Vehículo eléctrico

La protección diferencial en las instalaciones de recarga de vehículo eléctrico

¿Qué interruptor diferencial debe instalarse en una instalación de recarga de vehículos eléctrico? En el siguiente blog daremos respuesta a esta pregunta.

Según el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, en el apartado 6.1 de la ITC-BT 52 “Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos”, cada punto de conexión deberá protegerse de forma individual con un interruptor diferencial de 30 mA de tipo A. Formará parte de la instalación fija o estará incorporado en el propio punto de recarga.

Por otro lado, y según la guía de la ITC-BT 52 y la norma UNE-HD 60364-7-722 “Instalaciones eléctricas de baja tensión. Parte 7-722: Requisitos para instalaciones o emplazamientos especiales. Suministro del vehículo eléctrico”; cuando la carga de un vehículo eléctrico se realice según el modo 3 de recarga, dicho diferencial deberá ser de tipo B o alternativamente, de tipo A junto el denominado “Dispositivo de detección de corriente diferencial continua (RDC-CC)” conforme a la norma IEC 62955.

Tipos de diferenciales

Tal y como ya se explicó en el blog El interruptor diferencial de la A a la B y la F, el diferencial tipo B, según la UNE-EN 62423, protege de los efectos de fugas de corriente cuya forma de onda puede ser no sinusoidal, de frecuencias más altas que las de la tensión de suministro e incluso con componente de corriente continua alisada de hasta 10 mA.

Interruptor diferencial tipo B

Interruptor diferencial tipo B

Por otro lado, el diferencial tipo A, según la UNE-EN 61008-1, protege frente a fugas de corriente con forma de media onda sinusoidal de la misa frecuencia que la tensión de suministro, superpuestas a un valor de corriente continua de como máximo 6mA.

La recarga de un vehículo eléctrico implica la actuación de un convertidor electrónico incorporado en el vehículo (con frecuencias de conmutación superiores a la frecuencia de red), y en el modo 3 de recarga la conexión ente vehículo y punto de recarga se realiza través de un cable que no incorpora ningún dispositivo de control ni protección. Un potencial defecto de aislamiento eléctrico en el vehículo solamente puede ser protegido por el diferencial de la instalación eléctrica (puede estar incorporado en el punto de recarga) y éste debe ser capaz de funcionar con defectos de frecuencias elevadas, formas de onda variadas y componentes de corriente continua pura. Esta situación quedaría protegida por un diferencial tipo B.

EVLINK Wallbox

EVLINK Wallbox

Observar que el diferencial tipo A, con corrientes de defectos de frecuencia elevadas y por encima de una corriente continua de 6 mA superpuesta a una forma de onda continua pulsante de frecuencia de la red, podría no funcionar según norma, con lo que se hace necesario complementar esta protección con el RDC-CC.

RDC-CC complementa la protección

Este dispositivo RDC-CC, generalmente incorporado en el propio punto de recarga, tiene como función evitar que en un posible defecto que contenga una componente de corriente continua superior a 6 mA afecte a la instalación fija. En el momento en que una fuga incorpore una componente continua de entre 3 mA y 6 mA, el RDC-CC abrirá el circuito interno del punto de recarga evitando que el diferencial tipo A se vea afectado por ese defecto y que no funcione, poniendo en riesgo la seguridad de las personas.

Recordar que en una recarga en modo 2, el cable que conecta el vehículo a eléctrico con la instalación fija, incorpora un dispositivo denominado “Dispositivo de control y protección integrado en el cable para el modo de carga 2 de vehículos eléctricos de carretera (IC-CPD)” que según su norma de producto UNE-EN 62752 asegura la apertura del circuito para componentes de fuga de corriente continua superiores a 6 mA con lo que la instalación de un diferencial tipo A en la instalación fija asegura una adecuada protección contra el choque eléctrico.

Protección contra el choque eléctrico en instalaciones de recarga de vehículo eléctrico

Consecuentemente y a modo de resumen, para la correcta protección contra el choque eléctrico en instalaciones de recarga de vehículo eléctrico, deberá tenerse en cuenta su modo de carga, pudiendo sintetizarse de la siguiente manera:

Modo 2 de recarga: protección mediante diferencial de tipo A.

Modo 3 de recarga: protección mediante diferencial de tipo B o, alternativamente, diferencial de tipo A junto a un dispositivo RDC-CC.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)