Smart Panels

Una mirada al funcionamiento del Centro de Control de Motores IEC “Prisma G”

Prisma G es un sistema de tableros de distribución y control, que asegura que las funciones eléctricas, mecánicas y de comunicación tengan una consistencia completa. En mi artículo anterior hablé sobre la importancia de contar con un Centro de Control de Motores, y sobre la garantía en eficiencia y seguridad de Prisma G. Ahora daremos un vistazo, paso a paso, a su funcionamiento.

Una oferta dedicada a la operación de arranque de motor DOL

Existen diferentes métodos para arrancar un motor de inducción. Una de las formas más simples que se utiliza es el arrancador directo en línea. Consiste en un MCCB o Interruptor, un contactor y un relé de sobrecarga para protección. Tiene un contactor muy específico que es electromagnético, y puede ser abierto por el relé de sobrecarga térmica, en caso de un accidente.

Usualmente, el contactor es controlado por diferentes botones de inicio y parada. Además se utiliza un contacto auxiliar en el contactor que se coloca a través del botón de inicio.

Inicialmente el contactor se encuentra cerrado, aplicando voltaje de línea completo hacia los devanados del motor. Entonces, el motor comienza por extraer una corriente de entrada muy alta durante un breve período de tiempo. El campo magnético en el hierro y la corriente se limitará a la corriente del rotor bloqueado que está presente en el motor.

En el siguiente paso, el motor desarrollará un rotor bloqueado y comenzará a acelerar, hasta alcanzar la velocidad máxima. A medida que vaya acelerando, la corriente comenzará a disminuir, pero no disminuirá significativamente hasta que el motor alcance una alta velocidad. Generalmente, alrededor del 85% de la velocidad síncrona. Una de las funciones del diseño de un motor es la curva de corriente de arranque y el voltaje de la terminal, que también es completamente independiente de la carga del motor.

Contactores magnéticos

La oferta de Centro de Control de Motores Fijos IEC de Schneider Electric contiene contactores magnéticos que están presentes y actúan como interruptores operados electromagnéticamente, que proporcionan un medio seguro y conveniente para conectar circuitos derivados. También usan energía electromagnética para cerrar los interruptores. El electroimán consiste en una bobina de alambre que se coloca en el núcleo de hierro.

Cuando la corriente fluye a través de la bobina, el hierro del imán se magnetiza y atrae la barra de hierro que se conoce como armadura. Cuando la interrupción de la corriente fluye a través de la bobina de alambre, hace que la armadura se caiga debido a la presencia de un espacio de aire en el circuito magnético.

Los motores magnéticos de voltaje de línea son dispositivos electromecánicos que proporcionan un medio seguro, económico y conveniente para arrancar motores y también tienen la ventaja de ser controlados de forma remota.

El objetivo principal del contactor es controlar bombas, compresores y ventiladores que utilizan motores eléctricos. Consiste en una bobina que está conectada a los devanados de voltaje y con frecuencia, para los motores monofásicos, se usan bobinas de 240 V y para bobinas trifásicas de 480V.

Relé de sobrecarga (protección contra sobrecarga)

La protección contra sobrecarga ayuda a prevenir el desgaste y a garantizar la máxima vida útil. Una sobrecarga ocasiona que el motor consuma una corriente excesiva que conduce a un sobrecalentamiento.

A medida que el aislamiento del devanado del motor se deteriora debido al sobrecalentamiento, existen límites establecidos en la temperatura de funcionamiento del motor que logran evitar situaciones como las enlistadas a continuación.

Los relés de sobrecarga pueden agruparse en tres grupos principales:

  1. Relé Térmico: Como su nombre lo indica, estos dependen del aumento de la temperatura provocado por la corriente de sobrecarga que se dispara. Esta se puede bifurcar aún más en aleación de fusión y bimetálico.
  2. Magnético: Solo reaccionan a los excesos de corriente y no se ven afectados por la temperatura.
  3. Electrónico: este tipo de relé eléctrico viene como una combinación de disparo de alta velocidad, ajuste y facilidad de instalación. Son ideales en muchas aplicaciones precisas

Todo lo anterior englobado en una solución: Prisma G

Prisma G contribuye a la seguridad de las personas, así como a la alta fiabilidad y continuidad del servicio de la instalación eléctrica. Todos sus componentes (interruptores, sistemas de barras colectoras, bloques de distribución, conexiones prefabricadas, etc.) están clasificados y coordinados para la operación conjunta. Además, todas las configuraciones de cuadro de distribución más exigentes se han probado y cumplen con la norma IEC 61439-1 y 2.

Prisma G permite la producción de cuadros de distribución optimizados, seguros y simples. Además, se puede actualizar fácilmente en cualquier momento, manteniendo su rendimiento original, gracias al diseño prefabricado y modular. Una solución que cubre todas las necesidades, disponible en todo el mundo.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)