Uncategorized

¿Cómo podemos mejorar las instalaciones de un edificio modernizando el BMS?

Hoy en día, la labor de los propietarios y operadores de edificios va más allá de simplemente mantener estas instalaciones en funcionamiento: deben hacer frente a retos operativos y financieros que desafían constantemente la viabilidad de las infraestructuras.

 

Las nuevas tecnologías permiten innovar en la gestión de los edificios, modificando completamente el paradigma y obligando a cambiar la antigua percepción de que esta infraestructura es solo un “centro de costes”. Ahora todo edificio necesita cubrir nuevas necesidades y superar nuevos desafíos que le garantice su éxito de hoy y del futuro.

 

En este primer artículo de la serie Gestión de Edificios de Schneider Electric, Toni Sánchez, Product Application Engineer, nos explica cómo puedes mejorar las instalaciones de un edificio modernizando el BMS:

 

  1. En primer lugar, los edificios deben ser ciberseguros. Investigaciones recientes confirman que el 37,8% de los sistemas de gestión de edificios reciben ciberataques maliciosos. Asegurar los inmuebles donde viven y trabajan personas y responder de forma eficiente a las ciberamenazas constantes es clave en un mundo completamente digitalizado.
  2. Deben ser capaces de hacer más con menos recursos. Para evitar que los Gerentes de edificios gestionen cada vez más tecnologías y funciones y para mejorar la eficiencia operativa a un coste reducido es fundamental el uso de la automatización, que ya ha mejorado la productividad de la economía mundial en un 1,4%. Ello les ayudará a ir más allá del mantenimiento preventivo planificado y adoptar un enfoque más proactivo.
  3. Para conseguir una mayor resiliencia y eficiencia operativa de los edificios, es fundamental poder acceder y controlar a distancia los sistemas de estas infraestructuras.
gestión de edificios

Así dan respuesta los sistemas de gestión de edificios (BMS) a los retos operativos

 

Para adaptarse a los retos del futuro, los edificios deben ser más sostenibles, resistentes, hipereficientes y centrados en las personas. Y para lograrlo, deben contar con sistemas de gestión de edificios de última generación.

 

Sin embargo, es frecuente encontrar sistemas de gestión de edificios obsoletos en las infraestructuras actuales. El primer paso para garantizar que un edificio pueda adaptarse a las nueva necesidades de sus ocupantes y a las nuevas tecnologías que se van desarrollando es un BMS fuerte, fiable y preparado para el futuro, que dé respuesta a los principales desafíos operacionales como:

 

  • Reducir los costes energéticos y respaldar los objetivos de sostenibilidad. Casi el 40% de las emisiones de CO2 provienen de los edificios y más del 30% de la energía del edificio se desperdicia. Los esfuerzos en sostenibilidad se están convirtiendo en un requisito indispensable para los edificios. De este modo, la modernización del BMS es una forma de garantizar que esos esfuerzos ayuden realmente a reducir el consumo de energía en todos los sistemas operativos.
  • gestión de edificiosEl objetivo de mejorar la experiencia de los ocupantes es clave. Más allá de comodidad, los usuarios de los edificios buscan que les ofrezcan una experiencia más interactiva y atractiva para un mejor bienestar y productividad.
  • Mejorar el uso del espacio. Frente a una nueva normalidad donde el teletrabajo está cobrando protagonismo, conseguir este objetivo es fundamental mediante oficinas flexibles para adaptarse a los requisitos y usos cambiantes.

Todos estos aspectos contribuyen a mejorar los objetivos corporativos y a aumentar el bienestar de sus ocupantes, al mismo tiempo que fomentan el valor de los edificios y los hacen más atractivos para nuevas inversiones o inquilinos.

 

¿Qué características debe tener un sistema BMS para que los edificios se adapten a las exigencias y tecnologías cambiantes?

  • Cumplimiento de la normativa vigente y ciberseguridad de primer nivel.
  • Capacidad para admitir las aplicaciones y funciones más nuevas que ahorran tiempo y costes.
  • Debe ser una plataforma de integración abierta y escalable.
  • Debe ser capaz de aprovechar la computación en nube para realizar análisis y disponer de servicios digitales basados en inteligencia artificial.
  • Debe contar con una arquitectura diseñada para el acceso móvil a los datos y el control para mejorar la productividad del personal en las instalaciones y la experiencia de sus ocupantes.

 

Un sistema de gestión de edificios conforma el corazón de nuestros edificios, nuestras viviendas y nuestros espacios de trabajo. Mientras que el mundo está cambiando, se abre paso una nueva era que está transformando rápidamente los lugares donde vivimos,  trabajamos y pasamos gran parte de nuestro tiempo. Un nuevo contexto que nos lleva, sin duda, a una gestión de edificios conectada e inteligente que permita superar los desafíos que están por venir.

 


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)