Vehículo eléctrico

Échame un cable: Carga de vehículo eléctrico, normativa y todo lo que debes saber

La nueva edición de la norma internacional para los equipos de carga de vehículos eléctricos (EVCE), IEC 61851-1, ha llegado por fin a Europa. A partir del 3 de febrero de 2022, todos los cargadores de vehículos eléctricos que se vendan en Europa (28 países de la UE, más Islandia, Noruega, Suiza, Macedonia, Serbia y Turquía) deberán cumplir esta norma.

Teniendo en cuenta estas novedades, hemos invitado a Alexandra Romero, product manager de Vehículo Eléctrico (VE) de Schneider Electric, para explicarnos en este artículo de Échame un Cable por qué esta normativa es tan importante y qué significa para los clientes.

Cargadores aún más seguros, inteligentes y fiables

Empecemos explicando por qué las estaciones de carga de vehículos eléctricos deben cumplir las normas.  Hay numerosos actores en el ecosistema de la eMobility (fabricantes de VE y de estaciones de carga, operadores de carga de VE, operadores de redes, proveedores de servicios de eMobility, conductores de VE, etc). Para fomentar sistemas abiertos, seguros y escalables, es fundamental garantizar la interoperabilidad entre todos ellos, utilizando protocolos estandarizados para comunicarse. De esta manera, los vehículos eléctricos pueden cargar en los periodos más económicos o de mayor eficiencia energética.

Además, es importante destacar que la carga de los vehículos eléctricos requiere la conexión a un suministro eléctrico potente, aunque el vehículo esté situado en un entorno exterior, durante un periodo de lluvia, y sea utilizado por personas que no conocen los riesgos de la electricidad. La seguridad eléctrica es de suma importancia para evitar cortocircuitos, sobrecalentamiento o descargas eléctricas.

Para que la carga de los vehículos eléctricos sea segura, la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI) ha definido un conjunto de normas que abarcan los dispositivos de protección y las normas de instalación eléctrica. La norma 61851-1 define los aspectos fundamentales de la carga de vehículos eléctricos y contiene todos los requisitos de seguridad que cubren el EVSE, como equipo. Por lo tanto, el EVSE debe cumplir con la serie IEC 61851.

Además, el cumplimiento de la norma supone muchas mejoras en las estaciones de carga de VE, que pueden agruparse en tres áreas clave:

  1. Robustez:

Los cargadores de VE ofrecerán ahora una mayor fiabilidad en el entorno más duro gracias a las siguientes medidas:

– Pruebas de verificación adicionales según la norma IEC 61439-7, como el grado de protección, el aumento de temperatura, las distancias de separación y de fuga, la protección contra descargas eléctricas y la integridad de los circuitos de protección.

– Las pruebas IP para garantizar la protección contra la intrusión, el polvo, el contacto accidental y el agua, se realizan en productos que han sufrido golpes durante la prueba IK de resistencia mecánica. Esto garantiza productos más robustos. La edición 3 establece que un IK10 (alta resistencia) es obligatorio para el acceso no restringido.

– El contactor se somete a pruebas para cumplir con la corriente de irrupción generada por el vehículo eléctrico, tal y como exige la norma de seguridad eléctrica para VE (ISO17409).

  1. Seguridad de las personas:

Los cargadores de VE aumentarán la seguridad de las personas, al ofrecer protección contra el contacto directo e indirecto y contra el fuego, garantizando al mismo tiempo una mayor continuidad del servicio con un RCD (dispositivo de corriente residual) de 30 mA. Para alcanzar ese nivel de protección, las estaciones de carga deben utilizar un RCD de tipo B o un RCD de tipo A con RDC-CC 6mA DC. En Schneider, dado que la seguridad es nuestra máxima prioridad, ofrecemos las dos soluciones para nuestras estaciones de carga de CA de hasta 22kW.

Además, ofrecerán protección contra el acceso a las partes vivas peligrosas, ya sea mediante contactores con una separación de contactos de al menos 3 mm, o un contactor asociado a un MNx (desbloqueo de subtensión), o una toma T2 con obturador. Los cargadores EVlink ofrecen las tres opciones. iMNx es un relé de mínima tensión, independiente de la función de la tensión de alimentación, que añade un segundo nivel de seguridad positiva. El contactor y MNx proporcionan juntos una seguridad eléctrica eficiente y de redundancia total, principalmente cuando el RDC-DD está en la estación de carga.

  1. Conectividad avanzada:

Las estaciones de recarga de VE mejorarán la interoperabilidad con los VE, utilizando un protocolo de comunicación unidireccional más preciso, que permitirá opciones de gestión de la carga, como la limitación dinámica de la potencia de carga del VE. La interoperabilidad proporcionará a los usuarios de VE procesos transparentes y eficientes y una mejor experiencia de carga.

En Schneider Electric, nos enorgullece poder decir que toda nuestra oferta de EVlink ya está adaptada a la nueva normativa, y que va incluso más allá, con estaciones de carga de VE más robustas, que minimizan el tiempo de inactividad y las necesidades de mantenimiento; con la seguridad en el centro y preparadas para futuras capacidades gracias a la digitalización. Además, recientemente hemos lanzado el nuevo cargador EVlink Pro AC, con IP55 IK10 -en línea con la nueva normativa-, lo que le hace perfecto para instalaciones de interior y exterior. Pro AC permite reducir costes gracias a la integración del diferencial específico para cargadores eléctricos y el contador MID. Integra un lector de tarjetas RFID y NFC, lo que permite el acceso con diferentes usuario y posibilita el pago por smartphone.

Seguiremos nuestro camino hacia un futuro con cero emisiones con soluciones de eMobility eficientes y sostenibles para hogares, edificios y flotas.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)