Verde/Sostenibilidad

El costo de no ser sostenible: ¿Las empresas tienen alternativas?

Este artículo fue publicado originalmente en el blog global de Schneider Electric por Amel Chadli.

La energía sostenible es esencial para mejorar y transformar nuestro presente

En 2021, Schneider Electric fue nombrado por Corporate Knights, una organización fundada en 2005 para promover y fomentar el capitalismo responsable y sostenible a nivel mundial, como la empresa más sostenible del mundo.

El premio fue el resultado del largo y profundo compromiso de la empresa con la sustentabilidad energética, y con las muchas personas en primera línea que lo hacen posible.

Como vicepresidente de Estrategia y Energía Digital para Oriente Medio y África, desempeño un papel clave en los esfuerzos de Schneider Electric para llevar la sostenibilidad energética a esta región crítica del mundo.

Amel Chadli nos comparte por qué las empresas deben actuar para ser más sostenibles

Amel Chadli, vicepresidente de Estrategia y Energía Digital para Oriente Medio y África

En esta entrevista, hablo de por qué la energía sostenible es tan importante y por qué todas las empresas e individuos necesitan ayudar.

 

¿Qué fuerzas están presionando a las empresas a ser más sostenibles? ¿Realmente tienen una opción?

No, no hay opción. El costo de no ser sostenible es demasiado alto.

Primero, se trata del impacto del cambio climático. Todos somos responsables de proteger nuestro planeta. Tenemos que limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados. El peor escenario posible es a 3 grados centígrados, y a la velocidad que vamos a alcanzar, se proyecta que sea alrededor de 2,5. Por lo tanto, todos tenemos la responsabilidad como seres humanos de proteger nuestro planeta del calentamiento global.

Entonces, la sustentabilidad se está convirtiendo en un imperativo de negocios, debido a la presión monetaria y regulatoria. Por ejemplo, si desea trabajar con el FMI o el Banco Mundial, una empresa debe ser sostenible.

En Ghana, con un fuerte impulso por la energía solar del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional, la vida de miles de ghaneses está comenzando a cambiar. El Proyecto de acceso a la energía y el desarrollo (GEDAP) de Ghana, que asciende a 220 millones de dólares, se encuentra entre los primeros programas financiados por el Banco Mundial que se centran en el acceso inclusivo a la energía renovable, a través de servicios y productos solares sin conexión a la red.

Esto apoya el objetivo de ese país, de aumentar el peso de la energía renovable en un 10% en la combinación energética nacional para el año 2030.

Por otro lado está también la presión civil. Los consumidores son más conscientes y tienden a producir de manera ecológica. En las universidades, por ejemplo, hay presión por ser sostenible para atraer a los mejores estudiantes. Se considera como una ventaja competitiva apelar a lo mejor y lo más brillante de una nueva generación de líderes.

Lo mismo para las empresas, tener un propósito significativo es clave para atraer talentos.

¿Cómo abordamos un reto tan grande?

Creemos que la electrificación y la digitalización son la receta del mundo sostenible y resiliente. Lo llamamos electricidad 4.0.

La electricidad es el mejor vector para la descarbonización porque es la fuente más ecológica de energía por un factor de 3-5. Se espera que para el 2040 llegue 6 veces más electricidad proveniente de energías renovables.

Lo digital hace que la energía sea inteligente. Hace que lo invisible sea visible e impulsa la eficiencia al reducir el desperdicio. La digitalización tiene un papel fundamental que desempeñar para reducir a la mitad nuestras emisiones en la próxima década y, al mismo tiempo, aumentar la capacidad de energía renovable a nivel mundial.

En pocas palabras, la electricidad hace que la energía sea ecológica y que la digitalización construya un futuro inteligente y sostenible. Debido a esto, net-zero se convierte en un producto derivado natural para ambos.

La buena noticia es que la tecnología que necesitamos hoy ya existe. Nuestro papel es ayudar a educar a la gente sobre esto, para que podamos acelerar colectivamente el viaje a net-zero.

El ejemplo más obvio para la electrificación son los vehículos eléctricos. Está perturbando la industria automotriz y a punto de escalar para lograr una movilidad amigable con el medio ambiente.

En el otro lado de la ecuación, esta interrupción implicará una transformación masiva en nuestras redes para acomodar la creciente demanda y la reconfiguración de los patrones de carga típicos.

La tecnología también existe al cambiar a energías renovables. Estas no son solo fuentes limpias de energía, sino que también brindan acceso a la energía meteorológica en países desarrollados o en desarrollo. Es decir, la descentralización hace que sea más conveniente abastecer cerca del punto de uso y, por lo tanto, se reducen las pérdidas en la transmisión.

Los vehículos eléctricos y las energías renovables son ejemplos de cómo se verá la red del futuro. Sin embargo, esto implicará una mayor complejidad a nuestras redes actuales, las cuales no fueron diseñadas para funcionar como tal.

Así que reitero, existe la tecnología para digitalizar la distribución eléctrica y hacer que lo invisible sea visible.

En primer lugar, la tecnología digital, como la medición y el monitoreo, nos permite ver cómo usamos nuestra energía. Los dispositivos inteligentes, las aplicaciones, el análisis y el software nos permiten ir un paso más allá e implementar la energía de manera más eficiente. Como suma de lo anterior, esto nos permite capitalizar una enorme área potencial de ahorro de energía. Tal vez sea aquí donde podamos ver las ganancias más rápidas en reducción de carbono. Ahorrar una unidad de energía es mucho más fácil que crear una.

En resumen, la tecnología ya existe para alimentar a la electricidad 4.0 para descarbonizar, descentralizar y ofrecer un mundo más eléctrico, digital y sostenible.

Todo lo que instalamos y construimos actualmente, es probable que esté aquí durante los próximos 20 años.

En Schneider Electric, conectamos los puntos entre todo para prepararnos para un mundo de electricidad que será profundamente diferente. En el lado de la demanda estamos modelando los hogares, centros de datos, infraestructura, industrias y edificios del futuro. En el lado de la oferta, configuramos la red del futuro. Conectamos los puntos entre sí.

Al conectar estos dos lados -oferta y demanda-, Schneider Electric conecta todo en todas partes.

Ha dicho que África enfrenta desafíos especiales. ¿Puede ampliarlo?

Como dijo Mia Motley, la Primera Ministra de Barbados en su vibrante discurso inaugural de la COP 26: «1,5° es lo que necesitamos para sobrevivir». La sustentabilidad no está relacionada con un continente sino con el planeta. Si no actuamos, islas como Maldivas, Fiyi, Seychelles, países en África -como Mozambique, Kenia-, en América Latina, en el Caribe y el Pacífico, desaparecerán.

África tiene la población más creciente.

Además, África no tiene el mismo nivel de infraestructura que otras regiones. La mitad de la gente no tiene acceso a la energía o a la electricidad. También es la población de más rápido crecimiento y representa el 17% de la población humana global.

Así que, se combinan todas esas cosas, y existe una gran necesidad de producir dos o cuatro veces más energía. Las personas están descubriendo que, si bien la tecnología más antigua parece más barata desde el principio, la nueva tecnología es más económica debido a su sostenibilidad.

Algunos piensan que digitalizar la red y la tecnología sustentable es nueva, llamativa y costosa tecnología, pero lo opuesto es la realidad. Es la solución rentable, pues se detienen las pérdidas innecesarias y el drenaje de recursos causados por la tecnología energética antigua. Modernizar la infraestructura es el mejor camino para impulsar de manera sostenible el crecimiento de la población de África.

¿Cómo deberían las empresas comenzar a construir una base para un futuro energético sostenible? ¿Qué cosas específicas deberían hacer ahora?

Todo comienza con la conciencia, así que lo primero que hay que hacer es tener conversaciones al respecto. No podemos controlar lo que no se cuantifica, por lo que necesitamos planes de acción específicos impulsados por el conocimiento, como el impacto de tu empresa en el planeta a partir de las emisiones de CO2. Digitalizar es clave para hacer realidad el plan. No se puede controlar el resultado sin digitalizar.

Una vez que las empresas han evaluado su impacto, pueden centrarse en cómo reducirlo. Y no son sólo empresas, somos todos nosotros. ¿Utilizamos transporte público para llegar al trabajo? ¿Conduce en vehículos eléctricos? En casa, podemos asegurarnos de apagar el agua por completo y apagar las luces en las habitaciones vacías. Para las empresas, se puede hacer a mayor escala con un control cuidadoso de las luces, ajustando la temperatura del aire acondicionado y más.

Necesitamos la mezcla correcta de voces, ambiciones y acciones para evitar la destrucción de la humanidad y seguir existiendo. Los gobiernos asignaron 9 billones de dólares para luchar contra el COVID-19 en 18 meses. Lo que se necesita para luchar contra el cambio climático son 500,000 millones de dólares por año durante las próximas 2 décadas. En la CP 26, el presupuesto asignado era de sólo 50,000 millones al año.

¿Cuál es el papel de Schneider Electric y otras empresas en la industria energética?

Es importante que en Schneider Electric demos el ejemplo. Los líderes influyen en el resto del paquete y necesitan preocuparse por el resultado en su totalidad. Junto con los esfuerzos de liderazgo de ideas, Schneider Electric toma acciones reales al proporcionar recursos para que otras empresas auditen, planifiquen y ejecuten su viaje de energía sostenible.

La sustentabilidad es nuestro compromiso. No es sólo una tendencia. Está en el ADN de nuestra empresa.

Tenemos un plan llamado Índice de Sostenibilidad de Schneider, donde comunicamos nuestros logros de sustentabilidad al mismo nivel que hablamos del desempeño financiero. La sustentabilidad no se trata sólo del cambio climático. El Índice tiene seis compromisos principales:

  1. Actúe por un mundo positivo para el clima: invirtiendo continuamente y desarrollando soluciones innovadoras que proporcionen una descarbonización inmediata y duradera de acuerdo con nuestra promesa de carbono.
  2. Ser eficiente con los recursos: comportarse de manera responsable y aprovechar al máximo la tecnología digital para preservar nuestro planeta.
  3. Estar a la altura de sus principios de confianza: al mantenernos y a nuestro alrededor a altos estándares sociales, de gobernanza y éticos.
  4. Crear igualdad de oportunidades: invirtiendo continuamente y desarrollando soluciones innovadoras que proporcionen descarbonización inmediata y duradera de acuerdo con nuestra promesa de carbono.
  5. Aprovechar el poder de todas las generaciones: invirtiendo continuamente y desarrollando soluciones innovadoras que proporcionen una descarbonización inmediata y duradera de acuerdo con nuestro compromiso de carbono.
  6. Empoderar a las comunidades locales: promoviendo iniciativas locales y permitiendo que las personas y los socios hagan realidad la sustentabilidad para todos.

¿Alguna idea final que le gustaría compartir?

La colaboración es esencial. Somos interdependientes y es muy importante que colaboremos en todo el mundo para alcanzar el éxito. No podemos ganar solos, es un problema holístico sobre nuestro planeta.

Si todos se unen con pequeños esfuerzos, lograremos grandes resultados. Te invito a conocer más sobre cómo Schneider Electric, y nuestros beneficios EcoXpert para socios comerciales, están contribuyendo a este viaje de sostenibilidad. Puedes conocer más con un vistazo a dos referencias adicionales sobre nuestro compromiso con la sostenibilidad:

  1. Noviembre de 2021 Artículo más inteligente, más ecológico y más feliz, en el que participamos con la publicación Tech For Good (páginas 8-27).
  2. Entrevista con Aimen Ab-El-Azim, líder de ventas del canal digital, Oriente Medio y África.

Nuestro objetivo es construir un mundo sostenible para las generaciones futuras. Schneider Electric está comprometido con el uso sostenible de la energía, y estamos aquí para hacerlo realidad. En nuestras iniciativas de sustentabilidad corporativa puedes explorar más al respecto.


No Responses

Leave a Reply

  • (will not be published)