Verde/Sostenibilidad

¿Por qué transicionar a una tecnología de aire puro libre de SF6 para potenciar las operaciones de tu negocio?

Este post fue publicado originalmente en el blog global de Schneider Electric por Tifenn Perron Perruchione.

Aunque es probable que no los veas, los tableros están en todas partes. Son equipos eléctricos esenciales para la red eléctrica, para aplicaciones industriales y para edificios grandes. Más de 30 millones de unidades de tableros de distribución instalados en todo el mundo utilizan hexafluoruro de azufre (SF6), una tecnología altamente confiable.

¿Qué es SF6?

SF6 es un gas fabricado por el hombre que durante décadas ha sido ampliamente utilizado en equipos eléctricos de alta y media tensión, como tableros de distribución, como un medio aislante y de ruptura. El gas debe su popularidad a sus propiedades de aislamiento y apertura de corriente, capacidad térmica y estabilidad. También es inerte, no inflamable y completamente no tóxico en su forma pura. Y lo que es crucial para los diversos espacios reducidos en los que deben instalarse los tableros es la propiedad de aislamiento de SF6 que permite reducir significativamente el tamaño los tableros.

Suena genial, ¿no? Bueno, no exactamente. Hay algunas fuertes motivaciones para cambiar de SF6 a una nueva alternativa innovadora que utiliza sólo aire puro:

Nº 1: El aire puro es superior a un gas de efecto invernadero fuerte

SF6 tiene un potencial de calentamiento global (GWP) 23.500 veces mayor que el CO2. La medición del PCG se desarrolló para comparar los impactos del calentamiento global de diferentes gases. Es una medida relativa de la cantidad de calor que un gas de efecto invernadero envía a la atmósfera.  Específicamente, es la medida de cuánta energía absorben las emisiones de 1 tonelada de gas durante un período determinado, en relación con las emisiones de 1 tonelada de dióxido de carbono (GWP=1). Cuanto más grande sea su PCA, más calor genera el gas en la Tierra en comparación con el CO2 durante ese período. SF6 es uno de los seis tipos de gases de efecto invernadero objetivo por el Protocolo de Kyoto y la Directiva Europea 2003/87 (comercialización de derechos de emisión de efecto invernadero).

Cada interruptor de apertura en carga típico, parte de una unidad de tablero eléctrico, tiene un promedio de 1 kg de SF6 dentro. Si se liberara por error 1 kg a la atmósfera, tendría el mismo impacto ambiental que conducir un automóvil unos 200,000 kilómetros (un vehículo típico emite alrededor de 120 g de CO2 por kilómetro).

Multiplica el tiempo que ocupan 30 millones de unidades de tableros de distribución y queda claro por qué es necesario buscar una mejor alternativa al SF6.

El aire puro es el máximo reemplazo del gas de efecto invernadero. Hace que las preocupaciones sobre el PCA sean obsoletas, ya que no lo tiene. Pero más que eso, su seguridad ambiental es totalmente transparente.

Nº 2: El aire puro no requiere reciclaje

El aire puro que respiramos todos los días no requiere de ser reciclado, claramente.  No se puede decir lo mismo del SF6 u otros gases creados o generados por el hombre. Cuando una unidad de tablero eléctrico SF6 llega al final de su vida útil, idealmente el gas se recaptura, se reprocesa y se reutiliza. Si se maneja dentro de un sistema cerrado hasta el final de su ciclo de vida, la cantidad de fugas pueden evitarse considerablemente, reduciendo así su impacto ambiental. Con aire puro, no existe tal preocupación.

Desafortunadamente, el procedimiento de término del ciclo de vida del SF6 no siempre se completa y las reglas, cuando y donde existen, a menudo no se cumplen adecuadamente. El SF6, después de su uso, es considerado un residuo peligroso por algunos organismos gubernamentales debido a los subproductos tóxicos que resultan de las operaciones de ruptura actuales.

Adicionalmente, el tratamiento al final de la vida útil del SF6, u otros gases fabricados por el hombre, puede ser costoso – alrededor del 20% del precio del equipo en sí. Implica numerosos pasos, entre ellos, la recolección, recuperación y neutralización antes de reciclar o destruir el gas. Sólo los administradores de residuos peligrosos autorizados pueden manejar, transportar, reciclar o destruir gases de acuerdo con algunas reglamentaciones y normas nacionales o regionales. Usar una solución de aire puro ayuda a eliminar la necesidad de producir SF6, reduce drásticamente el impacto ambiental del tablero de distribución y evita el proceso de reciclaje al final de su vida útil.

¿Te interesan las otras 3 razones? 

Lee el white paper gratuito: 5 Razones para transicionar de SF6 a aire puro en tableros de MT.


One Response
  1. Rodolfo Ssiz

    Consulta:
    ¿Compite esta tecnología con la de vacío?
    ¿Que diferencia tienecest con el de soplsdo de aire?
    ¿Hasta que valores de tensión se ha desarrollado esto?
    ¿ Cuál es el principio de funcionamiento?
    ¿Esta disponible en el mercado hasta que tensión?
    Muchas gracuas

    Responder

Leave a Reply

  • (will not be published)