equipos. Por ejemplo, el entorno legal y de responsabilidad en América del Norte determina algunos criterios mínimos de diseño, instalación y rendimiento, lo que lleva a que las normas ANSI estén estrechamente vinculadas con los códigos de construcción y seguridad. Esto permite que se realice cierta supervisión e inspección.

Dado que IEC es aplicable en todo el mundo, en muchos países donde las prácticas locales, los códigos y los entornos legales varían drásticamente, los estándares se basan más en el rendimiento. Algunas regiones pueden seguir requisitos más estrictos en comparación con los estándares IEC, mientras que otras solo cumplen con partes seleccionadas del estándar IEC. Ninguno de los estándares es mejor o peor, pero comprenderlas al aplicar el diseño eléctrico correcto nos aseguran y garantizan la calidad y la seguridad de las personas y equipos. Entonces, la pregunta es:

¿Qué tan seguros son los Centros de Control de Motores Fijos IEC Prisma G?

La respuesta es: totalmente seguros. Garantizamos la calidad de los tableros eléctricos de baja tensión, pruebas de dispositivos de protección, las distancias de fuga y separación, y los materiales aislantes.

Todo esto de acuerdo con los estándares de la normativa IEC 61439, la cual desglosa las pruebas de resistencia y los límites requeridos según el tipo de componente. También asegura que todo el sistema cumpla con la resistencia necesaria. El estándar hace esto al especificar detalles sobre distancias, materiales y más, incluso para componentes tan comunes como los tornillos que se utilizan para el ensamble. Seguir el estándar significa que el conjunto total tendrá un rendimiento de seguridad óptimo en todo momento.

Prisma G de Schneider Electric, por ejemplo, puede tomar hasta 100 kA por segundo. Hay un límite máximo de resistencia de corriente, que es de 187 kA. Las barras colectoras también deben soportar una prueba de falla de continuidad de servicio.

Nuestros Panel Builders tienen un conocimiento preciso sobre los diferentes parámetros de los componentes que pueden afectar el rendimiento del equipo. Por lo tanto, garantizamos Centros de Control de Motores que cumplen con los estándares de la IEC 61439 y garantizar los requerimientos de un tercero.

Como puedes ver, el Centro de Control de Motores IEC Prisma G consiste en una solución integral. Los sistemas de control de motores y energía, logran operaciones de edificios más eficientes y una reducción en el costo de mantenimiento. Conoce más sobre está solución aquí.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)