Verde/Sostenibilidad

Por qué las compañías eléctricas deberían ser más sostenibles

Las compañías eléctricas ya aplican diferentes medidas para reducir su CO2. Pero, ahora, deberían seguir esforzándose en ser más sostenibles medioambientalmente, porque evitar un calentamiento global superior al 1,5°C será imposible si no se incrementa la proporción de una electricidad más limpia.

Esto se debe a que el planeta no es capaz de sostener nuestra creciente demanda energética con combustibles fósiles, sin comprometer una situación ambiental ya precaria de por sí. Por lo tanto, mejorar la sostenibilidad y aumentar el uso de las energías renovables descentralizadas es fundamental para el futuro de las compañías eléctricas.

compañías eléctricas

Se prevé que la demanda mundial de electricidad aumente en un 60% para 2040. Sin embargo, la buena noticia es que durante ese mismo período se espera que la proporción de la electricidad solar y eólica en el mundo se triplique.

Retos y oportunidades en el mercado de la energía

Las consecuencias de este cambio en el mercado de la energía suponen un nuevo nivel de complejidad -tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda del negocio de la energía- que introducirá, a la vez, retos y oportunidades. Los cambios pondrán a prueba a la industria, a medida que se desdibujen los límites entre la oferta y la demanda. Es importante señalar que un futuro sostenible y basado en las energías renovables requerirá el apoyo y la innovación de todos los actores de la energía.

En cuanto a la demanda, la complejidad proviene de la interacción con los mercados energéticos y de la necesidad de aprovechar al máximo los incentivos. Los clientes ya no son meros consumidores de energía; se han convertido en productores conscientes. De este modo, en su nuevo papel de prosumidores, quieren -y necesitan- el poder de gestionar su comportamiento energético tanto en términos de consumo como de su propia producción.  Así, desean ser capaces de controlar activamente su mix energético y encontrar beneficios en esta nueva ecuación energética, entre ellos más fiabilidad, disponibilidad, sostenibilidad, acceso a la energía y a nuevos servicios.

En el lado de la oferta, la complejidad proviene de las operaciones, la gestión, la planificación, la inversión y la estrategia.  Las eléctricas deben aprovechar las tecnologías para optimizar la planificación y las inversiones, así como la gestión de los activos y la fuerza laboral para cumplir mejor su fundamental función.

La tecnología digital para gestionar los retos actuales

Aunque este nuevo panorama suponga cierto grado de complejidad, también existen soluciones de medición para ambas partes, gracias a la tecnología digital. Estas herramientas son lo suficientemente flexibles para gestionar los retos actuales, como reflejar el estado real de la red y el intercambio de datos, y permiten prepararse para el futuro. No obstante, si bien la digitalización es una herramienta esencial para incorporar la sostenibilidad en todas las áreas del negocio, no es la solución total. Para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad y seguir siendo competitivas, las eléctricas deben aplicar, además, lo siguiente:

  • Integrar más energías renovables en todos los niveles de la red para sustituir los combustibles fósiles.
  • Comprometerse a utilizar equipos mejores y más modernos, como el innovador equipo de conmutación de media tensión sin SF6, una solución probada que sustituye el gas de efecto invernadero hexafluoruro de azufre (SF6) por aire y vacío.
  • Centrarse en aumentar la eficiencia, no sólo de la red sino también de la fuerza laboral, reduciendo su movimiento mediante un mayor uso de datos, del control en remoto y cambiando las flotas por vehículos eléctricos.

Es responsabilidad de las compañías eléctricas ayudar a cumplir los objetivos climáticos e incorporar la sostenibilidad en todos los aspectos de su negocio. La presión en este sentido proviene tanto de sus objetivos internos y de sus indicadores clave de rendimiento (KPI), como de la presión externa de los gobiernos y los responsables políticos, que tratan de evitar un escenario de calentamiento global de más de 1,5°C para 2100.

Descargue el informe Digital Grid Unleash aquí.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)