Uncategorized

El papel fundamental de los OEM en la creación de conveying y soluciones de clasificación más ágiles

Según Fortune Business Insights, el tamaño del mercado global de sistemas de conveyors crecerá de 5,2 mil millones de dólares en 2019 a 7,4 mil millones de dólares en 2027. Esto representa una tasa compuesta anual del 4,5% durante el período contemplado. Por esta razón, los fabricantes de maquinaria -OEMs- que diseñen y construyan con éxito las máquinas que impulsarán esta expansión necesitan entender en profundidad cómo la digitalización y la pandemia mundial impactan en el sector logístico y los sistemas de conveyors.

La pandemia ha afectado a millones de vidas y ha supuesto una disrupción en los procesos habituales de miles de empresas de logística en todo el mundo. Los centros de distribución luchan por aumentar su agilidad y su resiliencia, al mismo tiempo que experimentan condiciones de trabajo poco ortodoxas y cadenas de suministro impredecibles. En este entorno, ha surgido un nuevo enfoque para seguir teniendo éxito: acelerar el impulso hacia la digitalización.

De hecho, una reciente encuesta internacional de McKinsey hecha a directivos demuestra que sus empresas «han acelerado entre tres y cuatro años la digitalización de sus operaciones internas y de sus interacciones con los clientes y con la cadena de suministro».

¿Por qué? La capacidad de automatizar las operaciones de recolección, clasificación y conveying para adaptarse mejor a la demanda ha demostrado ser una ventaja para las organizaciones en plena pandemia. Los altos directivos también reconocen que la COVID-19 no será nuestra última crisis. Las cadenas de suministro que sean suficientemente ágiles para capear las crisis imprevistas y las condiciones cambiantes del mercado serán las que se diferencien de su competencia en el futuro.

El conveying moderno reduce costes y los tiempos de entrega del proceso

Para muchas empresas logísticas, uno de los objetivos clave es la automatización total de la gestión de materiales y del desplazamiento de productos. La automatización de procesos de entrada de pedidos, el tráfico de entrada y salida de mercancías en las instalaciones de almacenamiento y distribución, la implementación de robótica y el seguimiento de envíos se consideran pasos clave hacia la digitalización de estos negocios. Para lograr estas transformaciones, las empresas de logística cuentan con sus OEMs para desarrollar soluciones de automatización que mejoren sustancialmente la eficiencia de los procesos.

Este nuevo universo que integra logística, soluciones robóticas y sistemas de automatización más abiertos creará nuevas oportunidades para la ingeniería de valor añadido. Hasta ahora, los sistemas de conveying tradicionales requerían una programación manual repetitiva y masiva, para permitir la interoperabilidad entre subsistemas heterogéneos. En estas circunstancias, las empresas de logística dudaban sobre pagar altas tarifas por trabajos que no aportaban ningún valor real. También es más probable que los usuarios finales eviten actualizar sus sistemas por los altos costes, el tiempo y los riesgos.

Sin embargo, la nueva ingeniería de automatización impulsada por software agrega valor al proceso de integración, al minimizar drásticamente las tareas manuales que aportan poco valor. Las barreras tradicionales se pueden superar promoviendo la automatización centrada en el software y en los activos, reutilizando los sistemas existentes e introduciendo una nueva generación de soluciones portátiles e interoperables “plug and produce” que son mucho menos caras de implementar. Estas soluciones optimizan la convergencia entre IT/OT y preparan el escenario para sistemas que se configuran, reparan y modernizan con mayor rapidez, y que aumentan la velocidad y la agilidad de los procesos.

Un buen ejemplo de los primeros éxitos se puede encontrar en los grandes almacenes que hay cerca de las grandes ciudades, que cuentan con unas redes amplias de conveyors o con ejércitos de robots que recogen productos de miles de contenedores para ensamblar los productos en un paquete seguro y listo para su entrega.

Las soluciones digitalizadas pick-and-place impulsan la eficiencia de los OEMs y del usuario final

A medida que las empresas logísticas buscan acelerar sus operaciones mediante el despliegue de sistemas de equipos de transporte digitalizados, los robots heredados con los que cuentan suponen una limitación en velocidad. Esta es la razón por la que los fabricantes de sistemas de conveying, como Schneider Electric, nos enfocamos en proporcionar los componentes necesarios para implementar soluciones modernas pick-and-place. Tecnologías como los robots delta (robots paralelos que constan de tres brazos conectados a juntas universales en la base), los robots cartesianos (un robot industrial cuyos tres ejes principales de control son lineales y están en ángulo recto entre sí) y robots SCARA (para operaciones de pick-and-place o ensamblaje donde se requiere mucha velocidad y precisión) dan respuesta a la necesidad de trabajar con más rapidez y precisión. Al trabajar con los OEMs para integrar en las máquinas de conveying el variador, el controlador y las partes mecánicas y del motor de estos robots, nuestros expertos ayudan a los OEMs a reducir el tiempo de entrega, y los usuarios finales se encuentran con soluciones más ágiles y adaptables.

Más información

Reconocer las tendencias e implementar innovaciones en la gestión de materiales, en el diseño de maquinaria de conveying y en los procesos de entrega, son pasos importantes para lograr una ventaja competitiva y crecer. Para más información sobre cómo la digitalización está afectando el desarrollo de maquinaria OEM en la logística, descara nuestra e-Guía «Agile OEM Approaches for Logistics Conveying and Sortation Systems«.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)